Con condiciones la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) autorizó la alianza entre las dos aerolíneas. La autorización está sujeta a la aceptación y cumplimiento de medidas, como la cesión de ocho pares de slots (horarios de aterrizaje y despegue) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La solicitud de cooperación conjunta a las autoridades de Estados Unidos fue sometida ante el Departamento de Transporte de dicho país el 31 de marzo de 2015, y su resolución aún está pendiente.

El 26 de abril de 2016 el Senado de la República ratificó el Acuerdo sobre Transporte Aéreo entre México y los Estados Unidos, el cual eliminará las limitaciones respecto al número de aerolíneas que pueden volar en cada ruta entre los dos países.

Ambas empresas iniciaron los trámites para el acuerdo de colaboración en marzo del año pasado. De concretarse se crearía un 'joint venture' que incluiría una inversión de 1,500 millones de dólares, con la cual las aerolíneas buscarán competir de forma más efectiva en las rutas entre México y Estados Unidos.

Delta tiene el 4.1% de acciones en la mexicana, y una opción de adquirir un 8.1% adicional. Además, en noviembre de 2015 informó su intención de comprar hasta un 32% extra a través de una oferta pública, con lo que puede alcanzar hasta un 49% de Aeroméxico.

Delta y Aeroméxico lanzaron su primer código compartido en 1994 y ambas se convirtieron en aerolíneas fundadoras de SkyTeam en el 2000.

Actualmente, ofrecen más de cuatro mil vuelos semanales en código compartido, lo que representa más de 80 vuelos diarios ida y vuelta cruzando la frontera.