El ajuste va desde el 11% de Ortega y Gasset al 60% en la Gran Vía, mientras que en Portal de l’Àngel es de hasta un 13%.

3 No me gusta1

De acuerdo con un informe, las rentas del retail en high street se desplomaron el año pasado en Madrid y Barcelona, las dos principales ciudades de España, debido al impacto de la pandemia.

La consultora Ascana señaló que en la capital, el ajuste de las rentas va desde el 11% en Ortega y Gasset, hasta el 60% en algunos tramos de Gran Vía.

Las renegociaciones incluyen descuentos por covid y precios de renta condicionandos a un porcentaje variable en función de las ventas.

Así, la calle Preciados registró una caída de las rentas del 17.5%, hasta los 285 euros por metro cuadrado (m2) al mes, y la disponibilidad repuntó hasta el 6.3 por ciento.

En Ortega y Gasset el precio cayó a 190 euros por m2, mientras que la disponibilidad pasó del 13.3% al 7%, ya que algunas firmas aprovecharon la crisis para posicionarse en la vía.

En Serrano, las rentas descendieron un 23%, salvo en el tramo impar, donde la elevada demanda permitió mantener estables los alquileres, reportó EjePrime.

La disponibilidad de esta calle ocurrió principalmente en el tramo par bajo, donde actualmente hay un 12% de locales disponibles y la rentabilidad de las operaciones de inversión está en 3.9 por ciento.

La Gran Vía madrileña presenta una disponibilidad por encima del 20%. La diversidad de locales y, sobre todo, la presencia de restauración hundieron las rentas a un 60%.

El impacto de la pandemia en los alquileres en otras arterias principales de la ciudad no fue menos importante: Fuencarral (-21%), Goya (-33%) y Puerta del Sol Arenal (entre el 30% y el 40%).

En Barcelona, la pérdida de inquilinos impactó a ejes como Portaferrissa-Las Ramblas o Pelayo, con una caída de las rentas de entre el 35% y el 40 por ciento.

Los alquileres en la ciudad descendieron una media del 15% en Paseo de Gracia, mientras que en la turística Las Ramblas es de hasta un 40 por ciento.

Paseo de Gracia fue el eje comercial de Barcelona menos afectado por la pandemia. Las rentas en su tramo medio más cotizado alcanzaron los 269 euros por m2 al mes, un 15% menos que antes del covid.

En Portal de l’Àngel, la que presenta los alquileres más elevados de España, las rentas recularon un 13%, hasta los 300 euros por m2 y mes. La disponibilidad en la artería llega al 8 por ciento.

Rambla Catalunya presenta caídas que van desde el 25 al 33% que, según Ascana, serán difíciles de recuperar en los próximos dos años. En la avenida Diagonal las rentas descendieron un 30 por ciento.