El saldo de la cartera de crédito hipotecario por parte de la banca inició el año 2016 con un ritmo de crecimiento acelerado, al reportar en enero una tasa de crecimiento anual de 10.1% respecto al mismo mes del 2015, de acuerdo con los agregados monetarios reportados por Banco de México.

Su tendencia muestra un ritmo de crecimiento mucho mayor al del año pasado, cuando en el mes similar de 2015 reportó un avance de 6.4% anual.

Mientras la cartera de vivienda media y residencial repuntó a un ritmo anual de 12.2%, en la vivienda de interés social se observó una contracción de 1.3% anual.

Luego de los dos ajustes a la alza que el Banco de México anunció para sus tasas de referencia de corto plazo, en el mercado se prevé el riesgo de que las tasas de interés en los productos hipotecarios eventualmente puedan también corregirse a la alza.