Los estados de Oaxaca y San Luis Potosí son las localidades en las que Femsa instalará dos parques eólicos, mismos que entrarán en operaciones hacia el 2016. Para la realización de estos proyectos, la empresa que integra la embotelladora de Coca-Cola más grande del mundo, ya tiene convenios con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para generar energías limpias que serán para uso interno en su división refresquera y en las tiendas de conveniencia Oxxo.

Aunque no se dieron a conocer los montos de inversión, Mauricio Reyes, director de Comunicación Corporativa señaló: “Produciremos más energía limpia, vamos a contaminar menos y contribuiremos a los objetivos del país en materia de cambio climático, por lo que estos desarrollos tendrán no sólo un impacto regional sino nacional”.

En este contexto, cabe señalar que en 2014, la empresa firmó un contrato de compraventa de energía para satisfacer sus necesidades de energía eléctrica, entre ellos uno para el parque eólico Ventika II, de 126 megawatts (MW), localizado en Nuevo León, a través del cual se garantizarán 350,000 Mw/h de electricidad al año.