Consejos para comprar un inmueble

Una de las prioridades en el presupuesto de cualquier familia es adquirir un patrimonio y normalmente un inmueble, ya sea casa o departamento, es de vital importancia.

199 No me gusta5


Rodolfo A. Farias R.

Este es un paso muy importante en la economía de cualquier familia y requiere de un análisis previo antes de tomar una decisión. Por ello, este artículo tiene como objetivo transmitir esas modalidades y por lo tanto debes considerar lo siguiente como parte de tu análisis:

Si puedes acceder a un financiamiento hipotecario, estima la capacidad de pago con que cuentas. Ésta depende tus ingresos y deudas o compromisos de pago. Algunos analistas consideran que no es aconsejable destinar más de 30 por ciento de los ingresos brutos a gastos relacionados con la vivienda.

Toma en cuenta que al celebrar un contrato de crédito hipotecario o de auto-financiamiento, estarás tomando una decisión de largo plazo. Es indispensable que cuentes con la liquidez necesaria para realizar los pagos convenidos, o sufrirás las penalizaciones que las demoras en los pagos originan.

Si optas por un financiamiento para vivienda de interés social, acude a los diversos organismos federales o estatales de vivienda.

Si buscas una vivienda media o residencial, consulta los comparativos de los créditos que ofrecen los bancos y las Sofoles en la página de Condusef (www.condusef.gob.mx) o en el Infonavit.

Las disparidades entre las tasas de interés y los costos asociados al crédito que ofrecen las distintas instituciones pueden significar diferencias importantes en los pagos mensuales y el global.




Considera el monto máximo del que dispones para dar un enganche al igual que tu capacidad de pago mensual y trata de encontrar el punto justo a tu presupuesto. Si contratas un plazo muy largo, seguramente terminarán pagando un monto de intereses mayores al necesario. Si contratas un plazo muy corto, los pagos mensuales pueden representar una carga muy pesada para tu presupuesto.

Debes de tomar en cuenta las expectativas sobre la evolución de las tasas de interés para determinar qué es mejor: si tomar un crédito a tasa fija o tasa variable con tope máximo.

Si te interesa un sistema de auto-financiamiento, evalúa la alternativa de tener la disciplina de ahorrar en un fondo de inversión que te permita acumular la cantidad necesaria para un enganche.

Elije los planes que creas más convenientes para ti y solicita una cotización a las instituciones correspondientes.

La comparación de las ofertas es el último paso para tomar tu decisión. No te quedes con dudas, pregunta al ejecutivo de cada institución cualquier aspecto que no te quede claro.

En México, existen diferentes tipos de financiamiento para vivienda. Estos son:

Apoyo y financiamiento para la vivienda de interés social y económica. Destinado a impulsar la adquisición de hogares a la población de menores ingresos. En esta modalidad participan varios organismos gubernamentales, tales como Infonavit, Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), Fonhapo y Fovissste. Las Sofoles y Sofomes también participan en el segmento de interés social.

Créditos Hipotecarios privados. Principalmente para vivienda media (con un valor de hasta un millón de pesos), residencial (hasta de dos millones) y residencial plus (dos millones en adelante), es el crédito hipotecario otorgado por bancos, Sofoles y Sofomes. Actualmente, en el mercado existen muchas opciones de créditos hipotecarios y cada una ofrece sus criterios de elegibilidad. Los créditos hipotecarios toman en cuenta la edad del solicitante, sus ingresos mínimos, su antigüedad en el trabajo, referencias crediticias y su salud.

Auto-financiamiento. Se trata de un sistema de comercialización de bienes, basado en la integración de grupos de consumidores que realizan aportaciones mensuales a la cuenta de un fideicomiso. Cada mes, con el monto de las aportaciones se financia la adquisición del bien a algunos miembros del grupo, seleccionados mediante diversos mecanismos establecidos por cada empresa. Cuando todos han recibido su dinero, se cierra el grupo. Este mecanismo es similar a las populares ?tandas?.

Debes pensar muy bien tu decisión antes de optar por un auto-financiamiento, pues después de cinco días hábiles de haberse inscrito al sistema, no se puede cancelar el contrato sin la aplicación de una pena convencional, que por lo regular va de una a dos veces el valor promedio de las aportaciones realizadas. Además, las penalizaciones por retraso en los pagos son superiores a las de los créditos hipotecarios. El gobierno mexicano ha establecido reglamentaciones a este tipo de financiamiento, para asegurar que el consumidor se vea beneficiado y no se perjudique por la confusión sobre los diversos mecanismos que adopta la empresa.

Si en tu localidad se organizan ferias de vivienda, aprovecha y adquiere información de las diferentes opciones que se ofrecen. De esta forma, será más fácil hacer la comparación y determinar qué financiamiento se adapta más a su presupuesto. También, como medida preventiva, pueden consultar el portal de Profeco (www.profeco.gob.mx) para conocer sus derechos y a la vez para consultar sobre el profesionalismo del proveedor de financiamiento que te interesa.

Conoce las ventajas de una hipoteca

Un crédito hipotecario es una excelente opción para comprar tu casa propia. Conoce las opciones.

Si acostumbras ver las películas antiguas, recordarás algunos dramas en los que la familia estaba a punto de perder su casa por no poder pagar la hipoteca. Se nos quedó en la mente esa idea de que las hipotecas representan una carga económica para la familia en la que tarde o temprano amenazará la felicidad.

Todo eso sonaba muy trágico, pero la realidad es otra. En la actualidad, un crédito hipotecario es una excelente opción para comprar tu casa propia. La estabilidad económica del país, el apoyo del gobierno, los convenios entre constructoras y entidades financieras y la mayor oferta de viviendas han contribuido a que adquirir una casa a través de un crédito hipotecario sea una opción viable para casi todas las familias.

Las actuales entidades financieras te ofrecen diferentes planes en los que tienes gran variedad para escoger. Estas son capaces de presentarte una simulación del comportamiento de tu crédito a lo largo de todo el periodo del préstamo que puede ser hasta de 20 años. Este panorama ofrece mayor tranquilidad ya que el que adquiere el crédito puede predecir los incrementos a futuro de acuerdo a sus posibilidades.

Los convenios con organismos como Infonavit o Fovissste, ayudan al trabajador a contar con un apoyo económico adicional que le posibilita a adquirir una vivienda de mayor valor. Las opciones de vivienda pueden ser desde económicas hasta casas residenciales.

La mayor oferta que existe entre las entidades financieras que otorgan créditos hipotecarios, ha favorecido una mayor competencia y por lo tanto, intereses más bajos.

Haciendo un análisis comparativo entre lo que gastarás en el crédito y el pago de renta mensual durante el mismo periodo, te confirmará que un crédito hipotecario es una excelente opción para comenzar tu patrimonio.

Los requisitos no son tan complicados. Se requiere un empleo estable, tener un historial crediticio aceptable y cumplir con un rango de edad, entre otros. La ventaja adicional de estos préstamos es que el que adquiere el crédito está más protegido por contar con seguros de daños en su casa, seguro de vida y en algunos casos, seguro de desempleo.

Tienes la opción de reducir el monto del crédito o acortar el periodo del mismo al poder aportar cantidades significativas vía enganche o a través de prepagos. Esto te permitirá terminar de pagar tu hipoteca en menor tiempo o hacer pagos menores y utilizar ese dinero adicional en otros proyectos de vida.

También debes tomar en consideración que a veces, esto sucede a menudo, algunos proveedores de bienes raíces, desean pagar menos impuestos y te preguntan si la hipoteca que estás tramitando es con una Sofol (Sociedad Financiera de Objeto Limitado) o con algún banco. Cuando el trámite es por la vía bancaria usualmente estos no se prestan a declarar un menor precio que el de adquisición real, en tanto en algunas Sofoles se llega a permitir este tipo de circunstancia.

Muchas veces por esta situación, perdemos la oportunidad de quedarnos con la casa de nuestros sueños, así que pon las cosas en claro desde un principio, para evitar estos malos ratos y analiza muy bien las ofertas del mercado hipotecario.

Algo muy importante, es que los intereses reales que se pagan en una hipoteca pueden ser deducidos en la declaración anual de las personas, lo cual es un gran atractivo.

¿En dónde comprar?

Comprar una casa no es como comprar un par de zapatos. Hay factores que debes tomar muy en cuenta a la hora de elegir. Recuerda que una casa o departamento es para muchos, muchos años.

Una casa además de confortable y bonita debe ser un lugar saludable y seguro. En tu tarea de búsqueda de casa te toparás con distintas opciones y ubicaciones, pero ¿cómo saber si el entorno es saludable para tus hijos?

Lo primero que debes de tomar en cuenta es la ubicación de la casa y el ambiente que la rodea, es decir que no haya cerca descargas de industrias contaminantes o la cercanía de cables de alta tensión, repetidoras de televisión, antenas de telefonía, porque generan grandes campos electromagnéticos perjudiciales para la salud.

Lo segundo es revisar muy bien los materiales con los que está construida la casa y que sean de buena calidad. En lo posible que sean materiales naturales como piedra, yeso o madera.

Hay que asegurarse que las instalaciones eléctricas no sean muy antiguas y estén aisladas para evitar la creación de campos electromagnético.

Si la casa cuenta con sistemas de calefacción o ventilación central hay que revisar que todos los ductos estén en buenas condiciones, así como los equipos de calentamiento de agua.

El agua entubada debe de ser de cierta claridad y no precisamente que esté purificada, pero es importante conocer cómo llega el agua a esa zona y en su caso contar con sistemas de purificación.

Examina tu futuro hogar

- Asegúrate de que la construcción no esté sobre corrientes de agua subterráneas o fallas geológicas.

- Evita los lugares donde exista presencia de humedad o moho.

- El hogar debe contar con una correcta instalación eléctrica y de gas.

- Evita comprar cerca de industrias o avenidas muy transitadas.

- Si tomas en cuenta todos estos puntos en la compra de tu nueva vivienda, además de contar con un patrimonio saludable sabrás que estás haciendo una buena inversión.


Vidalta.