En el reporte trimestral enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, Vesta informó que durante el último trimestre de 2015, su flujo operativo tuvo un aumento de 16.7% a 15.44 millones de dólares (mdd).

Este incrementó se debió en gran medida a la modificación al plan de compensación para los altos ejecutivos, el cual no representó una salida de efectivo y no afectó al flujo operativo: “al fin de mantener las fuertes prácticas del gobierno corporativo, el Consejo de Administración aprobó un plan de compensación para los altos ejecutivos, basado en el retorno creado para los accionistas”, destacó la compañía.

Asimismo, sus ingresos crecieron 11% a 21 mdd, gracias a la llegada de clientes nuevos y de la realización de nuevos contratos.

Sin embargo, el resultado neto sufrió una pérdida de 3.5 mdd, es decir un 10% menor al mismo periodo del año previo.