La industria de la construcción experimentó una contracción de 1.0% anual en el mes de marzo, por lo que en el primer trimestre del 2016 finalizó con un moderado crecimiento de 2% respecto al mismo periodo del año previo, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Durante el primer trimestre del año pasado el sector experimentó un fuerte repunte a ritmo anual de 4.7%, pero a partir del segundo trimestre moderó mucho su desempeño y perdió mucha fuerza en la parte final del 2015, tendencia débil que se mantuvo en el primer trimestre del año en curso.

Durante marzo, en particular, la edificación reportó una contracción de 1.4% anual y los trabajos especializados se contrajeron a ritmo anual de 3.1%; en contraste, la obra civil fue la única con desempeño positivo al repuntar 1.5% anual.

El sector industrial sufrió los efectos de calendario por la festividad de Semana Santa, que este año coincidió en marzo y no en abril.

Sobre el futuro, analistas de Banorte-Ixe consideran que “es probable que la industria de la construcción privada continúe recuperándose gracias al mejor desempeño que ha presentado tanto el ingreso de los hogares mexicanos como a la oferta crediticia tanto a hogares como a empresas. Sin embargo, esta recuperación estará acotada gracias a la caída que ha presentado la inversión en proyectos públicos derivado del recorte realizado por el Gobierno Federal al gasto presupuestal”.