Construcción, Crecimiento Dinámico Hasta el 2009

La expectativa de fuerte crecimiento que generó para la industria de la construcción la presentación del Plan Nacional de Infraestructura (PNI) no se materializará durante el presente año, incluso, el crecimiento será muy inferior al previsto originalmente.

297 No me gusta28
Construcción, Crecimiento Dinámico Hasta el 2009

La expectativa de fuerte crecimiento que generó para la industria de la construcción la presentación del Plan Nacional de Infraestructura (PNI) no se materializará durante el presente año, incluso, el crecimiento será muy inferior al previsto originalmente.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) anunció que ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento para 2008, para dejarlo en 2.7 por ciento.

Al iniciar el presente año, tanto analistas como la CMIC, coincidían en que la industria de la construcción en conjunto crecería a un ritmo anual de entre 4.0 y 4.5 por ciento. Sin embargo, en el primer trimestre se mantuvo prácticamente estancada y en el segundo trimestre su crecimiento fue muy pobre. La CMIC explicó que el crecimiento de 2.7 por ciento se definió con base en el incremento del valor de la producción de las empresas constructoras, presentado por la ENEC, que fue de apenas 1.2 por ciento durante los primeros cinco meses del año en curso, así como los resultados entregados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sobre la asignación de presupuestos.

"Haciendo un ejercicio lineal, de acuerdo al presupuesto total programado para este año, 353 mil millones de pesos (mdp), a cada trimestre le corresponderían 88 mil 444 mdp". La SHCP reporta haber suministrado para finales del segundo trimestre un total de 136 mil mdp, es decir, 77.25 por ciento de lo esperado. De estos, 136 mil mdp se tienen contratados o comprometidos 119 mil mdp, un 87.5 por ciento.

"Confiando en estos porcentajes de avance que el sector ha mostrado del primer trimestre al segundo, podemos estimar que a finales de año nuestro sector crecerá un 2.7 por ciento", explicó Humberto Armenta González, presidente de la CMIC. 

Respecto al crecimiento del valor de la construcción del sector, Armenta González indicó: "Sobre los 353 mil mdp que se suministrarán para finales de este año, proyectamos que al término del 2008, 323 mil mdp estarán comprometidos, y de esta cantidad, 214 mil mdp corresponderán a obras construidas.

Y agregó: "A principios de año, la CMIC estimó un crecimiento del 4.5% para el sector de acuerdo a las condiciones que mostraba la industria en ese momento. Basándonos en los 214 mil mdp que equivaldrán a las obras terminadas a finales de este año, hemos reducido nuestra estimación a un 2.7 por ciento; cifra más conservadora pero apegada a los resultados mostrados por la industria al primer semestre y que vemos relativamente positiva tras un difícil comienzo de año", indicó.

Cabe señalar que dicho pronóstico coincide con la de algunos analistas, como la firma CAPEM, que desde meses previos pronosticó un crecimiento de 2.7 por ciento en la industria de la construcción.

Durante 2007, la industria de la construcción en conjunto creció a un ritmo del 3 por ciento; la edificación lo hizo en 3.2 por ciento; la construcción de obras de ingeniería civil u obra pesada en 3.5 por ciento, y los trabajos especializados para la construcción se contrajo en 0.1 por ciento, de acuerdo con cifras del Instituto de Geografía, Estadística e Informática (INEGI).

Sin embargo, en la primera mitad del año en curso se modificó el escenario. De acuerdo con las cifras del INEGI, la actividad de la construcción en conjunto acumuló hasta junio una tasa de crecimiento anual de 0.8 por ciento, donde la edificación avanzó a un ritmo del 0.7 por ciento, la construcción de obras de ingeniería civil u obra pesada apenas lo hizo en 0.8 por ciento y finalmente los trabajos especializados para la construcción creció en promedio 1.9 por ciento.

El economista senior del Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer, Leonardo González, afirmó que el pronóstico para todo el año que ellos publicaron es de 2.4 por ciento, pero quizá lo revisen a la baja.

La moderación venía de atrás

Leonardo González, en entrevista, señaló que "la industria de la construcción sin duda no estuvo exenta en la primera mitad del año de la moderación al ritmo de la expansión generalizada de la economía".

Recordó que el crecimiento en tasa anual de la industria de construcción pasó de 8 por ciento en 2006 a 2.8 por ciento en 2007, y en los primeros seis meses del año su crecimiento ha sido más pobre.

Por componentes, destacó que la fuerza de contracción son el petróleo y petroquímica, con una contribución negativa en la industria al crecimiento de 2007 en adelante. Como consecuencia, este componente es el que en mayor medida ha perdido la contribución de la industria.

"Caso contrario es el caso de la edificación, cuya participación pasó de 50 a 55 por ciento de la industria para este periodo. El componente de edificación se ha consolidado, sin duda alguna, como el motor de la industria de la construcción desde mediados del 2006", insistió González.

Describió el especialista de BBVA Bancomer que, a pesar de la mejor dinámica de la edificación, todos los componentes de la construcción han observado moderación en los últimos meses.

"Esta situación ya es evidente en la creación de empleos de la industria, donde la incorporación de trabajadores eventuales que representan alrededor del 55 por ciento del total del empleo del sector, ha mostrado variaciones interanuales de crecimiento negativo desde diciembre a la fecha".

Recordó que para el mes de abril, el IMSS reportó cerca de 22 mil empleos temporales, menos que en el mismo periodo del año pasado. Si bien se crearon cerca de 47 mil empleos permanentes en la industria, el saldo neto de creación es de apenas 24 mil, muy por debajo de los 58 mil trabajadores incorporados anualmente en diciembre de 2006.


Infraestructura de la Ciudad de Mexicali.



En la perspectiva para la construcción de los siguientes meses serán determinantes los avances de la obra pública anunciada en el PNI, dentro del contexto de las políticas contra-cíclicas anunciadas por la presente administración federal, para enfrentar la coyuntura adversa de la economía.

Se planteó una inversión que puede ascender a 2 mil 532 miles de millones de pesos entre 2007 y 2012. En una distribución uniforme, este monto implicaría una inversión por trimestre en torno a 106 mil millones de pesos; sin embargo, para el primer trimestre (no tenemos el dato del segundo) sólo se han ejercido solamente 10 mil millones, apuntó Leonardo González.

Los principales riesgos para la actividad económica están en la dinámica del contexto externo, tanto en la actividad económica como la magnitud y duración de las presiones inflacionarias. En el escenario central consideramos que la moderación de la economía continuará en el segundo, tercero y cuarto trimestre del año, tal como declaró el gobernador del Banco de México y, al parecer, el secretario de Hacienda.

Así es que en opinión del analista del sector, para la segunda mitad del año, el ritmo de crecimiento que pueda tener la industria de la construcción en su conjunto está supeditada a qué tanto se concreta la inversión trimestral de acuerdo con el PNI. En la primera mitad del año esta inversión estuvo detenida, apenas se llevaron a cabo las licitaciones.

Más que recursos 

El presidente de la CMIC señaló que los avances que el sector presentó al término del segundo trimestre, son una muestra de la disponibilidad y el esfuerzo que tanto el Gobierno federal, como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, han realizado para disminuir todos aquellos lastres que mantenían al sector estancado, tales como, la sobrerregulación y la falta de coordinación interinstitucional.

La CMIC realiza una serie de propuestas con las que busca impulsar la concreción de proyectos, entre las que destacan: 

- Evitar la sobrerregulación normativa dando respuesta inmediata a acciones que propicien una mayor coordinación interinstitucional respondiendo a las trabas legales para agilizar la asignación de obra.

- Crear un Padrón Único de Contratistas, a través del cual las empresas registradas podrán participar en las obras a licitarse por parte del Gobierno federal, brindando mayor certeza jurídica a las autoridades licitantes y a los ofertantes. Este padrón calificará cinco rubros: salud financiera de las empresas, historial de cumplimiento, calificación según especialidad, adopción de prácticas de responsabilidad social y contenido nacional del capital social.

- Poner en marcha un Banco de Proyectos Ejecutivos, en el que participarán empresas constructoras, desarrolladoras y financieras mexicanas como parte de este fondo, con el cual se realizarán estudios para detectar necesidades y oportunidades de obras públicas en los distintos estados de la República Mexicana. Una vez detectadas, se desarrollarán los proyectos técnicos y ejecutivos de dichas obras para ser presentados a los gobiernos estatales y de esta forma poder apalancar las obras incluidas en el Plan Nacional de Infraestructura. 

Como resultado de las iniciativas de gobierno y las propuestas de la CMIC, se espera que para el segundo semestre del año el sector de la construcción alcance un buen ritmo de crecimiento.


Transporte público Metrobus en el DF.