Artículos más recientes

 

La economía mexicana inició el 2012 con resultados mejores a lo esperado, porlo que se han ido corrigiendo a la alza las expectativas de crecimiento para todo el año. Al principio predominaban pronósticos ligeramente por encima del 3.0%: hoy, algunos tienden al 4.0%

El balance de información económica conocida durante los cuatro primeros meses de 2012 ha sido mejor a lo previsto y si bien siguen existiendo diversos riesgos en el ámbito internacional, analistas del sector privado consideran que el crecimiento de la economía de México será mayor a lo estimado al inicio del año en curso.

Por ejemplo Rafael Camarena, analista de Santander México, señaló que las cifras económicas referentes al primer trimestre del año indican un desempeño de la economía de México mejor a lo anticipado, debido a los datos favorables en Estados Unidos y también como respuesta al fortalecimiento gradual del mercado interno.

Cifras de INEGI, IMSS y Banco de México dan sustento a un optimismo moderado para 2012

“Con el balance de datos observado hasta ahora (producción industrial, ventas al menudeo, exportaciones de manufacturas, empleo y otras), consideramos que la actividad económica ha presentado una favorable respuesta pese al entorno de desaceleración global, en particular gracias al fortalecimiento de la demanda interna. Así, considerando también que en el entorno externo se mantendrán los estímulos monetarios de los principales bancos centrales, estamos revisando nuestro estimado de crecimiento del PIB para este año a 3.8% desde 3.2% previsto hasta ahora”.

Por su parte, analistas del grupo financiero BX+ afirmaron que “el mayor dinamismo de la actividad manufacturera y el buen ritmo de crecimiento de la construcción, sustentan nuestra previsión de crecimiento del PIB al 4.0% en 2012”.

Aunque estos pronósticos pueden ser considerados como optimistas por diversos expertos (el año pasado se creció 3.9%), también las encuestas muestran una tendencia positiva entre el consenso de analistas.

La investigación de expectativas económicas entre especialistas del sector privado, realizada por el Banco de México, muestra que en diciembre de 2011 se pronosticaba un crecimiento de la economía mexicana a ritmo de 3.23% para el año en curso; la encuesta presentada el primer día de febrero reportó una mejora a 3.33%; la que se dio a conocer el primero de marzo continuó a la alza, hasta un 3.34%; y la publicada en abril alcanzó el 3.43%.

Plataforma de Telecomunicaciones TE-Ku-H, Pozarica, Veracruz
Plataforma de Telecomunicaciones TE-Ku-H, Pozarica, Veracruz

Es muy probable que la encuesta que se presente al arranque de junio reporte nuevamente una mejoría del pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB).

A diferencia del 2011, cuando las expectativas de crecimiento se fueron deteriorando paulatinamente, en los cuatro primeros meses del 2012 ha sido evidente que están mejorando las posibilidades de crecimiento para este año.

Y es que no solamente Santander incrementó su pronóstico; con unos días de diferencia, también Banamex mejoró su expectativa.

Eduardo González Nolasco, analista de Banamex, señaló: “Hemos revisado ligeramente al alza nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2012 y 2013, a 3.5% y 3.6%, respectivamente, desde 3.3% y 3.5% antes”.

La fuerza del mercado interno

El experto de Banamex recordó que el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) creció 4.4% anual en enero, frente a 3.5% en diciembre y 3.9% en todo el 2011. “Estimamos que su tasa de crecimiento anual se aceleró más en febrero, favorecida por un día laborable más que en febrero de 2011, debido al efecto del año bisiesto”.

Dijo que la producción industrial creció 5.9% anual en febrero frente a 4.3% en enero. Al mismo tiempo, los datos de algunos determinantes de la demanda local, como los préstamos bancarios al consumo y las importaciones de bienes de capital, registraron sólidos crecimientos anuales en el bimestre enero-febrero. En tanto, las últimas cifras de ventas en marzo de los minoristas asociados a la ANTAD (creciendo 2.3% real anual frente a 2.2% en febrero) y de creación de empleos formales en ese mes (4.5% anual versus 4.4% un mes antes), apuntan hacia un sólido desempeño de la demanda doméstica en el primer trimestre.

Aún con desaceleración global, en 2012 nuestra economía crecerá más de lo previsto a principio de año, impulsada por el mercado interno: analistas

Todo ello apoya la idea de una mejoría de la demanda local que ha compensado una desaceleración de la demanda externa.

“Por todo lo anterior hemos ajustado al alza nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para el primer trimestre del 2012 a 4.1% anual”, en lugar del anterior 3.7%. Estas nuevas cifras son mejores a las reportadas en el último trimestre del 2011 (3.7% anual), en opinión de González Nolasco de Banamex.

En este mismo sentido, en Santander se estima que en el recuento de información en la que basaron sus nuevos estimados, destaca que en enero el IGAE registró un crecimiento de 4.4% anual, índice impulsado por los sectores industrial y de servicios, con crecimientos anualizados de 5.4% y 4.2%, respectivamente.

Agregó que, en correspondencia con el crecimiento de las exportaciones de manufacturas, las importaciones intermedias distintas de petróleo también mostraron una recuperación. Pero además se advierte un repunte de las importaciones de bienes de capital, lo cual refleja que el gasto en inversión se fortalece.

Recordó que la recuperación de las ventas al menudeo se sustenta en el crecimiento del empleo. De enero a marzo del 2012 se crearon 345 mil puestos de trabajo -de acuerdo con la serie de Trabajadores Asegurados en el IMSS-, contra 265 mil empleos nuevos registrados en el primer trimestre del 2011. El total de los trabajadores registrados a marzo de 2012 representa un crecimiento anual de 4.6%.

“Así, nuestras nuevas previsiones reconocen una mejora en actividades como manufacturas (crecimiento de 5.0% en lugar del previo estimado de 3.7%), construcción (4.3% desde el 3.7%) y servicios (4.4% en lugar de 3.8%). Desde luego seguimos considerando que la economía estadounidense registrará un crecimiento previsiblemente en el rango del 2.0%-2.5% este año, destacando que la Reserva Federal ha hecho especial mención al desempeño de la industria manufacturera y específicamente a la rama automotriz y las industrias de alta tecnología, a las cuales la liga de esta industrias en México ha sido favorable”, afirmó el analista de Santander.


"Islas energéticas" están apareciendo en muchas regiones costeras de América 

Menores riesgos externos

El inicio de año en curso estuvo rodeado de muchos elementos de incertidumbre para la economía mexicana, principalmente por factores externos, situación que dejó al mercado interno como el único elemento de estímulo para el crecimiento. Sin embargo, durante el primer trimestre de año el sector exportador presentó resultados sorpresivamente positivos, por lo que diversas instituciones han incrementado sus pronósticos de crecimiento para la economía mexicana.

Los expertos incrementan sus pronósticos de crecimiento de la economía mexicana para este año

Los principales riesgos para la economía de México al inicio de 2012 fueron externos: el primero fue la posibilidad de que Estados Unidos mantuviera un pobre ritmo de crecimiento; el segundo, que los países europeos con sobreendeudamiento cayeran en “default”.

Sobre este último, Grecia aceptó tomar una serie de medidas internas a cambio de obtener un amplio paquete de apoyo financiero, lo cual evitó que cayera en “default” y ello agravara la crisis de deuda de diversos países europeos. Si bien no desactiva el problema de todos los países, amplía el margen internacional de maniobra.

Al respecto, Delia Paredes, directora ejecutiva de análisis y estrategia del grupo financiero  Banorte-Ixe, afirmó que “Después de que el final del año pasado prometía un 2012 difícil, al inicio del segundo cuarto del año la perspectiva global es algo más positiva. Las medidas tomadas por la Unión Europea con respecto a la crisis de deuda soberana han permitido que cierta confianza regrese a los mercados”.

Agregó que “Después de varios meses en convulsión por el tema de la deuda en Europa, parece que cierta confianza ha regresado a los mercados luego de las medidas tomadas tanto en Grecia —la reestructura de la deuda, así como los planes de ajuste— como al resto del sistema”.

Afortunadamente el desempeño de la economía de Estados Unidos ha mejorado, incluso los pronósticos de crecimiento también, lo que se refleja en mayor demanda de productos mexicanos y con ella un repunte de las exportaciones no petroleras, principalmente de manufacturas.

Por los resultados positivos de diversos indicadores, el pronóstico de crecimiento para la economía norteamericana pasó de niveles de 1.9% a finales del año pasado, a 2.3% en abril, según encuesta de Bloomberg.

Banorte-Ixe señaló en su análisis que “En Estados Unidos parece que las condiciones están puestas para que 2012 sea un buen año en términos de crecimiento (2.4% esperado para el año, contra el 1.7% del 2011). Cabe hacer la aclaración que el crecimiento seguirá siendo por debajo del potencial, aunque sostenido y con una muy baja probabilidad de volver a caer en una recesión”.

 

Mayor demanda externa

Como resultado de esta situación, la debilidad que se esperaba para nuestro sector exportador se ha visto superada y vemos un repunte de la exportación de manufacturas y por lo mismo un mejor crecimiento del sector industrial mexicano.

Santander señaló que recientemente conocimos que el crecimiento de la actividad industrial en el primer bimestre del año fue 5.1% anual -mejor a lo previsto-, y se asocia a un buen desempeño de las manufacturas -con un crecimiento de 6.4% para el mismo lapso-, así como  5.1% del sector construcción.

Agregaron que dentro del sector manufacturero las ramas orientadas al mercado externo retomaron su tendencia alcista, mientras que en el sector construcción destaca el desempeño de la construcción de infraestructura. El sector automotriz se recupera y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) reportó que la producción de vehículos se elevó 11.3% anual en el primer trimestre, mientras que las exportaciones crecieron 14.8% anual.

Después de que durante septiembre y octubre del año pasado las exportaciones de manufacturas resintieron los efectos de la incertidumbre financiera global, desde noviembre hasta febrero del año en curso se percibe una recuperación significativa.

Al respecto, Rafael Camarena señaló que “Las cifras ajustadas por estacionalidad registran un notable repunte secuencial de las exportaciones de manufacturas, tanto de la industria automotriz como del resto de las exportaciones manufactureras”.

Dados estos resultados y el mejor escenario internacional, el grupo financiero Santander reconoce una mejora en actividades como manufactura, con un crecimiento de 5.0% para el presente año, en lugar del previo estimado de 3.7%.

El sector exportador mexicano inició 2012 con un desempeño mucho mejor a lo previsto, movido por una mayor demanda proveniente de los Estados Unidos. La producción de manufacturas creció en febrero a una tasa anual de 7%, la mejor de los últimos 13 meses, según reportes del Instituto nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Las industria manufacturera creció como resultado de la mayor producción en subsectores como el de equipo de transporte (21.4% anual en febrero) y maquinaria y equipo (18.1%), principalmente.  “La demanda externa, principalmente de Estados Unidos, ha tenido un efecto positivo en la industria manufacturera. Las exportaciones de la industria automotriz, que aporta un tercio del total de las manufacturas que exportamos, tuvieron un crecimiento de 24.9% en febrero. Si Estados Unidos continúa su recuperación, es probable que observemos un mayor dinamismo en el sector manufacturero, incluso mayor al crecimiento promedio de 2011 de 5.1%”, afirmaron los analistas del grupo financiero BX+.

Coinciden Santander, Banamex, BX+, Banorte-Ixe y Banco de México en ajustar a la alza sus predicciones para el 2012

El equipo de expertos de Banorte-Ixe opinaron que la producción industrial podría presentar un fuerte crecimiento derivado, entre otros factores, de que la actividad manufacturera en Estados Unidos sigue mostrando un buen desempeño, situación que favorecerá a dicho sector en México.

 

Durante el primer trimestre del año el sector exportador tuvo resultados sorpresivamente positivos
Durante el primer trimestre del año el sector exportador tuvo resultados sorpresivamente positivos

Optimismo moderado

HSBC afirma en un análisis que “Los últimos resultados de diversos indicadores económicos han manejado un tono más positivo, lo cual respalda nuestra proyección de crecimiento saludable del PIB en 3.4% para este año. Sin embargo, la perspectiva está sujeta a riesgos, tales como el reciente repunte en los precios del petróleo, lo cual pudiera desviar la trayectoria”.

Los últimos resultados para los indicadores económicos en Estados Unidos generan optimismo, que es positivo para la economía mexicana por su importante correlación con la economía estadounidense.

Sin embargo, esta perspectiva está sujeta a variables que pudieran frenar dicha dinámica. El riesgo actual es el repunte en los precios del petróleo, que podría representar un debilitamiento considerable de la economía estadounidense. Si tal amenaza se materializa, la economía mexicana podría moderar su ritmo de expansión, principalmente a través de menos exportaciones a los Estados Unidos.

Crecimiento estable el resto del año

El crecimiento anual del PIB podría promediar alrededor de 3.3% durante el resto del año, luego del buen inicio de año, según Banamex.

“Una re-evaluación de las tendencias actuales que presenta la actividad económica, nos lleva a ver como probable una dinámica en términos de actividad marginalmente más positiva que la hasta ahora prevista; ello, a pesar de que el ritmo de crecimiento anual se desacelerará”, lo que se explica por los siguientes factores:

Primero, asumen que el arrastre  es estadístico, es decir, con el incremento de su pronóstico del primer trimestre, se ajusta el balance anual aún cuando el resto del año se mantiene sin cambio.

Segundo, consideran que la dinámica actual de los determinantes de la demanda local se extenderá en los siguientes meses, apoyada por el efecto estacional del gasto ejercido por el proceso electoral.

Tercero, su percepción sobre el entorno internacional se mantiene, al pensar que la demanda externa, medida con base en la producción manufacturera en Estados Unidos, se desacelerará en los siguientes meses y comenzará a repuntar hacia la última parte del año. Cabe notar que el sector manufacturero en dicho país creció 5.1% anual en enero-febrero, y se espera que su crecimiento promedio anual en el 2012 se ubique por debajo del 4%.

“Por lo tanto, estamos dejando prácticamente sin cambio las trayectorias de la actividad económica que hemos previsto hasta ahora para los siguientes trimestres, sobre la base del desplazamiento hacia arriba que estamos dando cuenta para el primer trimestre”, afirma el documento de Banamex.

Si bien no todos los analistas esperan un crecimiento económico de México similar al del año pasado (3.9%), es evidente que sigue modificándose a la alza en los pronósticos, lo cual es positivo en términos de las expectativas, sin importar si es moderado u optimista el incremento de las expectativas. Y es que aún cuando sigue habiendo riesgos internacionales, internamente la economía marcha en forma positiva, con un buen balance entre la demanda interna y la externa –esta última, mejor a lo previsto hace varios meses.


Texto:Alejandro Márquez

Foto: CICSA, SUSTENTABILITY ARCHITECT, SCT, ECOSOLAR