El financiamiento de la banca de desarrollo al sector privado presentó su mayor aumento desde noviembre de 2009, al pasar de 316,800 millones a  385,400 millones de pesos en un año, que representa un aumento real anual del 17.9%.

El consumo registró un alza de 23.1%, mientras que el sector vivienda presenta un 4.8% de incremento, 9.1% para el sector público federal, 2.3% para estados y municipios de y 13.1 por ciento% para el financiamiento  total de la banca de segundo piso.

El investigador de la Facultad de Economía de la UNAM, Clemente Ruiz Durán,  enfatizó que el gobierno requiere impulsar el desarrollo orientándose a la infraestructura, debido a la movilidad del financiamiento de las instituciones nacionales de crédito al sector privado.