El envejecimiento de la población mundial impulsará el volumen de inversión inmobiliaria global por encima del billón de dólares de aquí a 2020 frente a los 700,000 millones de dólares (mdd) registrados en 2015, afirmó un informe publicado por JLL, compañía de servicios financieros y profesionales  especializada en el sector inmobiliario.

También prevé que los inversionistas institucionales incrementen su cuota de mercado, actualmente del 20%, para responder a los requisitos de inversión de una población mundial más envejecida.

Los principales actores de esta tendencia serán los inversionistas internacionales y se espera que la actividad transfronteriza supere el 50% de las inversiones de cara a 2020, por encima de los 500,000 mdd anuales. El principal incremento estará protagonizado por los flujos de capital entre regiones.

Para David Green-Morgan, director de análisis de mercados de capitales mundiales de JLL, “De cara a 2050, el número de personas con más de 55 años superará a la población mundial total de 1950 y tendrá un profundo efecto en las inversiones inmobiliarias directas pues aumentarán más de 500%. Gran parte de estos flujos estarán impulsados por el aumento de las asignaciones de inversionistas institucionales en busca de oportunidades de mayor rendimiento”.

Hoy día la inversión inmobiliaria incluye activos vinculados a la salud, la atención a la tercera edad, las residencias de estudiantes, las promociones residenciales, la deuda inmobiliaria pública y privada y la constitución de un segmento multifamiliar más allá de EUA.

Así, el sector inmobiliario alternativo se perfila como una oportunidad en un panorama de bajas rentabilidades y volatilidad de los rendimientos. Fuente: Funds Society