La tradición hecha vanguardia
En 2011 nos dejó uno de los arquitectos más sobresalientes del México contemporáneo,al hablar de él, Real Estate Market & Lifestyle hace un homenaje a un artista que no titubeó en plasmar con pasión el carácter mexicano en su obra. 

La arquitectura mexicana contemporánea no se entiende sin un nombre: Ricardo Legorreta. Al hablar de él, hablamos también de uno de los personajes nacionales más reconocidos a nivel mundial y de un artista que no dudó en plasmar el carácter mexicano en su obra. En este homenaje queremos presentar un recorrido por su trayectoria.

Ricardo Legorreta se involucró en el arte de la arquitectura antes de comenzar su carrera profesional, su primer maestro fue el gran teórico de la arquitectura José Villagrán García con quien laboró durante doce años, de él aprendió los cánones estéticos que supo desarrollar en su obra hasta evolucionar en un estilo inconfundible; además, adquirió el hábito de la disciplina y a conocer de fondo el oficio de la edificación: "Villagrán sabía construir, sabía lo que es el cemento y el tabiqué", declaró haciendo alusión a su mentor en una entrevista en julio pasado.

Además del aspecto plástico, Villagrán también le heredó la preocupación de resaltar el aspecto social de la arquitectura: "Actualmente se ha perdido el valor de la ética profesional, de que los arquitectos somos esencialmente constructores, de que la arquitectura es un servicio social, no una profesión para hacer monumentos a uno mismo, y eso Villagrán me lo inculcó profundamente".

 

Es a partir de esa perspectiva que Legorreta abogó por una cultura social de la construcción que antepusiera las necesidades de las personas al momento de diseñar un proyecto. Otra de sus preocupaciones tenía que ver con la manera en que la globalización buscaba suprimir los regionalismos: "Una de las tendencias del dominio de la tecnología es tratar de desarraigarnos de nuestras costumbres, con el argumento de la globalización. No creo en eso. No podría ni quiero quitar de lo que hago nuestras raíces", aunque esa postura no le impidió contribuir en proyectos como la Torre BBVA Bancomer, donde la tecnología se respira, aunque de una manera humanizada.

 

Hacienda Matao, Sao Paulo, Brasil.
Hacienda Matao, Sao Paulo, Brasil.



Además de José Villagrán, Ricardo Legorreta también tuvo como maestro a uno de los arquitectos mexicanos más sobresalientes del Siglo XX: Luis Barragán. De él aprendió a explotar las características estéticas del color y a plasmar la esencia del arte mexicano en sus diseños, fue Legorreta quien elevó esta propuesta plástica a su máxima expresión. Aunque ambos trabajaron juntos en pocos proyectos (está el ejemplo del edificio del Club de Industriales), con él compartió principios artísticos y una buena amistad, fue él quien le inculcó el hábito de recorrer México y el mundo para enriquecer su formación: "Luis siempre me ayudó y recomendó mucho viajar".

En el plano formal, cursó la carrera de arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entre 1948 y 1952, una década después, en 1964, fundó la compañía Legorreta Arquitectos hoy conocida como Legorreta+Legorreta; para los años 70 ya había presentado distintas obras de renombre como el Hotel Camino Real Ciudad de México y la Fábrica de IBM en Guadalajara; en Estados Unidos desarrolló trabajos como Solana, el Museo Children?s Discovery y la Biblioteca Chula Vista. Dentro de sus últimos proyectos se encontró el Edificio de Posgrado de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Oriundo de la Ciudad de México, Ricardo Legorreta nació el 7 de mayo de 1931 y murió en el mismo lugar el 30 de diciembre de 2011. Fue reconocido con múltiples galardones a nivel internacional gracias a su propuesta estética inspirada en su país y en la búsqueda de soluciones técnicas con base en las necesidades personales y espirituales de los usuarios, él siempre construyó bajo la consigna de diseñar para las personas, incluso, apenas unos meses antes de su deceso, en octubre, dejó de manifiesto en una pequeña oración la esencia de su arquitectura: "Tenemos que hacer edificios que hagan feliz a la gente".

El desarrollo de una estética instintiva

Para entender la estética en la obra de Ricardo Legorreta hay que recordar que su principal influencia fue el color del arte mexicano, él recurrió a tonalidades cromáticas que remiten a las artesanías nacionales y a los murales para crear contrastes que van del amarillo al rosa mexicano y del naranja al morado, dándole carácter a cada espacio, produciendo magnetismo en el espectador e invitándolo a la permanencia, a la exploración, a la paz, o al júbilo.

Para entender la estética en la obra de Ricardo Legorreta hay que recordar que su principal influencia fue el color del arte mexicano.

La arquitectura colonial también representó para él una fuente de inspiración, en incontables ocasiones contó cómo durante sus viajes disfrutaba de detenerse en conventos para caminar en sus patios, contemplar las cúpulas de las iglesias, pasear en los zócalos de los pueblos, examinar los acueductos y las antiguas haciendas, además de dejarse sorprender por la espontaneidad de las casas construidas al azar, guiadas por a necesidad y el entendimiento de quien, además, sería su habitante.

Legorreta fue consciente de que gracias a ese hábito desarrolló un instinto para ordenar los componentes en sus construcciones de una manera natural, sin forzarlos: "Eso me ha enseñado a colocar los elementos donde siento que deben estar, sin buscar ninguna otra justificación".

En su obra logró una armonía entre su influencia vernácula y la modernidad a través del uso de la geometría y el volumen, aprovechó sus cualidades para crear esculturas que, a pesar de ser simples, están cargadas de una fuerte expresividad.

En su obra logró una armonía entre su influencia vernácula y la modernidad a través del uso de la geometría y el volumen, aprovechó estas cualidades para crear esculturas que, a pesar de ser simples, están cargadas de una fuerte expresividad; a la par, con la geometría y el volumen desarrolló elementos decorativos como esferas, cilindros, pilares o nichos, permitiéndole contar con un estilo muy versátil, capaz de crear espacios muy amplios o muy íntimos.

Otro elemento inconfundible en las edificaciones de este arquitecto mexicano fue la utilización del muro. En el siglo pasado, una tendencia propuso que fuese sustituido por estructuras de vidrio y acero, pero arquitectos como Luis Barragán insistieron en su utilización defendiendo conceptos como la privacidad y el interior. Legorreta adoptó esa postura, aprovechó sus capacidades plásticas para organizar secuencias de planos que, unidas al color, dieron carácter a cada espacio y los hicieron capaces de generar en el espectador la curiosidad para recorrerlos por dentro y por fuera.

A lo anterior también se sumó la visión de anteponer las necesidades del usuario antes de pensar en la comercialización de su trabajo, con ello y con su eterna convicción, generó un estilo que ganó simpatías y cosechó reconocimientos a lo largo y ancho del planeta.

Premios Relevantes en la Carrera de Ricardo Legorreta

1992 Premio “Arquitecto de las Américas”, Montevideo, Uruguay.

1999 Medalla de Oro, Unión Internacional de Arquitectos (UIA).

2000 Medalla de Oro del Instituto Americano de Arquitectos (AIA).

2002 Imposición de la Encomienda de Isabel la Católica del Gobierno Español.

2004 Medalla Manuel Tolsa, UNAM, México D.F., México.

2005 Medalla de Oro de la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos.

2009 Premio Nacional de Arquitectura por la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C. y la UNAM.

2011 Doctorado Honoris Causa, UNAM, México, D.F.

2011 Praemium Imperiale, Tokio, Japón.

 

Títulos Honoríficos

1978 Miembro Honorario del Instituto Americano de Arquitectos (AIA).

1988 Académico de Número de la Academia de Artes México.

1990 Académico titular de la Academía Internacional de Arquitectura, Sofía, Bulgaria.

1997 Miembro de la Academia de Arquitectura de Francia.

1999 Miembro Honorario del Real Instituto de Arquitectura de Canadá (RAIC)

2000 Miembro Honorario del Royal Institute of Bristish Architects (RIBA)

La pasión de construir

Ricardo Legorreta tuvo siempre una gran pasión: la de construir. El amor que sentía por la vida lo llevó a edificar una hermosa familia de 6 hijos y 21 nietos, la importancia de ésta en su vida trascendió a su desarrollo profesional ya que trabajó durante mucho tiempo al lado de uno de sus hijos, incluso ahora él, Víctor Legorreta, seguirá adelante con otra de sus grandes obras: El despacho Legorreta+Legorreta.

La más grande fuente de inspiración de este ejemplar arquitecto fue México, con el cariño por su tierra natal desarrolló una estética única, contemporánea, llena de color y de carácter. Gracias a ella y a su convicción de anteponer al ego las necesidades de la gente no cayó en la opulencia tecnológica; para él, la arquitectura no debía ser nunca un monumento a la vanidad del arquitecto, debía cumplir siempre un propósito: contribuir a que quien habite un edificio sea feliz.

Museo Laberinto, San Luis Potosí, México.
Museo Laberinto, San Luis Potosí, México.

El cariño por su tierra natal lo llevó a desarrollar una estética única, contemporánea, llena de color y de carácter.

Con la convicción de plasmar el arte y el color de su país construyó una carrera prodigiosa, llena de reconocimientos entre los que se encontraron, por mencionar algunos, el del Instituto Americano de Arquitectos, el de la Unión Internacional de Arquitectos y el Praemium Imperiale de Japón (equiparable en la opinión de muchos al Premio Nobel).

Su trabajo fue reconocido a nivel mundial, tanto que sus obras pueden encontrarse en América, Europa y Asia, y en paisajes tan diversos como playas, desiertos y metrópolis; el compromiso con su profesión lo llevó contribuir en la formación de la nueva generación de arquitectos dando clases en su alma mater, la Universidad Nacional Autónoma de México, además de instituciones como la Universidad de California y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

El 30 de diciembre de 2011 el cáncer terminó con la vida de Ricardo Legorreta, pero no con su legado.

Celanese Mexicana

Año: 1968

Ciudad: Ciudad de México, México

Cliente: Celanese Mexicana

Categoría: Oficinas

Área: 5,000 m2

Descripción: Es su opera prima. Está compuesta por un núcleo central de concreto del cual se sostiene una estructura de armaduras y tensores de acero, esto dio la posibilidad de desarrollar una planta innovadora y crear entrepisos a cuartos de nivel para aprovechar mejor los flujos de oficina. Si bien en esta obra aún no se manifiestan las características que identificaron su trabajo, sí refleja las inquietudes de un artista en constante búsqueda

 

Hotel Camino Real Ciudad de México

Año: 1968

Ciudad: Ciudad de México, México

Cliente: Banco Nacional de México, Western Hotel

Categoría: Hotel

Área: 85,500 m2

Descripción: En esta edificación el uso de los colores para dar carácter a una construcción ya es evidente: una arcada amarilla une los comercios del hotel con el exterior; una celosía rosa y una fuente aportan tranquilidad al vestíbulo; las habitaciones cuentan con vista a jardines, terrazas o patios; los espacios están diseñados para disfrutarlos caminando y la luz es aprovechada para dar una sensación de lujo. Por su diseño, su estructura y su color, evoca la paz y la tranquilidad de una gran casa mexicana.

 

Hotel Hacienda Cabo San Lucas

Año: 1972

Ciudad: Cabo San Lucas , México

Cliente: Hotel Camino Real

Categoría: Hotel

Área: 13,000 m2

Descripción: Esta edificación integra armónicamente la arquitectura con el paisaje natural.
Cuenta con unidades separadas y fusionadas con el ambiente, los techos fueron elaborados de concreto con aplanado idéntico a la arena y están dispuestos para aprovechar la caída del agua y permitir que cada módulo disfrute de una vista al océano. Para ingresar a las habitaciones es necesario atravesar un patio embellecido con plantas desérticas.

 

Fábrica IBM

Año: 1975

Ciudad: Ciudad: Guadalajara, México

Cliente: IBM Guadalajara

Categoría: Fábrica

Área: 729,000m2

Descripción: Para esta obra se buscó crear una atmósfera placentera aprovechando las cualidades del claro-oscuro; debido a las características del terreno, se crearon áreas abiertas y un campo agrícola para ofrecer un espacio de relajación. En general, los colores fuertes de los muros, el pavimento y los empedrados están en contraste con el entorno creando un clima alegre. También resalta la utilización del yeso y el barro, materiales típicos de las construcciones mexicanas.

 

Hotel Camino Real Cancún

Año: 1975

Ciudad: Ciudad: Cancún , México

Cliente: Banco Nacional de México, Westin Hotels

Categoría: Hotel

Área: 30,000m2

Descripción: Posee una estética hermanada con el Hotel Camino Real Ciudad de México; en él, el carácter aportado por el color y la geometría armoniza de manera perfecta con la belleza del mar Caribe, los espacios públicos, las terrazas y las piscinas, se integran perfectamente con la playa y el edificio rodeado por agua. Por dentro, una calle alta llena de vegetación y una ventilación originada de manera natural por el viento crean un ambiente confortable, propio para el descanso.

 

Hotel Westin Brisas Ixtapa

Año: 1981

Ciudad: Zihuatanejo de Azueta, México

Cliente: Westin Hotels de México

Categoría: Hotel

Área: 46,000 m2

Premios: Proyecto más Sobresaliente de su País en el Primer Encuentro de Arquitectura Latinoamericana 1989.
Medalla de Plata en la Primera Bienal Mexicana de Arquitectura 1990.

Descripción: La estética surgió de la geografía, la playa quedó intacta, no hay muelles y las palapas están estéticamente acopladas con la arena y la vegetación natural. La terraza de cada habitación forma el techo del cuarto inferior. El color, la forma, los espacios, los materiales y los muebles, crean una ambientación romántica, enérgica, espaciosa, fuerte: espiritual.

 

Fábrica Renault

Año: 1985

Ciudad: Gómez Palacio, México

Cliente: Renault Industrias Mexicanas, S.A. de C.V.

Categoría: Fábrica

Área: 74, 500 m2

Premios: Medalla de Plata en la Primera Bienal Mexicana de Arquitectura 1990.

Descripción: Es un homenaje al magnetismo y la magia del desierto, a través de tonalidades cromáticas como el naranja y el amarillo, el edificio se integra a las dunas de una manera armónica y para no romper con ella, se optó por tapizar el lugar con piedras de río en lugar de forzar vegetación. Resalta el uso del muro, ya que se aprovechó para proteger a los habitantes del sol

 

Plan Maestro Solana

Año: 1985

Ciudad: Estados Unidos de América

Cliente: Westlake/Southlake

Categoría: Oficinas Hotel Comercial

Área: 6,500,000 m2

Premios: Certificado de Excelencia en diseño 1992 E.U.A. Medalla de Oro 1992 en la Segunda Bienal de Arquitectura Mexicana.
Best of 2008 Awards” por el Texas Construction, McGraw Hill Companies, al Marriot Solana, Westlake.

Descripción: Se buscó plasmar la influencia mexicana en la región, el resultado final fue una unidad en la que el color, los muros, la geometría, el sol, las sombras y la naturaleza, invitan a los habitantes a pasear y socializar.

 

Museo Children’s Discovery

Año: 1989

Ciudad: San José, EUA

Cliente: The Redevelopment Agency

Categoría: Museo

Área: 4,400m2

Descripción: Como parte del conjunto Guadalupe en River Park, esta obra se proyectó para ser una joya dentro del parque: el color, los espacios y la geometría, invitan a los niños a recorrerlo y divertirse mientras lo hacen. El recurso de construir en escuadra alude a una calle junto a un jardín; la escalera aporta la sensación de vivir en el exterior y el aprovechamiento de la luz natural y la fluidez de los espacios son vitales para dar un resultado final amable.

 

Museo de Arte Contemporáneo Marco

Año: 1991

Ciudad: Monterrey, N.L., México

Cliente: Patronato, Museo de Arte Contemporáneo

Categoría: Museo

Área: 20,000 m2

Premios: Medalla de Oro y Gran Premio, Segunda Bienal Mexicana de Arquitectura 1992.
Premio al Diseño de la “Asian Pacific Design Award Program” 1995.

Descripción: Está compuesto por un patio central rodeado de arcadas las cuales conectan con los espacios adyacentes. Invita a aprovechar las distintas tonalidades cromáticas, la luz y la textura

 

El Papalote Museo del Niño

Año: 1993

Ciudad: Ciudad de México, México

Cliente: Fundación Museo del Niño

Categoría: Museo

Área: 24,000 m2

Descripción: Se recurrió a figuras geométricas fácilmente reconocidas por los niños.
La selección de los colores y la aplicación de materiales tuvieron por objetivo crear un ambiente alegre y emocionante para la exploración, replican la sensación de pasear en un bosque donde hay todo por descubrir.

 

 

Edificio de Oficinas en Monterrey

Año: 1995

Ciudad: Monterrey, México

Categoría: Oficinas

Área: 12,000 m2

Descripción: El proyecto requería dos edificios. Para el primero se desarrolló una atmósfera propia de un museo, con un edificio cúbico y un atrio central; y el otro está compuesto por cubos salientes que crean sombras. Las tonalidades cromáticas fueron seleccionadas de acuerdo a las diferentes orientaciones y juntas crean un espectáculo visual fascinante.

 

 

 

Biblioteca Chula Vista

Año: 1995

Ciudad: Chula Vista, EUA

Cliente: Ciudad de Chula Vista

Arq. Asociado: Leason Pomeroy Architects

Categoría: Biblioteca

Área: 4,000 m2

Premios: Orquídea en Arquitectura, Accesibilidad para Discapacitados, Gráficos y Señalización, Interiores, Arquitectura del Paisaje, Iluminación y Planeación 1995.

Descripción: Las necesidades académicas llevaron a experimentar con formas geométricas y escalas de volumen. El azul y el amarillo generan una atmósfera adecuada para la concentración.

 

 

 

 

Corporativo Televisa

Año: 1998

Ciudad: Ciudad de México, México

Cliente: Televisa

Categoría: Corporativo

Área: 46,000 m2

Descripción: El desafío fue desarrollar un carácter independiente en cada uno de los edificios que la conforman, para ello se dividió el área de oficinas en cinco construcciones de cuatro niveles conectadas por un pórtico. Mediante el color, la geometría y las proporciones, se le otorgó personalidad a cada sección formando, entre todas, un corporativo elegante, flexible, eficiente y sobre todo, humano

 

 

 

 

 

Centro de las Artes Visuales

Año: 1999

Ciudad: Santa Fe, EUA

Cliente: The College of Santa Fe

Categoría: Instalaciones Educativas

Área: 4,800m2 (fase1)

Premios: Premio de Diseño AIA Nuevo México 1999. Gran Premio Externo de Diseño de la Asociación General de Contratistas de América 1999. Premio de Arquitectura del Chicago Athenaeum 1999

Descripción: Se recurrió a la geometría para dar un aspecto contemporáneo, el color y la luz logran que cada rincón sea un espacio favorable para la concentración y la creatividad

 

 

 

 

ITESM Campus Santa Fe

Año: 2001

Ciudad: Ciudad de México, México

Cliente: ITESM

Arq. Asociado: Imanol Ordorika Arquitecto y Asociados S.C.

Categoría: Instalaciones Educativas

Área: 22,000 m2

Descripción: Tiene un equilibrio entre lujo y calidad.
Aquí se buscó una arquitectura mexicana contemporánea, en la cual se pudiera aprovechar las vistas del terreno, además de reducir lo más posible el impacto ambiental y visual de la región.

 

 

 

Hotel  Sheraton Abandoibarra

Año: 2004

Ciudad: Bilbao, España

Cliente: Starwood Hotels & Resorts - Sheraton Hotels, Cosmit, S.A., Ibarra y Cia

Arq. Asociado: TDM Arquitectos

Categoría: Hotel

Área: 18,000m2

Descripción: Es un homenaje al escultor Eduardo Chillida. El desafío fue crear un edificio que encajara de manera natural en Bilbao.
Se ideó una escultura gigante con un atrio central, la estructura permite el paso de la luz. Por dentro el color, el volumen, y la iluminación, recrean un ambiente artístico y de lujo.

 

 

Museo Laberinto de Ciencias y Artes

Año: 2008

Ciudad: San Luis Potosí, México

Cliente: Papalote Museo del Niño

Categoría: Museo

Área: 9,000 m2

Premios: 1° Congruencia en Accesibilidad, Premio Obras Cemex XVIII 2009

2° Diseño de Edificio Institucional, Premio Obras Cemex XVIII 2009

Descripción: Está inspirado en las antiguas haciendas de la ciudad, los materiales son de origen local y están en armonía con el clima desértico; cuenta con un patio central con diseños laberínticos

 

 

Habitaciones para la Universidad Americana de El Cairo

Año: 2009

Ciudad: El Cairo, Egipto

Cliente: Universidad Americana de El Cairo

Arq. Asociado: Chávez Arquitectos

Categoría: Habitacional

Área: 1,700,000 m2

Descripción: Para la universidad donde se han formado muchos de los líderes de la región, se proyectó un conjunto de edificios logrando un lenguaje con el mundo árabe sin dejar una imagen contemporánea y activa.

 

 

Edificio de Posgrado de la Facultad de Economía de la UNAM

Año: 2010

Ciudad: Ciudad de México, México

Cliente: Universidad Nacional Autónoma de México

Categoría: Instalaciones Educativas

Premios: Obra del año de la Revista Obras, 2010

Área: 5,500 m2

Descripción: Se desarrolló un ambiente confortable para el desarrollo académico, la aplicación de colores cálidos crean una atmosfera acogedora; la geometría y la tonalidad shedron del exterior dan un aire solemne que enriquece este Patrimonio de la Humanidad.

 

 

Corporativo Terracota Cien

Año: 2011

Ciudad: Ciudad de México,México

Cliente: Grupo Invertierra

Categoría: Corporativo

Área: 22,500 m2

Descripción: Es el último edificio que hace una diferencia dentro de la ciudad, es el único con la originalidad y el carácter de sus creaciones.
Viene a rematar los primeros que realizó en Santa Fe, tanto residencial, como corporativo.


Texto:jesús salazar