El polígono II cuenta con una superficie de 24 hectáreas y colinda con los ejidos Santa Ana Nextlalpan, Santiago Atocan y con terrenos de Nextlalpan.

5 No me gusta3

Cinco hectáreas que forman parte del polígono II del predio Xaltocan, del municipio de Nextlalpan, fueron cedidas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para continuar con la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en Santa Lucía, Estado de México.

Dicho terreno forma parte de los polígonos I, II y III del citado predio, los cuales fueron declarados terrenos nacionales el pasado 26 de abril de 2019. El polígono I y parte del III se declararon patrimonio de la federación y fueron cedidos por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

El polígono II cuenta con una superficie total de 24 hectáreas y colinda con los ejidos Santa Ana Nextlalpan, Santiago Atocan y con terrenos de Nextlalpan. “La superficie restante del predio Xaltocan, continuará bajo la administración de la Sedatu, toda vez que se trata de un terreno nacional”.

De acuerdo con una publicación de El Universal, Sedena solicitó al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) una superficie de cinco hectáreas del polígono II que requiere para continuar con el proyecto del AIFA.

Electricidad será producida con gas natural y diésel

El Agrupamiento de Ingenieros Militares Felipe Ángeles construye una central eléctrica de cogeneración a gas natural y diésel que producirá la electricidad demandada para la operación del AIFA; el 28 de diciembre de 2020 comenzó la edificación de la central.

La Sedena señaló que “la generación de electricidad se realizará a través de una central eléctrica basada en un sistema de cogeneración cuyos combustibles serán gas natural y diésel en el campo militar 37–D Santa Lucía”.

La terminación de obras sería el 22 de octubre de 2021 y a partir del 15 de noviembre comenzará la operación comercial de la central. Actualmente, el suministro de energía eléctrica es garantizado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con respaldo temporal proporcionado por plantas de emergencia.

Según una publicación de Forbes México, la acometida eléctrica en media tensión (23 kv) existente posee la capacidad suficiente para atender la demanda durante las actividades de preparación del sitio y construcción del aeropuerto.