Problemas para acceder a la zona en horas pico, la falta de transporte público así como la disminución en la construcción de más metros cuadrados le han restado atractivo a la zona, aseguran agentes inmobiliarios.

Pablo Yrizar, vicepresidente Ejecutivo de CBRE México, explicó que la disponibilidad para renta de oficinas de clase A es apenas de 4.4%,  mientras que en el resto de la ciudad es 10.5 por ciento.

Las rentas de este tipo de inmuebles se mantuvieron entre 22 y 23 dólares el metro cuadrado, en el último año y los planes para nuevos desarrollos apenas agregarán unos 220,000 metros cuadrados, destacó.

Por otro lado, en distintas zonas de la ciudad, tanto la demanda como la construcción continúan avanzando. Tal es el caso del corredor Paseo de la Reforma-Polanco, cuyas rentas van de 33 a 49 dólares y en el que se están construyendo varios edificios importantes de oficinas, como la Torre Bancomer y la Torre Reforma. Este corredor se ha convertido en competidor directo de la zona de Santa Fe.