El 30% del consumo de energía eléctrica es ineficiente en oficinas y fábricas porque no adoptan los avances tecnológicos y normas de mejores prácticas corporativas, de acuerdo con información de ICA–Procobre.

La firma también señaló que en México se requiere el desarrollo de normativas para un cumplimiento más puntual de la legislación en eficiencia energética.

Y es que estudios realizados por la Agencia Internacional de Energía (IEA), estiman que implementar normas internacionales para el uso y gestión de la energía en la industria, podría generar el ahorro de hasta un 60% de su consumo a nivel mundial.

Existen controladores inteligentes que permiten un uso más eficiente de la energía: dispositivos con sensores para percibir si hay personas en una habitación o no; detector de ventanas para evitar que se use el aire acondicionado cuando estén abiertas; control de la iluminación, para impedir gastos excesivos, y el sistema del aire, el cual regula el uso de los ventiladores.

De acuerdo con el programa Energy Star, de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, apagar las luces cuando no son necesarias puede bajar los costos de iluminación hasta en un 40 por ciento.