Paloma Silva, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda en México (CONAVI), presentó en España el Programa de Encuentro Empresarial de Oportunidades de Inversión en el sector de la vivienda en México, el cual tiene como finalidad recaba fuentes de financiamiento y recursos a nivel nacional e internacional para desarrollo y crecimiento del sector inmobiliario mexicano.

En la zona ibérica, los inversionistas españoles solo representan el 5% de participantes con el sector privado del país, siendo los principales inversores españoles BBVA Bancomer y Banco Santander, quienes tienen una activa participación en la inversión directa de México y mediante fondos de inversión; sin embargo, el programa intenta captar el interés de mayores inversionistas que inviertan en el sector, la cual representa una oportunidad de inversión macroeconómica.

Con el bono demográfico, el desarrollo inmobiliario se transforma y responde a modelos urbanísticos compactos, similares a los que se manejan en Europa. Al respecto, Paloma Silva puntualiza la necesidad de un análisis desde la perspectiva regional, urbana, barrial y arquitectónica, con la que se conduzca a la construcción de una vivienda pasiva con que se reduzca en un 100% la emisión de CO2 y el uso de ecotecnología.