Desarrolladoras de vivienda buen 2006 y mejor expectativa para 2007

Ni campañas políticas, conflicto postelectoral, incertidumbre ni otro elemento de índole interno fueron impedimentos para sostener el buen desempeño de las empresas desarrolladoras de vivienda a lo largo del 2006 y que mejoren sus expectativas para 2007.

115 No me gusta24

Con base en los resultados al tercer trimestre 2006 presentados por las empresas desarrolladoras de vivienda que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los especialistas consideran que el sector inmobiliario mexicano superó favorablemente la coyuntura electoral que se presentó en nuestro país en los últimos meses y reafirman que el mismo tendrá un buen desempeño en el 2007.


|AGV

La buena inercia del mercado, fundamentado en las condiciones adecuadas de financiamiento individual, tanto de los organismos públicos como de la banca y Sofoles, empujaron el buen desempeño de las empresas que construyen vivienda en sus diversos segmentos.

Hoy, una vez superado el fenómeno electoral y la situación política postelectoral, ahora las empresas están a la expectativa de iniciar un nuevo sexenio con nuevos bríos y mejores expectativas.

“El desempeño de la compañía no fue afectado negativamente por la incertidumbre derivada de la elección presidencial”, resaltó David Sánchez-Tembleque, director de Desarrolladora Homex, en su presentación de resultados a la BMV.

Para Eugenio López Garza, director senior de financiamiento estructurado en Fitch Ratings, el desarrollo de la vivienda no se vio afectado por la coyuntura electoral, porque las bases para superar la transición política estaban dadas, además de que no se esperan cambios en las estrategias públicas y privadas para el sector.

 “Existió un cambio estructural que se dio en los últimos años, tanto en el marco normativo como en el mercado de financiamiento, lo que sentó los pilares para el fuerte crecimiento de la vivienda que estamos viviendo hoy, lo que se reflejó en los resultados de las empresas desarrolladoras al tercer trimestre del 2006 y permiten afirmar que la tendencia para el sector es positiva”, declaró el directivo.

Por su parte, Carlos González Tavares, especialista del sector en Ixe, Casa de Bolsa, declaró que las empresas del sector vivienda reportaron buenos resultados en el periodo de julio a septiembre 2006 al continuar creciendo a tasas de doble dígito y se espera que mantengan esta tendencia para el 2007, porque Felipe Calderón, presidente electo de México, ha señalado que continuará apoyando a los sectores de vivienda e infraestructura durante su mandato.

“Se habían hecho muchos esfuerzos para que el ritmo de crecimiento de la vivienda no fuera afectado por el cambio de administración, afortunadamente se logró y el tema de las elecciones no tuvo impacto, es el primer paso transexenal en la vivienda, ahora el reto es que no se frene el financiamiento”, señaló el especialista.

Andrés Besanilla, analista del sector en la Casa de Bolsa Valores Mexicanos, opinó que la pasada situación electoral provocó un ligero estancamiento en las ventas de la vivienda residencial media y alta, mientras que las correspondientes al sector de interés social mantuvieron su ritmo, porque las instituciones gubernamentales siguieron con el otorgamiento de facilidades a fin de cumplir las metas establecidas.

“Después del resultado electoral existe mucho optimismo en el sector porque es mucho más ambicioso el plan de Calderón que el de Fox”, acotó Besanilla.

González Tavares indicó que el sector vivienda es uno de los más favorecidos por la administración actual, presenta elementos fundamentales que lo hacen atractivo y con potencial de crecimiento por los siguientes factores: leyes en favor del sector, déficit de más de cinco millones de viviendas a nivel nacional, crecimiento estimado para los próximos cinco años cercanos a 14 por ciento, mayor participación de bancos y Sofoles en el financiamiento al sector con mejores esquemas de financiamiento, tasas de interés cada vez más competitivas, incentivos fiscales y la creciente bursatilización de créditos.

En este sentido es de señalar que en los últimos meses han surgido una serie de nuevos créditos hipotecarios que permiten adquirir una vivienda prácticamente sin enganche y con plazos hasta de 30 años a tasa fija, lo cual podría generar que se creen otros esquemas novedosos que seguirán incentivando la demanda de vivienda a fin de cumplir la meta de otorgar seis millones de créditos en la próxima administración, lo que significa una tasa anual compuesta de 12.2 por ciento para los próximos seis años.

Esta situación se reafirma si se observa el comportamiento del crédito bancario al sector privado, el cual al mes de septiembre ascendió a un billón 37.1 mil millones de pesos, con un incremento de 31.3 por ciento anual, su mayor expansión desde agosto de 2005, destacando dentro de sus componentes el correspondiente al de vivienda con un crecimiento de 75.2 por ciento anual.

Tendencia firme y sostenida

Este ejercicio trimestral que elaboramos para usted, está fundamentado en las seis empresas desarrolladoras de vivienda que cotizan en la BMV:  Corporación Geo (Geo), Urbi (Urbi), Consorcio Ara (Ara), Desarrolladora Homex (Homex), Sare Holding (Sare) y Consorcio Hogar (Hogar).

Los reportes consolidados de éstas durante el periodo de julio a septiembre del presente año, muestran que lograron ingresos conjuntos por 12 mil 558 millones 323 mil pesos, con una utilidad de operación de 2 mil 686 millones 468 mil pesos y una utilidad neta de 1 mil 648 millones 197 mil pesos.

Estas cifras muestran un aumento en  sus ventas de 21 por ciento, de 22 por ciento en su utilidad de operación y de 24 por ciento en sus utilidades netas, todos ellos respecto al mismo periodo del 2005.

“Además del déficit de vivienda existente y las facilidades de crédito, los resultados se debieron a la flexibilidad que tienen las desarrolladoras más importantes para migrar su producción a los sectores con mayor demanda y a los de mayor margen de utilidad”, manifestó Andrés Besanilla.

Al analizar los indicadores de rentabilidad y gestión se tiene que mejoraron ligeramente respecto al trimestre previo, porque el margen de operación (utilidad de operación a ventas) fue de 21.4 por ciento, superior al 17 por ciento que tenían en junio del 2006. Asimismo, la liquidez (activo circulante a pasivo circulante) fue de 4.1 veces ligeramente superior al 4.0 del segundo trimestre 2006 y la rentabilidad del capital (utilidad neta a capital contable) alcanzó 5.2 por ciento por arriba del 4.7 del trimestre previo.

”Los resultados fueron buenos, pero en línea con lo estimado por los analistas del mercado, debido a que existe una mejor mezcla de ventas que les permite a las desarrolladoras aumentar su margen de operación, lo que están haciendo las empresas es diversificar sus productos a fin de lograr mayores volúmenes con mejores márgenes de operación”, resaltó Carlos González Tavares.

Con respecto a un año, los indicadores anteriores prácticamente se mantuvieron sin cambio, ya que el margen de operación en el tercer trimestre 2005 era de 21 por ciento y la liquidez de 3.9 veces.

El detalle de los resultados señalan a Geo y Homex como las empresas que más contribuyeron a la ventas consolidadas al aportar 26.3 y 25.7 por ciento respectivamente, seguidas de Urbi y Ara con 21 y 17.2 por ciento en el mismo orden y por Sare y Hogar con 8.6 y 1.2 por ciento.

En el caso de la utilidad de operación Homex aportó 28 por ciento, Urbi 24.8, Ara 20.9, Geo 20.8, Sare 6.4 mientras que Hogar restó 0.9 por ciento, al tener pérdidas operativas.

La utilidad neta se debió a que Homex contribuyó con 27.5 por ciento, Urbi 25, Geo 21.2, Ara 17.7, Sare 8.2 y Hogar con 0.3 por ciento.

Cifras acumuladas a septiembre


|GRUPO SADAS

En los primeros nueve meses del 2006 las ventas de las seis empresas desarrolladoras crecieron 27 por ciento, su utilidad de operación 30 por ciento y sus utilidades netas 29 por ciento. Estas cifras se deben a que en el periodo de enero a septiembre sus ventas totales ascendieron a 33 mil 275 millones 884 mil pesos, con una utilidad de operación de 6 mil 955 millones 765 mil pesos y una utilidad neta de 4 mil 177 millones 570 mil pesos Los indicadores acumulados de enero a septiembre 2006 mostraron una ligera mejoría con los del mismo lapso 2005. El margen de operación mejoró medio punto porcentual al ubicarse en 20.9 por ciento contra 20.4; la utilidad neta a capital contable fue de 13.1 por ciento versus 12.0 por ciento y la liquidez de 4.1 contra 4.0 veces.

Como se observa, los resultados de las empresas desarrolladoras de vivienda ha sido muy bueno bajo todas las consideraciones electorales y políticas de 2006, que nos guste o no generó un ambiente de incertidumbre entre la población.

Asimismo, todo parece indicar que 2007 será otro año en el que el sector de la vivienda contribuirá a generar un mayor dinamismo económico y no sería extraño el lanzamiento de nuevos productos por parte de las desarrolladoras e instituciones financieras.