Ante la debilidad que presenta la industria de la construcción, que de enero a julio reportó una tasa de crecimiento negativa de -0.6% respecto a igual periodo del año pasado, el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO) propone una serie de medidas para impulsar a la industria.

Un análisis del CEESCO señaló que ante un frágil entorno interno y un complejo panorama externo, consideran prioritario lograr “un eficiente uso de los recursos destinados al desarrollo de infraestructura, para así poder atender las principales necesidades que se tienen en el país”.

También opinan que es necesario trabajar en forma coordinada y permanente entre los tres niveles de gobierno (federal, estatal, municipal), la iniciativa privada y todos los involucrados, para impulsar y mejorar la Infraestructura productiva.

Las acciones particulares que considera necesarias para reactivar al sector de la construcción, son las siguientes:

· Impulsar proyectos de infraestructura locales, estatales y regionales, así como a nivel federal.

· Elevar el contenido nacional de los proyectos productivos de infraestructura con inversión y coinversión pública-privada.

· Incrementar el financiamiento y garantías de la banca de desarrollo para la Industria de la Construcción.

· Explorar y fomentar los nuevos instrumentos de impulso a la infraestructura en el mercado de capitales (Fibra E, CKD´s, CERPIS) y APP´s.

Los analistas del centro opinan que dado el contexto de incertidumbre que se vive, el panorama económico luce complicado para la economía en su conjunto y para la industria de la construcción en particular, por lo que consideran necesario impulsar las medidas necesarias que estimulen o reactiven la inversión en la Industria de la Construcción.