Con mil metros de altura, el próximo rascacielos más alto del mundo.

La torre es parte de un ambicioso proyecto denominado Ciudad Reino que tendrá lugar al norte de Jeddah en Arabia Saudíta, que llevará construir 10 años y competirá con Dubai. La intención es dar a conocer este lugar para atraer inversiones inmobiliarias, pese al complicado entorno social que se enfrenta, con la finalidad de resaltar la importancia económica y cultural del reino, que compite con otros países petroleros del Golfo Pérsico en proyectos arquitectónicos de lujo considerados como símbolos de estatus y sofisticación cultural.

Con una inversión de 75,000 millones de riales, 857,1 millones de euros, Kingdom Tower será el nuevo rascacielos que se erguirá en la ciudad portuaria de Jeddah, en el Mar Rojo. El multimillonario príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, reveló dicho proyecto luego de firmar un contrato de 1,230 millones de dólares con Bin Laden Group.

La construcción llevará cinco años en terminarse y será el corazón de un ambicioso proyecto denominado Ciudad Reino, localizada a las afueras de Jeddah.

Para el inversionista, el proyecto tiene como fin dar a conocer al mundo que los saudíes invierten en Arabia, a pesar de lo que ocurre alrededor como malestar y revoluciones. “Construir esta torre en Jeddah envía un mensaje financiero y económico que no debe ser ignorado”, dijo Alwaleed.

 

 

El proyecto tiene como fin dar a conocer al mundo que los saudíes invierten en Arabia, a pesar de lo que ocurre alrededor, como malestar y revoluciones.

Perspectiva superior
Perspectiva superior

 

Se prevé que cuando esté terminada, la torre reemplazará a la torre Burj Khalifa, en Dubai, que tiene 828 metros de alto, como la más alta del mundo. Burj Khalifa fue construida por Emaar Properties a un costo total de 1,500 millones de dólares.

El rascacielos contará con un hotel Four Seasons de lujo, apartamentos amueblados, condominios de lujo y oficinas, será diseñada por la firma de arquitectos Adrian Smith + Gordon Gill. Se busca que la construcción sea parte de los proyectos para transformar Jeddah en una ciudad que pueda competir con Dubai.

 

El diseño

 

La torre fue diseñada por el despacho arquitectónico estadounidense Adrian Smith & Gordon Gill Architecture, con sede en Chicago, es la primera fase de la Ciudad del Reino, un complejo urbano de 20,000 millones de dólares anunciado en 2008 en medio de la crisis financiera mundial.

Un dato interesante y que se ha mantenido en suspenso, pues los desarrolladores e inversionistas han informado que el edificio tendrá unos 1.000 metros, pero que la altura final es un secreto bien guardado.

Cuando se termine, la torre superará al Burj Khalifa en Dubai, hasta ahora el rascacielos más importante del mundo.

 

Los socios

 

Kingdom explicó que una firma asociada que tiene el 33.35%, Jeddah Economic Co, fue creada para construir la torre. Abrar International Holding Co. también tendrá la misma participación, mientras que Bin Laden Group poseerá un 16.63% y el empresario Abdurrahman Sharbatly, un 16.67 por ciento.

 

La Ciudad Reino

 

Éste es un proyecto de 5.300.000 metros cuadrados que la compañía Kingdom Holding, propiedad del príncipe saudí, construye al norte de Jeddah que llevará 10 años y competirá con Dubai.

Y es que Arabia Saudita ha emprendido proyectos multimillonarios para mejorar su infraestructura. Jeddah, la segunda mayor ciudad del país, con alrededor de cuatro millones de habitantes, ha denunciado en boca de sus autoridades el abandono al que está sometida. Graves inundaciones han afectado a la urbe en 2011, dañando el 90% de sus carreteras y más de 27.000 edificios, que según los residentes fueron mal construidos.

Es por ello que éste será un proyecto que transformará Jeddah y será un motivo de orgullo para Arabia Saudita. El megaproyecto de la Kingdom Tower es quizá la primera respuesta a esta denuncia. “Éste será un proyecto que transformará Jeddah. Será un motivo de orgullo para Arabia Saudí. Jeddah lo necesita más que nunca”, declaró el príncipe Alwaleed.

La Torre del Reino y la Ciudad Reino, cuya construcción se estima que costará 14.000 millones de euros y llevará 10 años, son sólo dos de los proyectos para transformar a Jeddah en una urbe con altos edificios que compita con Dubai.

Con esto, la finalidad es resaltar la importancia económica y cultural del reino, que compite con otros países petroleros del Golfo Pérsico en proyectos arquitectónicos de lujo considerados como símbolos de estatus y sofisticación cultural.

 

Los datos

Requerirá de una inversión de 857,1 millones de euros.

Se levantará sobre un espacio de 500.000 metros cuadrados.

Tendrá una altura de 1.000 metros.

La construcción de la torre se realizará a través de la filial de la empresa del príncipe Alwaleed bin Talal y Grupo Bin Laden.

Contará con un hotel, una serie de apartamentos de lujo y oficinas.

Fue diseñada por el despacho arquitectónico estadounidense Adrian Smith & Gordon Gill Architecture.

Quedará terminada en 2016.

Su altura exacta, por encima del kilómetro vertical, el secreto mejor guardado.

Será el centro neurálgico de la futura Ciudad Reino, un proyecto de 5.300.000 metros cuadrados.

 

Atardecer desde la terraza del rascacielos
Atardecer desde la terraza del rascacielos

 

“La decisión de los socios de construir el edificio más alto del mundo demuestra aún más su creencia en invertir en esta nación”, dijo Talal Al Maiman, miembro del consejo de administración de KHC y de la Jeddah Economic Co., una filial de KHC que firmó el acuerdo con el Bin Laden Group.

“Queremos que la Torre del Reino sea a la vez un motor económico y un orgulloso símbolo de la estructura económica y cultural de reino en la comunidad mundial. Consideramos la Torre del Reino un nuevo símbolo que marque la importancia histórica de Yida como puerta tradicional de la ciudad sagrada de La Meca”, agregó.RE

La finalidad es resaltar la importancia económica y cultural del reino.

Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: CONSTRUCTION ABOUT