A la ciudad de Mérida le hace falta un mercado de espacios industriales sólido que brinde más opciones de instalación a nuevas industrias, así como el aprovechamiento de espacios ya consolidados en la ciudad, a través de la redensificación, para no crecer más en extensión.

La evolución de Yucatán se puede observar desde la visión de una empresa constructora, porque la especialización permite ver diversas oportunidades y, a la vez, los retos que se enfrentan en materia de infraestructura, servicios urbanos e incluso desde el punto de vista de la edificación.

Era difícil, hace unos años, pensar en Yucatán como uno de los principales motores del desarrollo nacional; no obstante, hoy vemos un verdadero auge inmobiliario, producto de sus exitosas políticas públicas en materia de desarrollo económico.

Yucatán ofrece diversas y variadas oportunidades, además de que el suelo y el clima también son atractivos para las inversiones en materia de energía, agua y telecomunicaciones.

Yucatán tiene una ubicación privilegiada en el sureste de México que lo ha hecho atractivo para diversas inversiones, que incluso lo muestran como un estado en constante crecimiento en la última década.