México se asume con un crecimiento económico de 3.5%; sin embargo, ello dependerá de la manera en que sean aplicadas las nuevas normas, las cuales deben avalar la igualdad de oportunidades para los sectores productivos del país.

Este año México podría crecer entre 3% y 3.5% debido a la aprobación de las reformas estructurales y su efecto desencadenado en el entorno económico mundial. Sin embargo, el éxito y despegue dependerá en gran medida de la buena ejecución de estas nuevas reglas en concordancia con políticas públicas que garanticen el estado de derecho, el abatimiento de los problemas de inseguridad y la generación de oportunidades para las clases desprotegidas, condiciones por las que la banca ve con optimismo el desarrollo de la economía en 2014. Estos temas son abordados por Alejandro Valenzuela del Río, director general del Grupo Financiero Banorte, en entrevista con Real Estate Market & Lifestyle.

 

Pronósticos Economía de México
 Crecimiento (& anual) 201320142015
PIB real 1.1 3.3 5.0
Consumo privado 2.7 2.5 5.1
Consumo de gobierno 1.3 6.8 3.3
Inversión fija bruta -1.4 1.0 6.0
Exportaciones 1.3 6.7 4.0
Importaciones 2.5 3.7 4.8
Producción Industrial -0.7 2.8 5.1
Servicios 2.1 3.2 5.0

Fuente: Banorte - IXE Análisis y Estrategia

 

Director General de Banorte
Alejandro Valenzuela, Director General de Banorte

 

 

Gisselle Morán. (GM)- ¿Cuál es su balance de 2013?

Alejandro Valenzuela (AV) Fue un año muy difícil porque la economía mexicana creció muy poco, ligeramente arriba de 1%, cuando las expectativas a finales de 2012 eran que México podría crecer arriba
de 3%.

En términos de la visión financiera, los desarrolladores de vivienda se enfrentaron a problemas; las compañías más importantes del país siguen en la misma situación, esto implicó que todos los bancos que les prestamos recursos nos vimos obligados a constituir reservas como nunca antes.

Por el lado del país creo que fue un año muy bueno porque México avanzó en su agenda de reformas estructurales, lo que compensó la desaceleración económica.

La cantidad de reformas estructurales aprobadas es un hito histórico, ahora lo fundamental es que se traduzcan en crecimiento, generación de oportunidades y mayor expectativa de vida para la gente. Por ello, a pesar de las dificultades, vemos a 2014 con optimismo.

GM.- Respecto del pronóstico del sector para 2014, ¿dónde se encuentra y hacia dónde debe ir?

AV.- Economistas de Banorte consideran que México puede crecer entre 3% y 3.5%, lo cual sería un indicador alentador. En el entorno mundial la liquidez va a escasear porque las tasas de interés aumentan en Estados Unidos, no sabemos a qué velocidad pero va a cambiar la vida en todos los países emergentes, aquí México tiene una oportunidad porque está haciendo las reformas estructurales, tiene fundamentales económicos muy sólidos y está con rezagos importantes que puede resolver.

El país puede empezar a despegar, pero es como un maratón: no se trata de correr los primeros dos o tres kilómetros, sino aguantar. La consistencia de la recuperación de crecimiento es fundamental porque es lo que va a permitir a los mexicanos lograr un buen nivel de vida. Buen 2014 al principio, pero todavía con nubarrones, particularmente en lo que respecta a la economía mundial, que difícilmente podamos anticipar qué es lo que puede pasar.

GM.- ¿Cómo ven los mercados internacionales a México?

AV.- Con mucho interés gracias a las reformas, desde los mandatos de los ex presidentes de México, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, los avances habían sido modestos, porque nuestro país transitó a una democracia que obligó a que el poder centralista, que existía en nuestro país antes de la democracia, fluyera en las estructuras gubernamentales, transición que ha sido benéfica para el país. El gran logro del presidente Enrique Peña Nieto en este régimen democrático es justamente lograr las reformas estructurales acordadas por la gran mayoría de los partidos políticos, situación que demuestra una madurez política que el país no tenía.

GM.- Respecto al marco macroeconómico ¿dónde está México actualmente?

AV.- México tiene rezagos porque, comparado con Brasil, Chile, Colombia y Perú, creció en promedio menos que ellos. Este rezago implica un gran potencial, estamos atacando los problemas estructurales de esos rezagos y, aunado un manejo muy disciplinado de las finanzas públicas, nos debe generar mayores tasas de crecimiento.

No buscamos crecer como los chinos, que lo hacen por arriba de 10%, y cuando se desaceleran lo hacen a 7%.

Nosotros hemos mantenido un dinamismo de 2% real en los pasados 20 años, México necesita crecer de 3% a 3.5%, si crece entre 3.5% a 4.0% en los próximos 20 años el número de personas que ingresen a las clases media y media alta será considerable. Desde luego, hay que trabajar en educación, salud, infraestructura y estado de derecho. Nuestro país puede desencadenar una historia de éxito, a eso le apostamos.

GM.- Desde la óptica empresarial, ¿cuáles son las políticas públicas en materia financiera para el bienestar del país?

AV.- Un marco económico de estabilidad, renglón en el que México ha hecho una gran tarea. Aprendimos de crisis dolorosas que empezamos desde 1976, 1982, 1988, 1994 y 1995, esta última resultado de los países desarrollados que apalancaron sus economías y nos afectaron; además de la gripa aviar y otros temas lamentables que nos hicieron mucho daño, pero México aprendió a tener su casa en orden. La segunda asignatura es consistencia. Debemos trabajar en políticas públicas de largo plazo, que no dependan de un ciclo electoral o de una coyuntura política, sino que dependan de una visión a largo plazo para resolver problemas en temas como educación, salud, infraestructura y estado de derecho, pues no son coyunturas sino temas que necesita un país para funcionar bien.

GM.- ¿Cuál sería el más efectivo detonador de la economía mexicana?

AV.- La buena ejecución de todas las reformas estructurales aprobadas por el Congreso de la Unión y decretadas por el Presidente de la República. Si esta ejecución, aunada a buenas políticas públicas, logra un estado de derecho, abatir los problemas de inseguridad en el país y darle más oportunidades a los que menos tienen, el país será una plataforma de despegue.

 

Las grandes desarrolladoras de vivienda comenzaron a reestructurar su operación
Las grandes desarrolladoras de vivienda comenzaron a reestructurar su operación

 

GM.- En otro tema, ¿cómo impacta la reforma financiera al sector inmobiliario?

AV.- Primero, permite prestar a tasas y plazos impensables hace 15 años. Hoy prestamos a 15 y 20 años, a tasas fijas por debajo de 10%, este logro se debe a la estabilidad macroeconómica y a las reformas estructurales que se hicieron en su momento con los fondos de pensiones.

 Una de las preocupaciones que tenemos en la banca es ejercer las garantías cuando un crédito se vuelve un problema, ya que el proceso judicial en México, comparado con otros países, es deficiente. Con la nueva reforma financiera la ejecución de garantías será más ágil, lo que va a ayudar a prestar más rápido. Este proceso no se dará de la noche a la mañana, habrá que capacitar a los jueces, de igual forma, habrá que educar a todos para que entiendan sus derechos y obligaciones, también los bancos deben entrar en este proceso para que haya certidumbre.

GM.- En cuanto a vivienda ,¿qué tanto los han apoyado?

AV.- Hemos apoyado con todo. El año pasado, como apoyamos a GEO, Urbi y Homex de manera importante, también tuvimos problemas, aunque ayudamos a reestructurar la deuda de cada una de estas empresas, estamos trabajando para darles viabilidad, para que salgan fortalecidas y afecte lo mínimo tanto a los acreedores que les prestaron dinero como a la gente que confió en ellas.

Por otro lado, estamos financiando casa habitación a pequeños desarrolladores de vivienda en todo el país. Trabajamos de la mano con la nueva política pública que busca desarrollar los polígonos cercanos a las urbes para que la gente tenga un mejor nivel de vida, ahora vemos una recuperación importante del crédito, sobre todo en los recientes cuatro o cinco meses.

Este año estimamos financiar en casa habitación, infraestructura y vivienda cerca de 36,000 millones de pesos (mdp), si a estos recursos le sumamos los créditos puente el monto podría elevarse a 50,000 mdp. De cada peso que prestamos, 20 centavos tienen que ver con vivienda, y si sumamos los créditos-puente no me sorprendería que lleguemos a 30% por cada peso prestado. Junto con BBVA-Bancomer, somos los bancos de la vivienda.

 

Banorte

Financiamiento industrial de la construcción

500,000 mdp

Colocación hipotecaria

36,000 créditos

Fuente: Banorte - IXE Análisis y Estrategia

 

GM.- ¿A cuánto ascendió el monto colocado en hipotecas el año pasado?

AV.- Las hipotecas que colocamos rondan en 100,000 mdp. En 2013 creció entre 13% y 14%, en proporción aumentó entre 12,000 y 13,000 mdp de hipotecas. Este año se colocarían 36,000, de los cuales tendremos amortizaciones entre 115,000 y 120,000 mdp de préstamos hipotecarios vigentes.

GM.- En este sector, ¿cuál es la visión de Banorte?

AV.- En México hay un déficit de vivienda de 7 a 8 millones de personas que van a requerir casa habitación en los próximos seis o siete años. Pero la pregunta es ¿cómo acompañar a la gente en su ciclo de vida? En la forma que podamos entender el ciclo de vida de la gente y lograr que la casa que compran cuando son recién casados, cuando tienen hijos, cuando se jubilen sea la misma que la de su ciclo de vida. Creo que el gran pendiente del país es ayudar a la gente a ver la vivienda como un patrimonio que moldeen de acuerdo con el crecimiento familiar y su desarrollo.

Entonces surge un punto por atender, que es el costo de comprar y vender la casa habitación. En otros países esto es muy fácil, en México es oneroso comprar y vender una casa por los costos notariales, los del Registro Público de la Propiedad e impuestos asociados.

GM.- En cuanto a infraestructura, ¿continúan con el financiamiento?

AV.- Para Banorte la infraestructura es muy importante, vamos a involucrarnos en todo lo relacionado con la reforma energética, que es una gran oportunidad para el país, tanto en el sector eléctrico como en el petróleo y sus derivados, aunque no somos un banco con la capacidad de hacer todo entramos con otras instituciones en diversos proyectos, compartiendo riesgos para generar los máximos beneficios en diferentes esquemas de la mano con el sector público.

Parte de los temas de la reforma financiera que nos alienta es que la banca de desarrollo va a despegar, ya que estaba muy limitada para llevar a buen puerto muchos proyectos, vamos a complementarnos, hoy lo fundamental es ordenarnos.

Si la infraestructura empieza a jalar bien, la nación será más competitiva. Todo lo que hagamos en infraestructura tiene una tasa de retorno alta. La calidad de vida y productividad se disparan si hay una buena movilidad de la gente, por eso hay que pensar en polígonos con infraestructura para el desarrollo de las personas. Tenemos que estar abiertos a la innovación y encausarla a un marco de mayores competencias.

Los mercados internacionales se enfocan a México
Los mercados internacionales se enfocan a México


Texto:Gisselle Morán

Foto: INDICE POLÍTICO, WEBARO