A diferencia de la mayoría de los países en América Latina, quienes se dedican a la actividad inmobiliaria en los Estados Unidos requieren, de manera obligatoria, una licencia emitida por la autoridad estatal para laborar en su entidad.

Cada estado determina sus propios requisitos en cuanto a educación y experiencia necesaria en antelación a presentar el examen del estado y certificar a nuevos consultores, así como cursos obligatorios para la renovación de la licencia. El principal objetivo de la licencia es asegurar que los asesores inmobiliarios estén capacitados y tengan suficientes credenciales para representar exitosamente a sus clientes durante la compra o venta de un bien inmueble.

En Estados Unidos, después de pasar el examen del estado, cualquier consultor inmobiliario debe “colgar” su licencia con un “broker” y trabajar bajo su supervisión para poder atender clientes y cerrar operaciones de compra-venta. No hacerlo puede traer serias consecuencias, incluyendo la pérdida de la licencia recién obtenida.

El bróker, además de contar con varios años de experiencia como consultor inmobiliario, debió acreditar cursos adicionales a nivel licenciatura y no tener acción disciplinaria negativa en su historial para adquirir el derecho de presentar el examen del estado. La asignación de bróker está reservada únicamente para aquellos que cumplen todos los requisitos y aprueban dicho examen, teniendo que renovar su licencia constantemente.

Trabajar con un asesor inmobiliario en los Estados Unidos ofrece grandes ventajas, las cuales se mencionan a continuación:

· Acceso al “Network” del asesor: Un buen asesor inmobiliario ha forjado, a través de los años, un círculo de proveedores de servicios que le serán de gran ayuda antes, durante y después de la compra. Considere por ende a su asesor no sólo como la persona que le va a ayudar a comprar o vender su casa, sino también como un facilitador de servicios anexos y relacionados con su propiedad. Por ejemplo, prestamistas o “loan officers”, abogados, contadores, valuadores, inspectores de casas, especialistas en termitas, multiusos o “handyman” para reparaciones menores en la propiedad, jardineros, electricistas y plomeros son algunos de los proveedores que deben estar en el “Network” de su asesor inmobiliario.

· Recibir el 100% de las propiedades a la venta en la zona de interés, rango de precio y características deseadas: La mayoría de los mercados en los Estados Unidos cuentan con una o varias Asociaciones Locales de Asesores Inmobiliarios. Sus miembros tienen acceso al Sistema de Listados Múltiples o MLS (por sus siglas en inglés) donde se encuentran todas las propiedades a la venta en la región. Cuando un asesor inmobiliario está trabajando con un comprador, éste no solo le muestra los listados que tiene su oficina sino que le envía a su cliente el 100% de las propiedades a la venta en el mercado. El acceso a la información, junto con otros factores, ha logrado que el mercado norteamericano se vuelva cada vez más eficiente y dinámico, beneficiando a todas las partes involucradas. En México y otros países de la zona se han realizado esfuerzos considerables para replicar dicho sistema. Sin embargo, la cultura de ofrecer una cantidad limitada de listados hace que los compradores no tengan el mismo grado de lealtad y se vean en la necesidad de buscar en varias partes.

· Página Personalizada: El sistema de MLS le permite al asesor inmobiliario en los Estados Unidos enviar a sus clientes su propia "página personalizada". Esto quiere decir que el asesor cuenta con una cantidad muy grande de filtros que le permite enviar propiedades con características muy precisas, como por ejemplo, rango de precio, casas de un solo piso, numero de recamaras y baños, recamara en primer piso, zona específica de la ciudad, casa con alberca o alberca en la comunidad, año de construcción, tamaño del lote, mínimo de pies cuadrados de construcción, vista al mar, lago o campo de Golf, gasto máximo de administración mensual, entre otros, logrando ser muy específicos y facilitando a encontrar la propiedad que el cliente realmente desea comprar.

· Recibir las propiedades inmediatamente cuando salen al mercado, no unos días después: Al recibir la información directamente de su asesor, el cliente recibe de manera inmediata las nuevas propiedades que vayan saliendo al mercado que le permitirá tomar acción más rápido que los compradores que reciben sus listados de portales y que todavía no tienen a un asesor inmobiliario. En un mercado tan dinámico como el de la mayoría de las zonas urbanas de los Estados Unidos, esta ventaja puede significar la diferencia entre recibir las llaves de su nueva propiedad o seguir buscando la oportunidad indicada para comprar. Las páginas que muestran propiedades en Internet no se actualizan con la misma frecuencia y por ello es común que muestren a la venta propiedades que ya están en proceso de compra en estatus “Contingent” o “Pending”. Lo anterior es muy frustrante para los compradores ya que piensan que han encontrado una buena oportunidad solo para enterarse después que la propiedad ya no está a la venta. Dichos portales también se demoran más en enviar los listados de las propiedades.

· Ahorro de tiempo: Al trabajar con un asesor inmobiliario, el cliente ahorra muchísimo tiempo y dinero y será opcional el buscar en diferentes portales de Internet, los cuales no cuentan con la totalidad de las propiedades en el mercado, no ofrecen todos los filtros y en ocasiones muestran como disponibles propiedades que ya no están a la venta.

· El comprador NO paga los servicios de su asesor inmobiliario: Un error COLOSAL de compradores inexpertos es asumir que la representación les va a costar dinero, optando por comunicarse al número del asesor que vende la propiedad que les gusta, asumiendo que así tendrán un ahorro de dinero. Dicho asesor representa al vendedor y sus intereses antes que los del comprador.

Estas son algunas de las ventajas más importantes de trabajar con un asesor inmobiliario en los Estados Unidos. El comprador gozará de estos y más beneficios.

* El autor es CEO de Tu Casa en Estados Unidos