EMPRESAS DE VIVIENDA EN BOLSA.

Un indicador favorable y muy significativo del nivel de actividad de la industria de la vivienda se refleja en la reciente emisión de SARE en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV.) SARE es una empresa constructora y comercializadora de vivienda. La acción fue colocada por GBM Casa de Bolsa y constituye la primera emisión de acciones en la BMV en el sexenio del Presidente Fox. Los rendimientos para los inversionistas que han adquirido acciones de las empresas del ramo de la vivienda que cotizan en bolsa, ARA, GEO y HOGAR, han sido muy atractivos, de más del 100 por ciento en lo que va del año y que superan los beneficios de inversiones alternativas como oro, cetes-90 o dólares (T-Bills 3) y en general al índice de la bolsa (IPC), según se muestra en la siguiente gráfica.

Si se considera una inversión de largo plazo, de 2000 a la fecha, haber seleccionado acciones de estas tres empresas ha dado lugar a resultados favorables.

PERSPECTIVAS

Las perspectivas de inversión en acciones de empresas de este ramo se antojan favorables ante las proyecciones globales de crecimiento de la industria de la vivienda, impulsada principalmente por el apoyo de políticas públicas orientadas a la reestructura y crecimiento del INFONAVIT, la actualización del programa rezagado de FOVISSSTE y el fortalecimiento de los programas de vivienda popular de FONAPO, SEDESOL y de los gobiernos Estatales. Por otra parte debe mencionarse que la estabilidad económica que ha permitido la baja en las tasas de interés y los créditos en pesos a plazos mayores, ha favorecido la colocación de créditos de la Sociedad Hipotecaria Financiera (SHF) a través de las Sofoles, así como la oferta reciente de créditos hipotecarios de la banca comercial.

El dinamismo que ha cobrado la industria de la vivienda apenas comienza a satisfacer la demanda, que de acuerdo con CONAFOVI es de más de 700 mil viviendas anuales, como resultado de la formación de nuevos hogares, y de un rezago habitacional de 4.3 millones de viviendas al año 2000. No obstante que satisfacer este mercado aparentemente da lugar a una demanda potencial extraordinaria para la construcción y venta de viviendas, dicha demanda, debe matizarse de acuerdo con el ingreso de las familias mexicanas. De acuerdo con el Censo de Población del año 2000, el 41.1 por ciento recibe un ingreso de hasta tres salarios mínimos (SM); el 22.4 por ciento, de 3 a 5 (SM); el 22.1 por ciento de más de 5 a 10 (SM); y el 14.4 por ciento de más de 10 (SM).

Previamente a la participación de SARE en el mercado de valores, se cotizaban las acciones de tres empresas activas en el ramo de la vivienda: ARA, GEO y HOGAR. Las primeras dos, las más bursátiles, ARA y GEO, han obtenido grandes beneficios por los recursos derivados de su colocación en la BMV, lo que les ha permitido un constante crecimiento, aunado a una administración profesional de su actividad, no obstante que tienen estrategias totalmente diferentes, pero ambas exitosas. En contraste, Consorcio Hogar, no obstante su aparente rentabilidad en la cotización de su acción, no ha podido despegar de acuerdo con las expectativas que se tenían de esta empresa, lo que se ha reflejado en una reducida bursatilidad de su acción.