El saldo de cartera de crédito hipotecario de la banca creció a una tasa anual de 9.8% a febrero de 2015, un ritmo elevado considerando la situación de la economía mexicana.

Es un desempeño superior a lo observado en el mismo periodo del año 2015 cuando avanzaba a un ritmo del 6.5% anual. Sin embargo, presentó una marginal corrección respecto a lo que se presentó en enero de este mismo año cuando creció 10.1 por ciento.

A pesar de los dos ajustes que el Banco de México (Banxico) determinó en las tasas de interés durante diciembre del año pasado y en febrero del año en curso, que en conjunto sumaron 75 puntos base, el crédito hipotecario de la banca sigue en ascenso.

Hasta el momento las instituciones de crédito no han mostrado ajustes a sus respectivas tasas de interés, pero no se descarta que lo puedan hacer en el transcurso del año.