Artículos más recientes

 

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 16 (COP16) en Cancún, Quintana Roo, inició con grandes expectativas por los alcances de la revisión del protocolo de Kyoto, que dejará de funcionar a partir de 2012.

Después del sonado fracaso del año pasado en Copenhague, se intentó en Cancún recobrar la confianza en el proceso de la ONU para enfrentar el cambio climático, sin acabar súbitamente con las negociaciones
Por eso, era necesaria la intervención de cuatro países fundamentales: Estados Unidos, que no se ha adherido al protocolo, China, que tampoco está cumpliendo, Japón, que no se ha mostrado partidario de la extensión del protocolo, y Rusia, que se opone.

Estas posturas se contraponen con el avance de la Unión Europea, que busca lograr metas aún más estrictas y radicales para paliar los efectos del cambio climático. En este sentido, es prioritario saber qué resultará de la petición que hizo EUA a China, de realizar una auditoría ambiental a la potencia oriental, procedimiento que la misma rechaza por considerarlo una intromisión en su soberanía.

Las Organizaciones No Guber-namentales (ONG) apostaron desde el principio al fracaso de la COP16, argumentando que no surgiría nada positivo de esta conferencia, pero incluso ellas se llevan algo de esta reunión.

Así, con todas las expectativas puestas en los resultados de la nueva conferencia, se iniciaron los debates entre las partes, y se logró llegar a un consenso, no por unanimidad, pero sí por mayoría. Este consenso ha sido conocido como los Acuerdos de Cancún, que constan de los siguientes elementos:
Los objetivos de los países industrializados se reconocieron oficialmente bajo un proceso multilateral. Crearán planes y estrategias bajos en carbono y evaluarán la mejor forma de hacerlo, incluyendo mecanismos de mercado y reportes de sus inventarios cada año.

 

Al centro, Félix Arturo Gonzáles, Gobernador de Q. Roo; Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de la República; Mtra. Gloria Guevara, Secretaría de Turismo.
Al centro, Félix Arturo Gonzáles, Gobernador de Q. Roo; Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de la República; Mtra. Gloria Guevara, Secretaría de Turismo.

 

Las acciones de países en desarrollo para reducir las emisiones se reconocieron oficialmente en el proceso multilateral. Habrá un registro para relacionar y registrar las acciones de mitigación de los países en desarrollo con el financiamiento y soporte tecnológico brindado por los países industrializados. Los países en desarrollo publicarán reportes cada dos años.

Las partes reunidas en el Protocolo aceptan continuar con las negociaciones para completar su trabajo y asegurar que no hay brecha alguna entre el primer periodo, de compromisos, y el segundo, del tratado.

Los mecanismos de desarrollo limpio del Protocolo de Kyoto se han reforzado para traducir en inversiones mayores y tecnología en proyectos ambientales seguros y sostenibles de reducción de emisiones en el mundo en desarrollo.

Las partes lanzaron un conjunto de iniciativas e instituciones para proteger a las personas vulnerables del cambio climático y para distribuir el dinero y la tecnología que los países en desarrollo necesitan para planear sus propios futuros sostenibles.

Se aprobó un financiamiento por 30000 millones de dólares de los países industrializados para apoyar las acciones ambientales de los países en desarrollo hasta el 2012 y la intención de recaudar 100000 millones de dólares en fondos a largo plazo para 2020.

Para el financiamiento climático se diseña un fondo verde para el clima bajo la Conferencia de las Partes, que cuente con una junta de igual representación de los países desarrollados y en desarrollo.

Se estableció un marco de Adaptación de Cancún para permitir una mejor planeación e instrumentación de los proyectos de adaptación en los países en desarrollo a través de un financiamiento y soporte técnico.

 

Mtra. Gloria Guevara, Secretaría de Turismo
Mtra. Gloria Guevara, Secretaría de Turismo

 

Los gobiernos acordaron fomentar la acción para frenar las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo con soporte tecnológico y financiamiento.

Las partes establecieron un mecanismo de tecnología con un Comité Ejecutivo de Tecnología, así como con el Centro y la Red de Tecnología Climática para aumentar la cooperación tecnológica para apoyar la acción de mitigación y adaptación.

Estos Acuerdos de Cancún se obtuvieron con una votación de 193 países a favor contra 1 en contra, Bolivia, que consideró que su postura no había sido escuchada por las partes y, por lo tanto, se negó a subscribir el acuerdo. La postura de Bolivia considera que los niveles de mitigación no son suficientes y que no se hace mención en el acuerdo final de la extensión del protocolo de Kyoto, asunto delicado que seguirá tratándose en la siguiente Conferencia a celebrarse en Sudáfrica en el 2011.

Dado el interés por desarrollar una política conjunta entre las partes que recupere la fe en el proceso de las Naciones Unidas, basado en el debate y los consensos, la conferencia cumplió con sus objetivos principales, aun cuando falta seguir trabajando sobre la misma línea. Es un paso adelante y una mejoría en comparación con la anterior Conferencia de Copenhague. ?Cancún hizo este trabajo. La llama de la esperanza se ha reavivado y la fe en que el proceso multilateral sobre cambio climático dé resultados se ha restaurado?, opinión de la secretaria ejecutiva de la CMNUCC, Christina Figueres.

Y agregó: ?Las naciones han mostrado que pueden trabajar juntas bajo un mismo techo para lograr un consenso sobre una causa común. Han mostrado que el consenso es un proceso transparente e inclusivo que puede crear oportunidades para todos?.

 

Turismo sustentable, la respuesta al cambio climático.

 

La respuesta al cambio climático

 

Paralelo a la Conferencia de las Partes, COP16, que se celebró en Cancún, Quintana Roo se desarrolló el foro ?Respuesta del Turismo al Cambio Climático, ¿cuáles son los siguientes pasos??. Participaron El presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa, Gloria Guevara, secretaria federal de Turismo, Félix Arturo González, gobernador de Quintana Roo, Murray Simpson, de la Universidad de Oxford, Shannon Stowell, presidente de la Adventure Travel Trade Association, Greg Webb, presidente de Travel Network, Luigi Cabrini, director de Desarrollo Sustentable de la Organización Mundial de Turismo, Andrés Pan, presidente de la División OHL Desarrollos, y Miguel Alemán Magnani, presidente de Interjet, entre otros.

Gloria Guevara señaló que el cambio climático no reconoce fronteras y es responsabilidad de todos participar en esta solución. En el esfuerzo del turismo mencionó la participación de empresas hoteleras, aerolíneas, agencias de viajes, globalizadores, académicos, consultores y representantes de organismos internacionales que compartieron su visión a futuro.

?Nuestros recursos naturales pueden y deben convivir con el turismo. Bajo su liderazgo México enfrenta con determinación el desafío global del cambio climático, con responsabilidad y acciones concretas?, indicó.

En México, los consensos en torno a la necesidad de actuar, son cada vez más incluyentes y dijo que la atención al cambio climático no admite demora.
Mientras, Shannon Stowell resaltó que el turismo de aventura representa un sector estratégico de la industria. Cada año, en Estados Unidos se gastan globalmente 90 000 millones de dólares en turismo de aventura, según un reporte de la Universidad George Washington.

 

México es una potencia mundial en turismo
Mercado internacional
 PaísLlegadas turistasRegión
  • Primer lugar en llegadas de turistas internacionales en América Latina y décimo a nivel mundial. (21.1 millones de visistantes en 2009)
  • OMT: en 2009 Estados Unidos ocupó el segundo lugar de turistas que más gastan en viajes, Canadá el séptimo.
  • El mayor porcentaje de turistas a México provienen de América de Norte (77%)
1.Francia 74.2 Europa
2.E.U.A 52.9 América del Norte
3.España 52.2 Europa
4.China 20.9 Asia
5.Italia 43.2 Europa
Partición Regional: 6.Reino Unido 28.0 Europa
América del Norte                                               77% 7.Turquía 25.5 Europa
Europa                                                               11% 8.Alemania 24.2 Europa
Latinoamérica & Caribe                                         6% 9.Malasia 23.6 Asia
Asia                                                                    1% 10.México 21.5 América del Norte
Otros                                                                   5% 11.Ucrania 20.3 Europa

 

El principal interés del turismo de aventura es cuidar la vida salvaje, el hábitat y las culturas locales, a través del desarrollo de actividad física al aire libre y que incluya una experiencia cultura.

El turismo de aventura juega un papel primordial en el combate al cambio climático, debido a que es una de las industrias que más requieren proteger a los pulmones del planeta, las selvas y bosques tropicales, que absorben 18 % del CO2 de los combustibles basados en carbono. Además, éste requiere menos desarrollo de infraestructura que la industria turística tradicional, demostrando así que menos es, en realidad, más.

México será la sede de la Cumbre Mundial de Turismo de Aventura, de la Adventure Travel and Tourism Association, a llevarse a cabo en octubre de 2011 en San Cristóbal de las Casas, y se incluirá información sobre lo que hay en Chiapas, Oaxaca, Veracruz y otros estados.

Félix González reconoció que gracias al liderazgo ambiental del Presidente de México se obtuvo para nuestro país, por medio de Quintana Roo, la sede de la Conferencia de las Partes, COP16.

Quintana Roo es el estado que tiene el mayor crecimiento turístico de América Latina y es un nicho en el mercado, ya que son pocos los destinos que puedan ofrecer la combinación de selva, playa, mar, arena y alto contenido cultural, que no sólo no inhibió inversiones sino que atrajo las más grandes que se han hecho en México en materia de turismo.

El complejo de Mayacobá ya lleva una inversión de 1000 millones de dólares y representará una inversión similar en los años por venir. Todo ello lo va generando la certidumbre que promueven los planes de desarrollo ambiental.

Cancún cuenta con una planta de biogás, que no sólo sella los gases de efecto invernadero que se soltaban a la atmósfera, sino que se aprovechan dichos gases para suministrar energía eléctrica para las diferentes instalaciones de la zona. También se sustituirán los camiones recolectores de basura, para que sirvan como abastecedores de combustible para esta planta.

Estas acciones generan una rentabilidad importante en términos ambientales. Para el 2011 no existirá un solo tiradero a cielo abierto en el estado; se tendrán rellenos sanitarios en todos los municipios, lo que convertirá a Quintana Roo en el primer estado de México en lograr este compromiso.
En Quintana Roo hay 22 áreas naturales protegidas, que equivalen a la tercera parte del territorio estatal. Con el apoyo del Gobierno Federal, todas las ciudades costeras de Quintana Roo tienen drenaje sanitario, de tal forma que no hay una sola gota de aguas negras derramándose en las costas del Caribe. Es la franja costera más limpia que existe en toda América, calificado por la Conagua.

 

Cabo San Lucas.
Cabo San Lucas.

 

Los hechos básicos que marcan la prioridad de atender acciones en pro del medioambiente son:
La temperatura del planeta está aumentando, en 30 años ha subido más o menos 1 grado, en promedio. Por el mismo fenómeno, el nivel del mar ha aumentado 2 mm por año, durante casi 100 años.

Existe un aumento de las emisiones de CO2 en el mundo. Las partículas por millón de CO2 en la atmósfera se han duplicado en los últimos 150 años.
Hay una correlación entre las emisiones de CO2 y el aumento en la temperatura de la Tierra.

El aumento de la temperatura de la Tierra produce el cambio climático; está alterando la manera en que se relacionan los climas en el mundo. Por ejemplo, si el Mar Caribe está más caliente que de costumbre, los huracanes se forman mucho más rápido, debido a la aceleración de la evaporación, y se presentan de forma más violenta y con mayor frecuencia.

Las consecuencias del cambio climático son evidentes. En México, se ha multiplicado el presupuesto para preservación forestal en 10 años, de 300 millones de pesos a 5000 millones este año, y el próximo 1500 millones más. Mientras en Monterrey se gastan de 14 000 millones de pesos en reconstruir la ciudad producto de una tormenta tropical. Por otra parte, lo que cuesta reponer y reparar cerca de 40 000 viviendas entre Veracruz y Chiapas, sin contar las más de 60 vidas humanas irreparables que se perdieron en México en este año, como consecuencia de los desastres naturales.

Con el fin de lograr un incremento de sólo 2 grados en la temperatura promedio global, dentro de las negociaciones de la COP16, se tendría que destinar entre 1.5 y 3 % del PIB mundial a largo de los años. Sin embargo, si no se hace eso, para pagar los daños que provoque el cambio climático se tendría que destinar hasta 20 % del PIB mundial.

¿Qué implicaciones tiene el turismo en el cambio climático? La sociedad está viviendo un cambio cultural, cambio que se está dando ya en el sector turístico. Mientras que antes se consideraban tierras inútiles u ociosas a aquellas que contenían selvas y bosques, hoy en día se ha llegado a una cultura en la que el medioambiente es absolutamente indispensable para la vida, y los vivimos en el sector turístico.

Al principio el turismo veía al medioambiente como un obstáculo para desarrollar su actividad; más adelante lo veía como un dilema. Son tiempos de armonizar turismo y medioambiente. Una de clave es entender que el medioambiente es negocio, y a los ambientalistas, que el turismo puede ser una manera de preservar el medioambiente.

Esa línea fina requiere un esfuerzo enorme. La tendencia determinante de aquí en adelante en el turismo mundial será hacia la naturaleza por ser naturaleza, en esta combinación integral de sistemas, sin los cuales la naturaleza no se entiende.

Las propuestas son:
Encontrar la ruta del desarrollo sustentable para el turismo, en la que el turismo sea perfectamente compatible con el medioambiente.

El turismo debe crecer, ya que el siglo XXI va a ser un siglo en donde la actividad económica va a estar marcada por el sector servicios. No por la agricultura ni por la industria, sino por los servicios personales, como el turismo.

Cambiar el patrón cultural y diseñar estratégicamente una vocación ambiental del propio turismo, para poder capturar esa gran oportunidad que implica el turismo ambiental, que crecerá hasta convertirse en mayoritario.

El turismo sustentable no sólo se encarga de proteger al medioambiente, que es un requisito indispensable de viabilidad colectiva, sino que representa una gran oportunidad de negocios.

La clave, dicen autoridades y expertos, está en la solución general al problema del cambio climático en el mundo, encontrar la ruta o el camino para combatir al cambio climático la pobreza. Puede haber crecimiento económico y al mismo tiempo preservación de la naturaleza. Ése es el camino del desarrollo sustentable, y en el turismo hay una gran oportunidad para construirlo.

El turismo sustentable ofrece la posibilidad de combatir la contaminación, y puede no sólo reponer el aire y limpiar el agua, sino que también reconstituye el alma del turista. Con el turismo sustentable se generan empleos, se combate el cambio climático y se abre la oportunidad al país de ser referente internacional.


Texto:Víctor Morán

Foto: Victor Moran