Durante la realización del foro “México en el Cruce de Caminos, presente y futuro de la industria automotriz”, se realizaron diversos paneles de reflexión sobre el sector automotriz y el escenario que deberá enfrentar el sector durante el próximo Gobierno Federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

95 No me gusta15

El debate entre especialistas y ProMéxico consideró el impacto de las nuevas tecnologías, desafíos regulatorios y, una vez concluidas las renegociaciones del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, en los retos que le espera a una de las industrias más importantes a nivel mundial.

El orador principal del evento organizado entre los empresarios y ProMéxico, fue Iván Rivas, asesor económico y experto en políticas públicas e integrante del equipo de transición del presidente electo López Obrador, quien habló acerca de las políticas del nuevo gobierno en la industria nacional.

“La industria automotriz evoluciona constantemente; nunca se ha tratado sólo de producir vehículos. Es importante pensar en la innovación como parte de la evolución”, y listó cuatro ámbitos fundamentales para su desarrollo: conectividad digital e intercambio de información; autonomía de vehículos que operan sin conductor; la importancia del sharing, como es el caso de aquellos servicios de taxi vía aplicaciones móviles; y finalmente, la electricidad como potencial combustible de vehículos automotores.

En el primer panel “¿Cómo afectan los cambios tecnológicos a la industria automotriz?” moderado por Armando Cortés, Director Ejecutivo en ProMéxico, se destacó que en México, se han invertido 600 millones de dólares en apoyo a Pymes y a tecnología, además que el gobierno ha brindado su apoyo a través de certificaciones, procesos y asesoría financiera, además que “se requiere una diversificación en el portafolio de inversiones de las Pymes para lograr su penetración en el mercado”.

En la conferencia “¿Qué desafíos regulatorios le esperan al sector automotriz en México y en el Mundo?” conducido por Lance Bultena, counsel de Hogan Lovells, se identificó que existen desafíos regulatorios para el sector automotriz no solo en México sino en el mundo, enfocado en ciberseguridad y automatización, por lo que es importante contar con un apoyo que no frene su desarrollo.

En la mesa “El acuerdo trilateral ha sido firmado. ¿Qué sigue?”, moderado por Juan Francisco Torres Landa, se aseguró que el acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, ha generado una cadena de suministro sofisticada, gracias a lo cual la región es una de las más competitivas en el orbe.

En el evento convocado por Hogan Lovells (HL), despacho legal con presencia global, en conjunto con ProMéxico, se destacó que México es el séptimo productor a nivel mundial de automóviles y el cuarto lugar en exportaciones, reto ante el cual, se debe apoyar una política de continuidad para auspiciar el ingreso de inversión extranjera.