Según datos de la agencia Brokers, la metrópoli tiene entre principales inversionistas inmobiliarios, ocupando los primeros 5 lugares a venezolanos, brasileños, argentinos, mexicanos y colombianos. Esto debido a los bajos costos en adquisiciones de inmuebles, así como ser un punto clave en la ruta comercial hacia Europa y Asia del Sur, lo cual posiciona a Miami como puente financiero y económico en Estados Unidos, donde se ha captado el interés de la población latinoamericana.

Shaabab Karmely, fundador y director de KAR Properties, resalta la afirmación con el comparativo ejemplo entre Nueva York, Park Avenue con un precio de 70,000 dólares /metro cuadrado; mientras que Miami, One River Point se vende por 9,000 dólares destacándose por ser edificado a un lado del río Miami, lo que eleva su calidad en términos inmobiliarios.

La calidad de los inmuebles es garantía del exclusivo trabajo en diseño de Rafael Viñoly, quien se encuentra entre los 10 mejores arquitectos a nivel internacional.

Es por esto que Miami es atractivo por ofrecer propiedades de calidad y exclusividad, a costo accesible, así como por tener una buena ubicación geográfica, representando una oportunidad excelente para empresarios latinoamericanos que apuestan por primera vez en esta región.