Posterior a los sismos del 7 y 19 de septiembre del 2017, se detectó la necesidad de buscar nuevas políticas de seguros hipotecarios con miras a ofrecer una mejor cobertura y certeza a los usuarios en caso de siniestro. Ante ello, la Asociación de Bancos de México (ABM) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), harán un esfuerzo conjunto para responder a diversas problemáticas que se han presentado, así lo dio a conocer Recaredo Arias Jiménez, director general de AMIS.

Entre los retos, destacan las discrepancias entre el alto valor comercial de un inmueble y su valor real destructible que reportan algunos edificios relacionados con el auge inmobiliario de zonas específicas de la capital del país, y otro caso es la cobertura del saldo insoluto.

Si se ha estado pagado el crédito hipotecario por varios años, "el saldo insoluto está muy lejos del valor del inmueble" o si apenas se ha comenzado a pagar el crédito, "ahí sí quede asegurado el saldo insoluto, pues el mismo llegar a ser mayor que el valor destructible", aclaró.

Sobre el alto valor comercial que reportan algunos inmuebles y que es desproporcional al valor real destructible, Arias destacó que se están buscando fórmulas al respecto. "Por ejemplo: un metro cuadrado de construcción de acabados de lujo está en niveles de 75,000 pesos; si quieren comprar un departamento en Polanco les va a costar 75,000 pesos el metro cuadrado y entonces hay una desproporción entre el valor destructible y el comercial por el auge inmobiliario de colonias como Polanco, Condesa, Roma y un poco la Narvarte".

Según Arias, la próxima semana esperan contar con un borrador que tenga la opinión de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros(Condusef), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), para posiblemente en marzo definir ciertas políticas.

Respecto a la cobertura que añadirá el Gobierno de la Ciudad de México al pago del predial, el directivo negó que se trate de un seguro para vivienda, "más bien se trata de un fondo asistencial de protección a la población", aclaró.