El estudio “Estructura del Mercado de Crédito en México” señaló que el crédito hipotecario a la vivienda es el segundo en importancia que se otorga al sector privado en el país, detrás del crédito comercial y por encima del crédito al consumo. Sin embargo, el otorgamiento de éste se concentra en 70% en organismos públicos.

El análisis indica que el intermediario preponderante por un amplio margen es el Infonavit que canaliza el 56% del crédito a la vivienda de todo el mercado, en tanto la banca múltiple participa con el 29%, el Fovisste aporta el 14% y finalmente la banca de desarrollo colabora con el 1% restante.

Al sumar la participación del Infonavit y el Fovisste, es evidente que las instituciones de gobierno son los dominantes en el segmento, por lo que “se puede argumentar que el crédito hipotecario es altamente dependiente de lo que haga el Gobierno”.

Asimismo, fuera de los bancos no hay otro vehículo que tenga una participación relevante en el otorgamiento de crédito hipotecario, ya que las Sofomes reguladas así como Socaps y Sofipos su participación es prácticamente nula.

El estudios es realizado por la Fundación de Estudios Financieros – Fundet , AC., un centro de investigación independiente con sede en el ITAM que hace estudios sobre el sistema financiero.