Entre los principales propósitos están el fortalecer las capacidades financieras o ampliar el alcance regional mediante una asociación.

1 No me gusta0

A raíz de la pandemia, un 56% de las empresas mexicanas considera más factible participar en un proceso de fusión o adquisición. Asimismo, un 48% afirma que está en disposición de comprar, mientras que un 34% considera fusionarse.

Mientras que otro 52% indica que su motivación para adquirir un negocio antes que desarrollarlo con sus propios medios y recursos es llegar rápidamente al mercado objetivo, de acuerdo con el estudio ‘Fusiones y Adquisiciones en la nueva realidad’, de KPMG en México.

En este sentido, las organizaciones grandes que implementaron medidas para mitigar los efectos negativos de la pandemia, o que por su giro de negocio se han visto favorecidas, se encuentran en búsqueda de empresas o proyectos para continuar fortaleciéndose en el mercado.

Por su parte, los fondos de inversión, cautelosos en el periodo crítico de la pandemia, actualmente muestran gran apetito para poner a trabajar recursos en proyectos o empresas rentables, con amplias expectativas de crecimiento en los siguientes años.

 “La recuperación y el crecimiento económico crearán sinergias de dinamismo en el mercado de fusiones y adquisiciones, ya que las empresas se fortalecerán entre ellas”, asegura Gerardo Rojas, Socio Líder de Asesoría de KPMG en México y Centroamérica.

Las empresas que tienen intenciones de vender se centran en la búsqueda de sinergias que fortalezcan su  posición en el mercado mediante asociaciones con jugadores estratégicos (42%), la desinversión en negocios no rentables (42%) y la posible entrada de un socio financiero para crecer (16%).

Para Ignacio García de Presno, Socio Líder de Deal Advisory & Strategy de KPMG en México, encontrar un socio estratégico adecuado es clave en la generación de valor, para que no represente un sacrificio de participación accionaria.

“Sin duda, aunque las estrategias y perspectivas difieran entre potenciales compradores y vendedores, es de destacar el interés por las alianzas estratégicas, así como el dinamismo que comienza a tomar el mercado de fusiones y adquisiciones, tras haberse visto pausado por la pandemia”, dice el especialista en un comunicado.

 

Objetivo de una posible fusión o adquisición:

-Expansión de la empresa hacia negocios más rentables dentro del mismo mercado objetivo para cerrar brechas potenciales (33%)

-Buscar sinergias o economías de escala para ser más competitivos en el mercado (29%)

-Incrementar la participación de mercado, market share, (25%)

-Comprar en un nicho de mercado con gran potencial en el futuro (13%)

 

Adquirir un negocio, antes que desarrollarlo con sus propios medios y recursos, para:  

-Llegar rápidamente al mercado objetivo (52%)

-Anticiparse a la competencia (26%)

-Aprovechar la reputación de dicha empresa o marca en el mercado (26%)

-Participar en un mercado en el que no se tiene presencia (17%)

 

Principales propósitos de una fusión o adquisición:

-Fortalecer las capacidades financieras (48%)

-Ampliar el alcance regional mediante una asociación (38%)

-Incursionar en categorías de mercado adyacentes (24%)

-Salir del negocio mediante la venta, luego de cumplir los ciclos previstos (14%)

 

¿Cómo se integraría la compañía adquirida al negocio comprador?:

-Fusión a largo plazo, de acuerdo con las necesidades de la empresa (41%)

-Fusión del back office y capacidades técnicas; mantendrían separadas las ventas y la mercadotecnia (23%)

-Fusión 100% a corto plazo (18%)

-Se mantendría separada (18%)

 

Prioridad que se les dará a los empleados del negocio actual o a los que se incorporen como parte de la compañía adquirida durante el proceso de integración:

-Se daría prioridad al talento idóneo mediante un proceso de selección (71%)

-Se daría prioridad a ambos grupos de trabajadores (24%)

-Se daría prioridad a los colaboradores actuales (5%).