Las ciudades con el mayor crecimiento inmobiliario del país son Ciudad de México, Mérida, Tijuana y Monterrey, en ese orden, de acuerdo con el Reporte de Perspectiva del Panorama Inmobiliario 2016, realizado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) y Grupo 4S.

El reporte se realizó con base en una encuesta aplicada a líderes de la industria quienes, además, señalaron que el desempeño inmobiliario de las ciudades de Querétaro, Monterrey y Playa del Carmen seguirá mejorando en el 2016. Al Distrito Federal, Guadalajara y Cancún los ubican con un desempeño promedio, mientras que a Veracruz y Villahermosa los perciben con un desempeño a la baja.

Sobre Querétaro, en particular, indicó que el este sector aporta 9.7% del PIB estatal y su dinamismo se explica por el crecimiento demográfico y el progreso económico basado en el auge industrial. Esto, dice la ADI, permite que las inversiones inmobiliarias generen rendimientos atractivos, con bajo riesgo.

El estudio buscó identificar plazas que los desarrolladores ven con preocupación por la situación de mercado, ya sea por un exceso de oferta, una desaceleración de la demanda, o ambas, por lo que la percepción de la industria pide ser cautelosos con plazas de reciente crecimiento acelerado. Ese el caso de Mérida que encabeza la lista como la más preocupante con el 10% y Querétaro con 9%.

Respecto a la inversión en renta, en Querétaro indicaron que los inmuebles industriales están mejorando, mientras que las oficinas y las casas cuentan con un desempeño promedio. El estudio concluye que la demanda más alta de vivienda se encuentra en la Ciudad de México, Querétaro, Monterrey, Puebla y Guadalajara.