En el Tramo 3 sigue con el suministro y tendido de materiales de pedraplén y con la construcción del paso vehicular en Chocholá.

6 No me gusta2

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) indica que continúa con los trabajos en el Tren Maya. Mencionó que en el Tramo 1 sigue con el desmantelamiento del riel y durmientes de la vía antigua. De igual manera, lleva a cabo los trabajos de terracería como la estabilización con cal y apisonada de terreno.

Mientras que para seguir con el Tramo 2 recibió 2,884 toneladas de riel nuevo. En la estructura de los trenes, los rieles sirven como base para el guiado de las ruedas, ayudan a amortiguar el peso de la carga del tren. En el Tramo 3 avanza con el suministro y tendido de materiales de pedraplén.

Y continúa con las obras de drenaje y la construcción del paso vehicular en Chocholá, en Yucatán,  que es uno de los varios que conectarán vialidades a lo largo de la ruta. En el Tramo 4 aprovecha el derecho de vía del a carretera Mérida-Cancún.

En el reporte número 39 de 157, el fondo añadió que “avanzamos con los trabajos de ampliación del cuerpo norte de la carretera 180-D de 2 a 4 carriles. Además, prosigue con el abatimiento de vía antigua y la construcción de pasos ganaderos y de fauna”.

 

Alertan de especulación de terrenos cercanos al tren

La Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano y Sustentable (Sedetus) alertó de la especulación de la tierra y fraudes inmobiliarios en varios puntos por donde pasará la ruta del Tren Maya, como en Cancún, Playa del Carmen, Tulum, Chetumal y Zona Maya.

Pues en redes sociales aumentaron el precio de los terrenos; las promociones van de los 20 mil a los 200 mil pesos por un lote de tierra, pero hasta el momento no hay definida una ruta en esta región donde Fonatur aún hace cambios en el trazo.

Jorge Rivero, subsecretario de la Secretaría de Turismo (Sedetur) de Quintana Roo, confirmó a El Sol de México que han identificado incluso la venta de nuevos desarrollos habitacionales especulando con el valor de la tierra por donde pasaría el Tren Maya y de ejidos no urbanizados.

Estos terrenos no cuentan con uso de suelo, drenaje, agua potable, electricidad y carecen del permiso para cambiar el uso del suelo, así como de la autorización en materia de impacto ambiental por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).