Con el objetivo de acortar distancias entre el Sur-Sureste y el Centro-Norte del país, se ha puesto en marcha el proyecto Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, como parte de un grupo de grandes obras para impulsar la economía de la región sur del país.

2 No me gusta0

INFRAESTRUCTURA 

 

 

 

Rafael Marín Mollinedo, director general del organismo público descentralizado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, expresó que la administración de Andrés Manuel López Obrador concentró todos sus proyectos prioritarios de infraestructura en esta zona para reactivar su economía, en virtud de que la mayor parte de la inversión histórica se ha concentrado en el Centro-Norte de la República.

En entrevista con Real Estate Market & Lifestyle, indicó que el Corredor Interoceánico tiene como objetivo principal el desarrollo integral en toda esta zona estratégica, muy codiciada en su momento por otros países, porque es la región más angosta del territorio.

Explicó que el proyecto es de mucha importancia y le precede una gran historia, toda vez que fue inaugurado desde la época de Porfirio Díaz. Salina Cruz y Coatzacoalcos no existían, se fundaron a raíz de la construcción de ambos puertos construidos por el general Díaz, y en 1907 inició operaciones el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec.

Los registros históricos indican que 60 trenes corrían diariamente en este cruce interoceánico, principalmente para llevar y traer mercancía del Pacífico hacia la costa este de los Estados Unidos pero, a raíz del inicio de operaciones del Canal de Panamá, vino a menos y se abandonó.

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Infraestructura 2020,Infraestructura,Corredor Interoceánico, detonante de desarrollo regional,  Rafael Marín Mollinedo, director general del organismo público descentralizado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.  Rafael Marín Mollinedo, director general del organismo público descentralizado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

 

El corredor consiste en volver a hacer la ruta de ferrocarril, modernizar y ampliar los puertos, así como crear al menos diez parques industriales. También incluye infraestructura carretera, gasoductos, ampliación y modernización de aeropuertos, fibra óptica y seguramente, se irán desarrollando polos urbanos.

En opinión de Marín Mollinedo, este será el proyecto de infraestructura más importante de la actual administración federal y se realizará en tres etapas, donde en la primera se incluyen trabajos en los puertos y la vía del tren.

Afirmó que el Plan Maestro del proyecto se está llevando a cabo por parte de una empresa de Singapur, pero por temas de presupuesto, el proceso de contratación se retrasó. Sin embargo, no quisieron esperar a tenerlo y avanzaron con obras que, de todos modos, tienen que llevarse a cabo.

La inversión estimada es de alrededor de 258 mil millones de pesos (mdp), sin considerar la derrama para los parques industriales y las empresas que lleguen. De dicho monto, aproximadamente 108 mil mdp se asignarán para el desarrollo de infraestructura en lo que resta del sexenio, el resto serán recursos de la Iniciativa Privada (IP). Todo ello impactará positivamente la economía de la región, sobre todo porque la industria de la construcción es un detonante inmediato de flujo económico.

 

El Corredor Multimodal Interoceánico incluye el FIT, los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, más los sistemas de transporte carretero y aéreo.

  • Combinación de diversos modos para movilizar mercancías.
  • Potencial de generación de recursos para el desarrollo.
  • Administración única e integral.
  • Marco normativo simplificado y adecuado.
  • Vinculación. a las corrientes mundiales de comercio.

 

 

La inversión estimada es de alrededor de 258 mil mdp, sin considerar la derrama para los parques industriales y las empresas que lleguen.

 

Renovar todo el ferrocarril

El directivo describió que se modernizará la vía del ferrocarril, en total se rehabilitarán aproximadamente 600 kilómetros. “La vamos a hacer toda de nuevo. Se arrancará la vieja vía y se hará nuevamente, para ello ya se licitaron cinco tramos y otro más que estamos haciendo, por lo que serían seis en total. Ya están asignados, licitados, aunque en algunos de ellos estamos pendientes por la entrega de la manifestación ambiental para poder arrancar la obra”.

Señaló, al momento de realizar la entrevista, que estaban por firmarse los contratos para que las empresas empezaran a comprar material, ya que no está disponible y hay que mandarlo a hacer; por ejemplo, el riel, los durmientes, etc., para que arranque la construcción lo más pronto posible.

Precisó que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) se obtendrá para tres tramos, en tanto en otros dos ya se otorgó la dispensa por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Desde el punto de vista de la infraestructura ferroviaria, se construirá una vía más segura, considerando que hay 70 puentes de ríos en todo el recorrido, además de permitir que los trenes tengan mayor velocidad.

Luego de las licitaciones que ya se realizaron, se ha pedido a las empresas ganadoras, como compromiso, que las obras estén terminadas el 30 de noviembre de 2020 para que se tenga todo diciembre para revisarlo. “Quisiéramos empezar a operar el tren el primer trimestre del 2021”, afirmó.

Aquí hay una gran oportunidad, porque la demanda principal de mercancías está en la costa este de Estados Unidos, y quien utilice el Corredor Interoceánico tendrá un gran ahorro considerable de tiempo en comparación con el uso del Canal de Panamá.

 

 

Modernizar puertos

Al mismo tiempo y como parte de esta primera etapa, también se modernizarán y ampliarán ambos puertos, apostando que vengan barcos para cruzar mercancía de un océano a otro, independientemente de que dicho canal o el Puerto de Long Beach estén saturados.

Actualmente, el Puerto de Salina Cruz es pequeño en cuanto a su patio para carga de contenedores, pero con el cual se va a arrancar. “Con ese podemos dar batalla. Al principio no vendrán los grandes movimientos, sin embargo, queremos abrir la ruta para que empiece a llegar la inversión”.

Se está por dar el fallo de una licitación para una escollera que se realizará en Salina Cruz, para hacer un puerto más grande y mejor equipado. Una vez terminada ésta, se hará una terminal de contenedores de 40 a 45 hectáreas (ha),  suficiente para parques industriales. “Se prevén tres años para terminar ese puerto, pero mientras arrancamos con lo que tenemos”, indicó.

Marín Mollinedo explicó  que se hará lo mismo en Coatzacoalcos. Mencionó que ahí no hay terminal o patio de contenedores, pero que se habilitará un espacio de 9 ha para una terminal de contenedores provisional; algo similar se hará en Pajaritos, pero con una terminal de 40 a 45 hectáreas. “Este año se realizarán los proyectos ejecutivos”.

Para ambos puertos, “lo más seguro es que salgamos a licitar la operación con empresas especializadas, que son las que tienen más contacto con las navieras, con la finalidad de generar suficiente carga para que estas se interesen en venir”.

 

El Corredor Interoceánico tiene como objetivo principal el desarrollo integra de la región Sur-Sureste de México.

 

Segunda etapa

El titular del proyecto argumentó que otro de los objetivos principales es la instalación de un corredor de diez parques industriales para detonar más inversión y generar empleos; al instalarlos, vendrán empresas que cuenten con una conexión expedita en cualquier parte del mundo. Por ello el esfuerzo de generar esta ruta productiva y comercial.

El objetivo particular es que los espacios industriales tengan diferentes vocaciones; por ejemplo, en la localidad de Matías Romero (Oaxaca) lo más factible sería la agroindustria. Independientemente de esto, diversos tipos de empresas pueden instalarse en el corredor. Otro ejemplo puede ser el de una compañía que quiera fabricar motocicletas, traer desde Asia materia prima y utilizar otra parte de México para que se integre.

También, “hay interés por parte de las maquinadoras en instalarse en el corredor del Istmo, porque una de las ventajas que les vamos a ofrecer es darles incentivos fiscales, ese es el atractivo y también lo hacemos con el fin de que venga la inversión a esta zona”.

Agregó que “el optimismo que tenemos de que esto va a caminar bien, es el impuesto elevado que impuso el gobierno de Estados Unidos a los productos chinos, con ello muchas empresas instaladas en China, que no son de ese país, están buscando dónde instalarse para poder seguir exportando al país americano, y qué mejor que en México, que tenemos un tratado de libre comercio con ellos”.

Describió que, con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), se está haciendo una lista de todas las empresas americanas instaladas en China, para hablar y convencerles de venir al Istmo de Tehuantepec.

Sobre el proyecto de los corredores industriales, reconoció que ya hay interés por parte de diversas desarrolladoras en participar. Ya tienen localizados los terrenos y están en el proceso de adquisición; una vez cumplidos todos los requisitos, saldrán a licitarlos para que los desarrolladores de parques industriales se queden con ellos y ellos mismos traigan empresas al país. Un atractivo será a través de incentivos fiscales durante un tiempo determinado para los participantes.

Como se trata de un concepto de desarrollo integral, que impacta a 79 municipios –46 de Oaxaca y 33 de Veracruz–, se llevarán a cabo programas para el desarrollo agrícola, ganadero sustentable, pesquero; entre otros proyectos agrarios, junto con pequeñas y medianas empresas.

Asimismo, Marín Mollinedo describió que se contempla la construcción de un gasoducto, que es una premisa para que haya desarrollo industrial. A pesar de esto, aún se está a la expectativa de la propuesta que empresarios le manifestaron al presidente; sin embargo, en el caso de que no se pueda materializar la inversión privada para este, el gobierno federal lo llevará a cabo.

La construcción del gasoducto tomaría de dos a tres años y se instalaría desde Jáltipan, Veracruz, hasta Salina Cruz en Oaxaca, con una conexión hasta Tapachula, Chiapas, que iría a la par con el desarrollo del Triángulo del Norte de Centroamérica. De esta forma, se apoyará a los países centroamericanos para llevarles gas natural.

Finalmente, la segunda etapa también contempla la posibilidad de transportar petróleo crudo a través del Istmo de Tehuantepec. Describió que hay una demanda muy importante de empresas que transportan crudo, “y cruzarlo por esta zona sería el mayor negocio que pudiéramos hacer. Estamos en el proceso de hablar con empresas que han manifestado su interés”.

La zona cuenta con dos oleoductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), uno de 30 y otro de 48 pulgadas, el primero lo está cediendo Pemex al organismo para cruzar petróleo por el Istmo. “Si logramos cruzarlo, les vamos a ahorrar 26 días de travesía a los grandes barcos”, toda vez que por sus dimensiones (hasta dos millones de barriles), para llevar petróleo de Texas a Asia, no pueden cruzar por el Canal de Panamá y tienen que dar la vuelta hasta el cabo de Nueva Esperanza, o por el Estrecho de Magallanes; “este es también un proyecto interoceánico de petróleo”.

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Infraestructura 2020,Infraestructura,Corredor Interoceánico, detonante de desarrollo regional, Puerto Coatzacoalcos. Puerto Coatzacoalcos.

 

 

Ferrocarril

  1. Abatimiento de pendientes y corrección de curvas.
  2. Mantenimiento.
  3. Derecho de paso regional.

 

Puertos

  1. Ampliar infraestructura de Coatzacoalcos: nueva terminal de contenedores; fortalecer equipamiento.
  2. Modernizar Puerto de Salina Cruz: Terminal de usos múltiples y dragado.

 

Carreteras

  1. Concluir carretera Mitla-Tehuantepec.
  2. Circuito Transístmico: Modernizar carretera, ampliación troncal y libramientos en Palomares y Matías Romero.

 

Aeropuertos

Consolidar la red aeroportuaria para transporte de carga: Minatitlán e Ixtepec.

 

Infraestructura productiva

  1. Impulsar diez Polos de Innovación y Desarrollo para el Bienestar.
  1. Apoyar diversificación y fortalecimiento de estructura productiva.

 

Infraestructura productiva

  1. Mejoramiento de la conectividad digital: Acceso a internet y telefonía celular.
  2. Asegurar el abastecimiento de gas para impulsar el sector industrial.

 

Plataforma para el desarrollo social

  1. Fortalecimiento de infraestructura educativa: Escuelas y universidades.
  2. Impulso a la investigación y desarrollo tecnológico: Ecosistema de innovación.
  3. Desarrollar infraestructura energética: Fuentes no renovables.
  4. Impulsar programas públicos de salud, educación y alimentación.
  5. Fortalecer infraestructura de servicios públicos: Agua luz, energía, drenaje y desechos sólidos.
  6. Fortalecer infraestructura de vivienda y equipamiento urbano.
  7. Minimizar impactos del programa sobre el capital natural.

 

La industria de la construcción es un detonante inmediato de flujo económico.

 

Tercera etapa

Sobre la última etapa del Corredor Interoceánico, Rafael Marín Mollinedo explicó que será hasta que ya estén los parques listos para operar, cuando invertirán todos los ingresos que tengan en programas sociales, apoyo a la agricultura, desarrollo de vivienda y en todos los servicios básicos que hagan falta.

Además, proyectan una autopista de cuatro carriles en el Istmo, que será clave en la medida que los parques se desarrollen. Actualmente opera una carretera que sería insuficiente.

También se contempla modernizar y ampliar los aeropuertos de Minatitlán e Ixtepec, para que puedan dar servicio de carga y atender la demanda que van a generar todas las empresas.

Indicó que dependiendo de los resultados que arroje el Plan Maestro, vendría todo lo que tenga que ver con vivienda, hoteles; es decir, toda la infraestructura de servicios que faltan para darle satisfacción a la demanda que se va a generar.

“Todas las dependencias de gobierno están alineadas con este proyecto, hay una instrucción del presidente de que todos nos apoyen y la verdad es que nos han facilitado las cosas”, afirmó.

Para finalizar, señaló que se debe “tener confianza en que este proyecto va a salir adelante, va a generar un buen desarrollo en el Istmo de Tehuantepec y que los empresarios pueden ganar dinero si invierten en esta región, la cual es una zona nueva”. 

 


Texto:Ricardo Vázquez

Foto: MARIO RAMIREZ / sct