Español

El Triángulo del Arte en Madrid, integrado por el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza.

Nerón y Séneca
Nerón y Séneca, 1904 / (después de la restauración). / Eduardo Barrón. Vaciado aq molde, escayola, 135 x 260 x 148 cm.

El eje Prado-Recoletos en la zona céntrica de Madrid alberga el llamado “Triángulo del Arte”. En su conjunto conforma un paseo por la que pudiéramos considerar la mejor pinacoteca del mundo. Óleos, paletas de colores y artistas sin los cuales sería imposible entender la historia de la pintura.

Monumento a Goya
Monumento a Goya, 1902, realizada en bronce y mármol por el escultor español Mariano Benlliure. 

 

Velázquez, Goya, Picasso, Tiziano, Rubens, El Bosco, Gauguin, El Greco, Van Gogh, Durero, Dalí, Matisse, Klee... Estos son solo algunos de los “ilustres vecinos” que habitan en el Paseo del Prado: Museo Nacional del Prado, Centro de Arte Reina Sofía y Museo Thyssen-Bornemisza.

 

Las Meninas o la Familia de Felipe

Las Meninas o la Familia de Felipe IV, 1656, óleo sobre lienzo, 381 x 276 cm de Diego Da Silva Velázquez.

 

Museo Nacional del Prado, historia viva

 

El Prado es la “residencia” de Velázquez, donde se custodian sus grandes obras maestras como “Las Meninas” y “Las Hilanderas”. Sin duda, se trata del gran templo sagrado de la pintura española. En su origen, el museo exhibía un primer catálogo que constaba de 311 pinturas. En la actualidad, el Museo Nacional del Prado, abierto todos los días, exhibe una colección compuesta por 1.150 obras aproximadamente.

El Real Museo abrió por primera vez al público en 1819 gracias a rey Fernando VII. Debido al interés de su esposa, la reina María Isabel de Braganza, el soberano tomó la decisión de crear un Real Museo de Pinturas y Esculturas. Pronto pasó a denominarse Museo Nacional de Pintura y Escultura y más tarde adquirió su nombre definitivo, Museo Nacional del Prado.

Las sucesivas Colecciones Reales sembraron la semilla de un incomparable fondo de valor incalculable. El listado de obras es sobresaliente: “El jardín de las Delicias” de El Bosco; “El caballero de la mano en el pecho” de El Greco; “El tránsito de la Virgen” de Mantegna; “La Sagrada Familia”, conocida como “La Perla” de Rafael; “Carlos V en Mühlberg” de Tiziano; “El Lavatorio” de Tintoretto; “Autorretrato” de Durero; “Las tres Gracias” de Rubens... El Prado alberga 3.000 obras en sus almacenes, no exhibidas al público, pinturas que sí se muestran en colecciones itinerantes dentro y fuera de España, así como en instituciones depositarias, embajadas y otros organismos oficiales.

 

Museo Nacional del Prado
Museo Nacional del Prado, en Madrid, España, es uno de los más importantes y visitados del mundo.

A lo largo de la historia, este fondo se fue ampliando con pinturas, esculturas, dibujos y piezas decorativas. Del Museo de la Trinidad llegaron importantes obras con alto valor patrimonial, como “La Fuente de la Gracia” de la Escuela de Jan Van Eyck. Casi todo el conjunto de las pinturas del siglo XIX -los Madrazo, Vicente López, Carlos de Haes, Rosales y Sorolla- proceden del Museo de Arte Moderno.

 

Donaciones, legados y compras contribuyeron a aumentar el patrimonio. Las Pinturas Negras de Goya llegaron a Madrid gracias a la donación del Barón Emile d’Erlanger en el siglo XIX. Compras muy interesantes en los últimos años han sido “El barbero del Papa” de Velázquez, en el 2003, y “El vino en la fiesta de San Martín” de Pieter Bruegel el Viejo, en 2010.

También se dieron restauraciones y algunos rescates (Tiziano y Ribera), así como gratos descubrimientos: el Prado cuenta con su propia “Gioconda”, hermana gemela de la famosa obra de Leonardo Da Vinci.

El Museo del Prado ha remodelado y ampliado su edificio en la última década. La obra de Rafael Moneo en 2007 -152 millones de euros, al margen de la recuperación del Claustro de los Jerónimos- posibilitó la rehabilitación del espacio con una finalidad funcional más acorde a los tiempos.

La última reforma se lleva a cabo con la recuperación del edificio de Villanueva, integrándose al conjunto.

Por primera vez, este museo nacional ha registrado un descenso del 7% en sus ingresos, con una notable caída del 25% en el número de visitantes desde septiembre del 2012. El Patronato que dirige el centro ha lanzado un plan de 2013-2016 con el que confía lograr una plena recuperación a partir del año 2015, con la ansiada superación de la complicada situación económica presente.

 

El Caballero de la mano en el pecho
El Caballero de la mano en el pecho, de El Greco, 1580, Óleo sobre tela mide 82 x 66 cm.

Mientras tanto, sigue organizando exposiciones de relieve internacional. Para el 2014, los protagonistas serán El Greco, en la celebración del cuarto centenario de su fallecimiento, Goya y Van der Weyden.

Ingres, Mariano Fortuny, Luis de Morales y Bernini centrarán la programación en el 2015. El quinto centenario de la muerte de El Bosco, el pintor francés Georges de La Tour y la pintora flamenca Clara Peeterst serán invitados de lujo para el año 2016. También se contemplan programas y exposiciones en conjunto con otros museos internacionales.

 

Centro de Arte Nacional Reina Sofía, custodio de “El Guernica”

El Museo de reyna Sofia,ignagurado en 1992, tomó como se de el antiguo Hospital General de Madrid, gran edificio neoclásico del siglo XVlll
El Museo de Reina Sofía, ignagurado en 1992, tomó como se de el antiguo Hospital General de Madrid, gran edificio neoclásico del siglo XVlll.

 

Colirio para limpiar los ojos y reavivar la mirada. Arte que enseña a ver y entender. La colección del Museo Reina Sofía contiene alrededor de 20,000 obras. Y en este joven templo del arte se encuentra el brillo inimitable de “El Guernica” (1937), un óleo sobre lienzo cuyas medidas lo acercan a la pintura mural (349,3 x 776,6 cm).

Esta obra de Picasso rinde tributo a Guernica, ciudad bombardeada el 26 de abril de 1937 por la aviación alemana e italiana durante la Guerra Civil Española. Se trata de una de las obras de artes más influyentes en el siglo XX. 

La Plaza interior inaugurada en 2005
La Plaza interior inaugurada en 2005, fue dirigida por el arquitecto francés Jean.

A la sombra del Museo del Prado, en un país a veces ensombrecido e incluso acomplejado por el peso de su pasado, la apertura del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía supuso la creación de un museo de arte moderno y contemporáneo en España de auténtica referencia internacional.

En abril de 1986 se abría el Centro de Arte Reina Sofía tan solo como sala de exposiciones temporales. El Museo, por disposición legal, fue creado en 1988, dependiente del Ministerio de Cultura. A finales de 1988, José Luis Íñiguez de Onzoño y Antonio Vázquez de Castro llevarían a cabo las últimas modificaciones del viejo Hospital San Carlos, edificio declarado Monumento Histórico-Artístico en 1977 y donde se ubica desde su origen.

En la rehabilitación, cabría destacar especialmente las tres torres de ascensores de vidrio y acero, diseñadas en colaboración con el arquitecto británico Ian Ritchie. El 10 de septiembre de 1992, los Reyes de España, D. Juan Carlos y Dña. Sofía, inauguraban la Colección Permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Guernica de Pablo Picasso 1937
Guernica de Pablo Picasso 1937, óleo sobre lienzo, 349 x 77 cm.

 

Aunque su estado de salud material es delicado, “El Guernica” sigue atrayendo las miradas. Actualmente se desarrolla un programa de investigación, mediante un robot, para diagnosticar el verdadero estado de conservación interior.

El óleo de Picasso aterrizó en España en 1981, pero se expuso en el Reina Sofía a partir de 1992, cuando se inauguraba como museo nacional. Existe una sala dedicada al pabellón español en la Exposición Internacional de París de 1937, donde se mostró por primera vez al público esta obra ahora universal.

Obras de Picasso, Bacon, Braque, Miró, Marcel Broodthaers, Dalí, Juan Gris, Delaunay... Una colección que suma alrededor de 30,000 obras, sumando nuevas disciplinas artísticas: 4,100 pinturas, más de 1,700 esculturas, casi 3,600 dibujos, más de 5,500 grabados, 4,230 fotografías, 120 instalaciones y casi 40 video-instalaciones. Públicamente solo se exhibe una selección mínima que representa el 5% de sus fondos.

La biblioteca y centro de información del Museo reyna sofía se compone de una serie de clecciones especializadas en Arte contemporáneo
La biblioteca y centro de información del Museo Reina Sofía se compone de una serie de colecciones especializadas en Arte contemporáneo.

 

En 2005 el arquitecto Jean Nouvel llevó a cabo la última gran transformación y ampliación del Reina Sofía -92 millones de euros-. Fue un proyecto discutido, pero la incorporación de la nueva Biblioteca y el Centro de Documentación ha permitido desarrollar, entre otras virtudes, una mejor integración en la propia ciudad de Madrid. El museo generaba un nuevo espacio público con la creación incluso de una plaza en su propio interior. Todo facilitó un mejor acceso e interactividad para estudiantes, curiosos y amantes del arte en general.

El Reina Sofía acogió 2.565.000 de visitas durante el pasado año 2012. En este momento, Dalí es el gran invitado. La gran exposición “Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas”, que ocupa la tercera planta, augura un nuevo récord de visitas. Permanecerá abierta hasta finales de septiembre del 2013.

 

Museo Thyssen-Bornemisza, grandes maestros

 

Probablemente, el catálogo Thyssen-Bornemisza era la colección privada más importante del mundo en los años 1990. Tras la inauguración de este nuevo museo en Madrid en 1992, creado con la base de esta colección, el Estado español adquirió en junio de 1993 un lote de 775 cuadros por 350 millones de dólares, cifra tres veces inferior al valor estimado.

En la actual sede del Thyssen, el Palacio de Villahermosa, el amante del arte puede disfrutar de no pocas obras maestras, como “Retrato de Enrique VIII” de Holbein; “Arlequín con espejo” de Picasso; “Santa Catalina” de Caravaggio, y “Habitación de hotel” de Hopper. También se encuentran otros grandes maestros como Van Gogh, Gauguin, Matisse, Duccio, Lucas Cranach, Durero, Frans Hals, Kirchner, Mondrian y Klee. Es destacable una importante colección de pintura norteamericana del siglo XIX, única en el ámbito museístico europeo.

El museo thyssen-bornemisza exhibirá a finales de este año pisarro y el surrealismo y el sueño
El museo thyssen-bornemisza exhibirá a finales de este año pisarro y el surrealismo y el sueño.

 

El Museo Thyssen-Bornemisza ofrece un recorrido desde el siglo XIII hasta el arte más actual, de finales del siglo XX. Cuelgan de sus muros cerca de mil obras comprendidas en este amplio periodo: Renacimiento, Barroco, Romanticismo y el arte de los siglos XIX y XX, hasta llegar al Pop Art.

 Provocan e invitan a pensar al visitante todas las pinturas de los movimientos de las vanguardias, como el Impresionismo, el Fauvismo, el Expresionismo alemán y las tendencias experimentales de comienzos del siglo XX.

Santa Catalina de caravaggio es una de las obras que alberga el museo de thyssen-bornemisza
Santa Catalina de Caravaggio es una de las obras que alberga el museo de thyssen-bornemisza.

 

Este prestigioso museo se inauguró en 1992, mismo año que el Centro de Arte Nacional Reina Sofía. En 2004 se llevó a cabo la última ampliación con un presupuesto de 36 millones de euros. De forma altruista, la baronesa Thyssen cedió al Estado español 240 obras de su colección privada durante 11 años. El compromiso de este préstamo se ha renovado recientemente para los tres años venideros.

La Colección Thyssen-Bornemisza, adquirida por el Estado español al barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza en 1993, y la colección Carmen Thyssen-Bornemisza, propiedad de la baronesa viuda, conforman un gran legado artístico. En 2012, el Thyssen recibió 1,255,281 visitantes. La Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, creada   ad hoc, es la entidad responsable de la gestión.


Texto Leslie J. López