La estabilización financiera sigue siendo el gran pendiente en esta recesión económica mundial, donde se prevé que Estados Unidos podrá recuperarse más rápido que la Unión Europea, refirió el área de Estudios Económicos de BBVA
317 No me gusta14
Por Notimex HOUSTON.- La estabilización financiera sigue siendo el gran pendiente en esta recesión económica mundial, donde se prevé que Estados Unidos podrá recuperarse más rápido que la Unión Europea, refirió el área de Estudios Económicos de BBVA. Hasta ahora, de las medidas tomadas por los distintos gobiernos a nivel mundial, las políticas fiscales para apoyar al mercado interno han avanzado de una manera más ágil, refirió el economista en Jefe del Grupo BBVA, José Luis Escrivá. En una reunión con inversionistas en la Reserva Federal de Houston, el especialista destacó que la economía global sigue inmersa en un círculo vicioso, en el que continúan las tensiones financieras, la aversión al riesgo y el proceso de pérdidas bancarias. Si bien, explicó, las inyecciones de liquidez han logrado reducir tensiones en los mercados interbancarios, éstos aún se mantienen en niveles superiores a los vigentes antes de la caída del banco de inversión Lehman Brothers y son altamente dependientes del apoyo de bancos centrales. Además, comentó, las primas de riesgo bancaras están volviendo a repuntar y se aproximan a los máximos de tensión observados durante el episodio de Lehman. "Las pérdidas bancarias en activos titulizados y por morosidad sigue acumulándose y dificulta cualquier intento de estabilización financiera", manifestó. En este entorno, puntualizó, también influye la velocidad con que los distintos gobiernos han actuado para salir delante en esta crisis, y en este sentido Estados Unidos lleva la ventaja a Europa. "Estados Unidos se recuperará con mucho más rapidez que Europa, donde no se han reconocido las pérdidas bancarias con rapidez como en Estados Unidos, en donde han aplicado medidas más rápidas y contundentes", dijo Escrivá. Para el especialista, Europa se ha caracterizado por la implementación de programas menos agresivos respecto a los puestos en marcha en Estados Unidos y China, pese a que los problemas en las tres naciones son similares. En Europa, la respuesta financiera ha sido altamente heterogéneas, y de menor tamaño que en Estados Unidos; los países europeos muestran elevada dispersión en términos del tamaño de sus sistemas financieros, así como del ritmo de crecimiento reciente de los mismos, agregó. Al respecto, el economista en Jefe para Estados Unidos de BBVA, Nathaniel Karp, detalló que hasta ahora el Plan de Estabilidad Financiera estadunidense suma el equivalente a 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de ese país. En tanto, el Plan de Estímulos Fiscales, que supone una inyección económica de 787 mil millones de dólares, incorpora desgravaciones fiscales y programas de gasto equivalentes al 5.5 por ciento del PIB, agregó. De hecho, comentó, se espera que a finales de 2010 se haya ejecutado aproximadamente 75 por ciento del plan fiscal, el cual ayudará a evitar la pérdida de más de 3.5 millones de empleos y reactivar el crecimiento económico.