El Tren Maya va más allá de promover el flujo de turistas y mercancías en la zona, ya que también pretende detonar comunidades sustentables en su ruta y generar un gran impacto económico.

56 No me gusta0

INFRAESTRUCTURA

 

El director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, platicó con Real Estate Market & Lifestyle sobre el concepto del proyecto, la inversión; y expuso también sus puntos de vista sobre los retos que enfrenta, el impacto económico, entre otros. En particular, destacó que pretenden que la obra sea un ejemplo de planificación y operación para que, en un futuro, se replique a otras regiones y países.

 

 

Real Estate Market & Lifestyle (RE): ¿En qué consiste el proyecto del Tren Maya? 

Rogelio Jiménez Pons (RJP): El Tren Maya es un proyecto integral que busca generar un desarrollo sustentable en una región que históricamente ha sido marginalizada. No se trata solo de un transporte que conectará eficientemente las ciudades de la península para mover personas y productos, también es una oportunidad de atender los principales retos regionales de acceso a la salud, educación y servicios básicos.

Queremos hacer crecer el turismo de la región, pero no buscamos replicar el modelo de Cancún; buscamos crear comunidades sustentables en la ruta y llevar los reflectores a sitios de gran interés histórico y cultural. Cada una está adaptada a las necesidades y la cultura de las comunidades locales. Estamos diseñando Planes Maestros alrededor de cada una de las 18 estaciones, con esto, pretendemos prever a futuro, gestionando el crecimiento urbano para evitar cambios de uso de suelo irregulares, deforestación y la especulación inmobiliaria.

Este es el modelo de desarrollo urbano que se privilegia en los países más desarrollados: Ciudades limpias, compactas y conectadas. Queremos que el Tren Maya sea un ejemplo de planificación y operación para replicarse en un futuro dentro y fuera de México.

 

RE: ¿Cuánta inversión requerirá el proyecto y cómo será financiada?

RJP: Actualmente, el proyecto del Tren Maya, –es decir la infraestructura férrea, material rodante y obras complementarias–, será financiado principalmente por inversión pública y se calcula un monto aproximado de 140 mil millones de pesos. Posteriormente, otros proyectos de infraestructura, como las estaciones, podrán ser financiados de manera privada o bajo un esquema compuesto.

 

RE: ¿Cómo será la participación de la Iniciativa Privada en el proyecto?

RJP: En esta etapa aún se está definiendo el esquema que se implementará en los Polos de Desarrollo. Se contempla la idea de un fideicomiso para que el estado mantenga la rectoría del proyecto, pueda ordenar a las distintas fuentes de inversión y administrar el fideicomiso para beneficio de todos, incluyendo en la propiedad de estos instrumentos a los dueños de la tierra.

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Infraestructura 2020,Infraestructura,Tren Maya, proyecto integral de desarrollo, El Tren Maya como detonante turístico. El Tren Maya como detonante turístico.

 

Tren Maya, características generales

Pasará por cinco estados: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Ruta de 1,460 km, 18 estaciones.

Servicios de transporte para pasajeros locales, turistas y carga.

Velocidades máximas de 160 km/h para pasajeros y 120 km/h para carga.

 

La obra busca crear comunidades sustentables en la ruta y llevar los reflectores a sitios de gran interés histórico y cultural.

 

RE: ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta? ¿Quizá el tema ambiental? 

RJP: El Tren Maya no representa una amenaza para la ecología de la región, por el contrario, es su principal aliado. La sola construcción del proyecto supone una mejora a las condiciones actuales de degradación ambiental. ¿Por qué? Porque después de décadas de impactos ambientales no controlados, desde la roza y quema, la industria henequenera y la explotación turística basada en el automóvil, no se han implementado medidas que permitan la recuperación de los ecosistemas regionales.

Bajo este contexto, el Tren Maya está comprometido a implementar una serie de acciones de prevención, control y mitigación de sus impactos medioambientales. Es tal nuestro compromiso, que controlaremos los impactos no atendidos de los derechos de vía sobre los que pasará el tren.

Actualmente, sin proyecto, hay degradación y fragmentación de ecosistemas; por ejemplo, se atropellan jaguares en las autopistas de la región. Para mitigar y revertir esta situación, construiremos pasos de fauna y flora para que eso acabe y se empiecen a reconectar los ecosistemas regionales.

Además, el tren de pasajeros y carga es el medio de transporte más eficiente, lo que nos permitirá disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. En todo este proceso de diseño, construcción y su eventual operación somos acompañados por la Semarnat.

 

RE: ¿El Plan Maestro está terminado?

RJP: El Tren Maya recorrerá cerca de mil 500 kilómetros. Para su construcción y operación requerimos de una escala nunca antes vista de planeación y análisis. Por los límites temporales del sexenio y el compromiso del señor presidente, avanzamos sin detenernos.

Ya tenemos las licitaciones corriendo, tenemos los análisis costo-beneficio que requiere la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tenemos un proceso de consulta con pueblos originarios sin precedente, en escala y magnitud, tenemos los planes integrados de impacto ambiental más extensos de la historia. Todo al mismo tiempo y gestionado por un equipo experto. El tren avanza.

 

 

Servicio del Tren Maya

Transporte de pasajeros
Reducir tiempos de traslado y crear un puente entre las comunidades.

Transporte turístico
Atraer a un mayor número de visitantes con estancias más largas.

Transporte de carga
Impulsará el transporte de mercancías por la vía férrea para reducir la carga actual que existe sobre las carreteras.

 

RE: ¿Cómo elegirán a los proveedores?

RJP: Todos los procesos de compra se están haciendo bajo la regulación en la materia. Para los estudios férreos trabajamos con Steer Davies, la ingeniería básica la realizó Senermex; actualmente la construcción de tres tramos está en licitación y esperemos inicie el 30 de abril de este año.

En  cuanto a las empresas, buscamos principalmente experiencia; aquellas empresas nacionales, extranjeras o consorcios que garanticen un saber técnico que asegure el buen funcionamiento del proyecto.

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Infraestructura 2020,Infraestructura,Tren Maya, proyecto integral de desarrollo, Es una oportunidad de atender los principales retos de la región sur. Es una oportunidad de atender los principales retos de la región sur.

 

RE: ¿Cuál será el impacto económico del proyecto; solo será en incremento de turismo a la región?

RJP: El impacto será en toda la economía regional. Queremos distribuir la derrama económica del turismo desde la zona de Cancún-Riviera Maya hacía toda la península. Estamos proyectando que la derrama aumentará hasta 8% para el 2023, y el número de turistas en 3% anual de aquí al 2052. Los días turista también aumentarán, pues las nuevas oportunidades de turismo expandirán el tiempo promedio de vacaciones.

Un transporte de carga más eficiente generará oportunidades para los productos de la región en el mercado nacional. El tren aumentará en un 72% la velocidad de transporte en comparación con lo que tarda actualmente la línea del Mayab. Esperamos que los alimentos y el material de construcción sean los principales componentes de este transporte, lo que reduciría sus costos.

Además, la mejora en conectividad entre las ciudades supone una mejora en las condiciones de acceso a servicios escolares y de salud de especialidad, así como nuevas oportunidades laborales para la población local. 

 

Real Estate,Real Estate Market &Lifestyle,Real Estate México,Infraestructura 2020,Infraestructura,Tren Maya, proyecto integral de desarrollo, Su construcción supone una mejora a las condiciones actuales de degradación ambiental. Su construcción supone una mejora a las condiciones actuales de degradación ambiental.

 

“Este es el modelo de desarrollo urbano que se privilegia en los países más desarrollados: Ciudades limpias, compactas y conectadas”.

 


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: FONATUR