Por su calidad de vida, la Ciudad de México no es de las mejores grandes ciudades de Latinoamérica y Norteamérica para venir a trabajar, según los rankings de Calidad de Vida 2014 de Mercer.

El Distrito Federal ocupa el lugar 122 entre 223 metrópolis evaluadas a nivel mundial por la consultora internacional de recursos humanos. Sin embargo, cabe reconocer otras ciudades del país, como Monterrey y Guadalajara, tienen una mejor posición, pero todavía inferiores al de otras metrópolis de centro y Sud América como San Juan, Santiago de Chile, Montevideo, Buenos Aires y Brasilia, explicó Sandra Huertas, consultora líder en movilidad de empleados de Mercer.

Mercer lleva a cabo anualmente su Encuesta de Calidad de Vida para apoyar a las compañías multinacionales y demás empleadores a compensar los diferenciales del nivel de vida a sus trabajadores de manera equitativa al ser transferidos al exterior.

"La inestabilidad política, los altos niveles de delincuencia y la elevada contaminación del aire constituyen algunos factores que pueden perjudicar la vida diaria de los empleados expatriados, así como la de sus familias y residentes locales. Para asegurarse de que los paquetes de compensación reflejan el entorno local de manera adecuada, los empleadores necesitan un panorama claro de la calidad de vida de las ciudades donde operan", señala Slagin Parakatil, Investigador senior de Mercer.

Viena es la ciudad con la mejor calidad de vida del mundo, según los rankings de Mercer, que además advierte un predominio de las ciudades europeas en los primeros puestos.