La cartera de crédito hipotecario bancario registró en 2015 un desempeño muy positivo al finalizar con un crecimiento anual de 10.9%, de acuerdo con información de los agregados monetarios del Banco de México.

El desempeño es muy positivo considerando dos elementos, primero que la economía creció a un ritmo de 2.5% anual, lo que significa que el saldo de la cartera hipotecaria de la banca creció cuatro veces respecto a la economía; asimismo, también al comparar el desempeño con un ciclo anual previo, toda vez que en 2014 la cartera finalizó con una expansión de 6.4% anual.

Al cierre de 2015 el saldo de la cartera de crédito a la vivienda de la banca se ubicó en 583,000 millones de pesos, donde destacó el avance del crédito a la vivienda media y residencial con un repunte anual de 12.9%, en tanto que el crédito a la vivienda de interés social se contrajo 0.7 por ciento.

La competencia entre las grandes instituciones por colocar crédito hipotecario y las bajas tasas de interés siguen estimulando la expansión del crédito a la vivienda.