El presidente de Francia, Emanuelle Macron, reaccionó rápido. Todavía no se apagaban los rescoldos del techo y la aguja de Nuestra Señora de París, cuando ya había anunciado un concurso internacional de arquitectura para el proyecto.

332 No me gusta25

El presidente de Francia, Emanuelle Macron, reaccionó rápido. Todavía no se apagaban los rescoldos del techo y la aguja de Nuestra Señora de París, cuando ya había anunciado un concurso internacional de arquitectura para el proyecto.

Alentado por los donativos millonarios de los hombres más ricos de esa nación, planificó una reconstrucción a seis años (si una refinería se puede hacer en tres, ciertamente lo logrará).

La reconstrucción de Notre Dame va a dar mucho de qué hablar. Existen desde las visiones de conservarla en ruinas como monumento a la decadencia de Occidente —y de la Iglesia Católica— hasta una contemporánea reconstrucción en cristal y acero.

El debate no será menor. Los conservacionistas querrán reconstruirla exactamente como era antes del incendio, lo que los críticos llaman “falso histórico”. Sin embargo, otros, como Norman Foster, piensan que la reconstrucción es una oportunidad extraordinaria; me imagino que esta tesis fue concebida debido al éxito que tuvo la adición de la cúpula contemporánea al Reichstag en Berlín, destruido por un incendio nunca aclarado en 1933. Por cierto, esta cúpula, terminada en 1999 sobre un edificio construido cien años antes, se ha convertido en uno de los sitios más visitados de la ciudad.

 

Real Estate,Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate México,La reconstrucción de Notre Dame a debate,¿Por qué invertir en Querétaro?, Propuesta de Vincent Callebaut Architectures.  Propuesta de Vincent Callebaut Architectures. 

 

Varios despachos de arquitectos han subido a sus páginas web propuestas de todo tipo. La mayoría harían enfurecer a los ortodoxos de la conservación.

Sin embargo, un enfoque intermedio, aplicado las convenciones internacionales en materia de restauración, propone reconstruir los elementos arquitectónicos de la misma forma, pero con diferente material o por lo menos, otro color. Esta tímida fórmula es la que aplican en México el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Si nos atenemos a la historia, paradójicamente, Notre Dame sería reconstruida de manera diferente a como se incendió. Las catedrales, más que otros edificios, han evolucionado a lo largo de los siglos. La misma aguja de Notre Dame, considerada un portento de la edificación en madera —por ello ardió de manera tan sublime— fue añadida en 1860 por el gran arquitecto y teórico francés Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc.

 

Real Estate,Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate México,La reconstrucción de Notre Dame a debate,¿Por qué invertir en Querétaro?, Otro detalle de la visión de Callebaut Architectures.  Otro detalle de la visión de Callebaut Architectures. 

 

La paradoja fue que Viollet-le-Duc estructuró las teorías de conservación de edificios que antes del siglo XIX no existían. Los edificios de todo tipo eran modificados y sustituidos por otros sin ninguna consideración a su antigüedad.

Con ese criterio (¿historicista?) el monumento debería ser reconstruido de manera diferente, añadiendo algo del genio arquitectónico del Siglo XXI a su portentosa arquitectura. Los franceses nunca han sido tímidos en relación a ello.

Por ejemplo, el Centro Georges Pompidou, creado por Renzo Piano y Richard Rodgers, añadió un gigantesco edificio de arquitectura industrial a la zona de Les Halles, uno de los barrios más tradicionales de París o la pirámide de Ieoh Ming Pei en el Museo del Louvre, que tampoco estuvo exenta de controversia. Actualmente París sería impensable sin ambos edificios.

 

Francia parece no contar con ningún proyecto urbanístico ni arquitectónico de transcendencia.

 

Faltan monumentos

Los políticos franceses tienen una tradición de perdurar a través de sus monumentos: las arriesgadas intervenciones urbanísticas del Barón Haussmann, Versalles, el Palais Royale, el propio Centro Pompidou ó Le Grande Arche (el Arco de la Defensa).

La Francia contemporánea parece no contar con ningún proyecto urbanístico ni arquitectónico de transcendencia. El humor social reflejado en las continuas manifestaciones de los “chalecos amarillos”, no parece dejar espacio para iniciativas que se pueden considerar triviales o excesivas frente a los ingentes problemas sociales que el imparable movimiento recuerda cada sábado con energía.

De hecho, Macron suspendió su discurso sobre las reformas de respuesta a la rebelión por el incendio de Notre Dame. Parte de la acertada reacción del presidente de Francia frente a la tragedia fue el anuncio del concurso internacional aunque a la fecha no está claro cómo funcionará. Lo que sí puede preverse es que tanto el proceso como los resultados serán ampliamente controvertidos.

Tal vez la casualidad le dio a Macron la oportunidad de integrarse a la estirpe constructora de los Luises, Haussmann, Pompidou y Mitterrand.  

 

Real Estate,Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate México,La reconstrucción de Notre Dame a debate,¿Por qué invertir en Querétaro?, Propuesta del estudio belga Miysis Studio. Propuesta del estudio belga Miysis Studio.
 


Texto Jorge Gamboa de Buen * Director de Desarrollo de Negocios de Fibra Danhos.

Foto: VINCENT CALLEBAUT ARCHITECTURES / urbanopolis