Diseño arquitectónico de oficinas sustentables.

El estándar que se aplica en México a las prácticas del diseño va en sentido contrarios de la sustentabilidad. Todo pareciera indicar que los resultados de los fenómenos meteorológicos no han generado la suficiente conciencia para prestar atención a la preservación del medio ambiente

Hoy día vemos en el mercado innumerables ejemplos de diseños arquitectónicos de oficinas de primer mundo, ¿pero cuántos de ellos son sustentables? La respuesta es que pocos lo son. Las normas en nuestra industria para factores como el confort térmico, la calidad de aire interior, el acceso a la luz de día y la durabilidad a largo plazo aún pueden mejorarse. Por ello las metas del diseño sustentable pueden proveer una visión alternativa del ambiente construido.

El diseño sustentable reconoce la interdependencia del edificio y los ambientes naturales, intenta utilizar el flujo natural de energía y los procesos biológicos, elimina la confianza en combustibles fósiles y materiales tóxicos y mejora la eficiencia de recursos. Esto sucede porque el diseño sustentable está interesado en la calidad total del medioambiente. A partir de esta preocupación se elaboran estudios relacionados con el uso de la tierra y la planeación de la comunidad.

Las seis metas principales para el mejoramiento de instalaciones ambientales son:

• Proteger los ecosistemas y apoyar la restauración de sistemas naturales.

• Promover el desarrollo de comunidades habitables.

• Utilizar recursos eficientes, incluyendo energía, agua, tierra y materiales.

• Crear interiores ambientales saludables.

• Dirigirse hacia la eliminación de basura y contaminación.

* En la producción de material utilizado en el proyecto.

* En la construcción del proyecto.

* En el uso del proyecto.

* En la disposición final del edificio y sus componentes.

• Dirigirse lejos de combustibles fósiles.

* Para reducir el uso de combustibles fósiles.

* Para incrementar el uso de recursos sustentables.

En un mundo donde la preservación ambiental no tiene retorno las metas del diseño sustentable son esenciales para guiar el proceso de diseño. De las condiciones básicas para su instrumentación surge el reto del equipo de diseño para crear una imagen de cómo podría ser exitoso.

Las metas cuantificables también pueden ser utilizadas para apuntar a la realización de un nivel anticipado y servir como motivadores para el equipo de trabajo.  Por ejemplo:

• Para el Centro de Operaciones de S.C. Jhonson Wax, Productos Comerciales, el objetivo fue crear responsablemente el edificio más avanzado ambientalmente, sin adiciones al costo total.

• Con World Resources Institute se requería crear un proyecto de diseño como un escaparate de cristal sustentable que pudiera demostrar el potencial de mejorar el contexto hacia fuera de una oficina interior. Específicamente, la meta del equipo fue buscar materiales, productos y sistemas constructivos alrededor del mundo que representen promesas alternativas a prácticas insustentables, que preserven los recursos biológicos, reduzcan amenazas de cambios climáticos y reconocer fabricantes y proveedores que sean líderes en la industria.

• La meta de la Universidad de Wisconsin, Green Ba, fue, incluyendo una reducción en el consumo de energía (de 50 por ciento comparado con otros edificios), demostrar la última tecnología fotovoltaica.

• Los Servicios Generales de Administración (GSA) fija como meta para la expansión del U.S. Federal Courthouse en Denver el “utilizar la última tecnología probada en el diseño ambientalmente sensible, construcción y operación. Debe fijar un estándar y ser un modelo de diseño sustentable”.

• La meta de diseño para el plan maestro de la nueva ciudad Fort Bonifacio fue crear una metrópolis ambientalmente sensible para el siglo XXI y reducir la expansión, el congestionamiento de tráfico y la confianza en el automóvil.

• Monsanto fijó como reto que el nuevo Nidus Center for Scientific Research debe reflejar el compromiso en la innovación contenida dentro de las instalaciones. El equipo fue encargado de emplear materiales y tecnologías de costo efectivo para crear el corte del borde del edificio verde que ganaría una clasificación del USGBC’s LEED Green Building Rating System.

• Para el Edificio Malecón, un nuevo edificio en Buenos Aires, Argentina, el objetivo fue crear “el más avanzado tecnológicamente”. Es un edificio de oficinas en la ciudad dentro del contexto de un edificio especulativamente tradicional proforma.

En conjunto, estos proyectos permitieron al equipo de HOK determinar soluciones particulares, que hoy día nos demuestran que la preservación de medioambiente con diseño arquitectónico sustentable es en sí un enorme reto por enfrentar.

* El autor es vicepresidente de Desarrollo de Negocios de HOK México.