Pese al freno que presentaron algunos indicadores económicos durante 2013, la expectativa es que México crezca 3.8% en 2014, pronostica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

En 2013 el crecimiento económico en México se ubicó muy por debajo de las necesidades de la economía nacional y del potencial que tiene el país para crecer. El producto interno bruto (PIB) creció 1.1%, por debajo de lo previsto por el gobierno federal de 1.3% y de 1.2% por el Banco de México. En opinión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esta situación fue motivada por tres causas.

En primer lugar, el entorno externo experimentó una desaceleración a mediados de 2012 que se prolongó a finales de 2013 cuando empezó la reactivación. Específicamente Estados Unidos tuvo un lento crecimiento que originó una baja en las exportaciones manufactureras de México.

El segundo aspecto estuvo relacionado con el efecto calendario del cambio de gobierno, que provocó un menor gasto público en la primera mitad del año. Finalmente, la industria de la construcción experimentó problemas estructurales, particularmente el sector de la vivienda.

Para este año, las previsiones son más positivas, puesto que el país se ajusta en la ruta para lograr un crecimiento sostenido programado entre 3% y  3.8% según diversos organismos nacionales como el Banco de México e internacionales como el Fondo Monetario Internacional.

 

Las exportaciones manufactureras registraron 1.2% de incremento
Las exportaciones manufactureras registraron 1.2% de incremento

 

La industria manufacturera aporta 19% al producto interno bruto (PIB) nacional.

 

Sector Externo

 

La desaceleración económica de Estados Unidos afectó la actividad productiva del país, en parte por las funciones fiscales de esa nación y la contracción en el ritmo de crecimiento, lo que llevó a que las exportaciones no petroleras y las del sector manufacturero dejaron de crecer en un periodo de 12 meses, explicó la SHCP.

Tan sólo las exportaciones manufactureras de nuestro país registraron 1.2% de crecimiento anual acumulado en los primeros 9 meses del 2013, porcentaje por debajo de lo registrado en el mismo periodo de 2012, cuando se ubicó en 4.6%, por lo que su bajo desempeño se reflejó en poco crecimiento para la economía mexicana.

Sin embargo, las previsiones para la industria manufacturera en 2014 son al alza, con un incremento de hasta 3%, aunque este repunte dependerá en gran medida del crecimiento económico que alcance Estados Unidos.

La industria manufacturera aporta 19% al producto interno bruto (PIB) nacional. Actualmente, México es el primer exportador de televisores de pantallas planas y de refrigeradores con congelador, así como quinto exportador de computadoras.

 

Efecto Calendario

 

Un segundo factor que contribuyó con la desaceleración económica de México fue el cambio de administración, lo cual supuso un efecto calendario que implicó un lento ejercicio del gasto público durante el primer semestre del 2013.

Datos de la SHCP establecen que la inversión física del gobierno durante el primer semestre disminuyó 6.7% en términos reales, en relación con el mismo periodo de 2012 debido a que se postergaron algunos proyectos de inversión. Aunque aclara que el gasto público se ejerció en su totalidad al cierre de diciembre, sumando 3.3 billones de pesos, un incremento de 3.1% real anual, por lo que descartó un subejercicio.

En contraste, durante los primeros dos meses de este año, no se ha registrado retraso alguno en la calendarización del gasto público, de acuerdo con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien aseveró que al 31 de enero el gobierno ejerció más de 197,000 de pesos, en términos reales significa más 10% que lo registrado en el mismo periodo de 2013. Además, el Presupuesto de Egresos 2014 se aprobó en tiempo y forma y se autorizó a las dependencias públicas iniciar los procesos de licitación desde finales del año pasado, lo que redundará en
un gasto oportuno.

Otro elemento que abonará a la reactivación económica son las disposiciones en la reforma política que establecen que el tiempo de la transición gubernamental se reducirá, lo cual permitirá que, aun en un cambio de gobierno habrá un ejercicio más racional del gasto.

 

Se modernizaran 19 aeropuertos en todo el país, durante el sexenio
Se modernizaran 19 aeropuertos en todo el país, durante el sexenio

 

Al 31 de enero el gobierno ejerció más de 197,000 mdp; en términos reales, significa más de 10% de lo registrado en el mismo periodo de 2013 SHCP.

 

Vivienda

 

Un factor interno que repercutió en la debilidad económica nacional fue la baja actividad en la industria de la construcción, reflejo de la fragilidad mostrada en la edificación de vivienda, así como en el gasto público en obras de infraestructura.

Esta tendencia viene desde 2010, aunque la construcción privada no residencial mantiene un ritmo sostenido en los recientes cuatro años versus la dinámica de la vivienda que ha registrado caídas desde 2008, según se muestra en el índice HABITA de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El PIB de la industria en 2010 se ubicó en 0.75%; en 2011 en 3.98% y en 2012 en 2.01%; siendo el año pasado el más afectado y de mayor contracción con 4.5%, resultando la vivienda el segmento más afectado, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En opinión de la Secretaría de Hacienda, las cifras negativas de la construcción son resultado de un problema estructural relacionado con el agotamiento del modelo de negocios y financiamiento público que llevó a construir miles de casas en lugares inadecuados alejados de los centros de trabajo, sin acceso al transporte público y, en algunos casos, sin acceso a los servicios básicos como el agua potable o la electricidad y hoy se traducen en cerca de cinco millones de viviendas en estado de abandono o deterioro.

No obstante, 2014 representa la oportunidad de poner en práctica una serie de políticas públicas para revertir esta situación y encaminar a la industria hacia una redefinición bajo nuevas reglas para el sector de la vivienda basadas en un desarrollo urbano integral.

Excluyendo a las tres empresas que están en condiciones muy complejas desde el punto de vista financiero, con un exceso de apalancamiento, el sector empieza a crecer en el número de viviendas construidas, tendencia que inició desde los meses de noviembre, diciembre y continúa en el mes de enero, según información de la SHCP.

Se espera que con las nuevas medidas, la recuperación de la industria sea paulatina, atendiendo a nuevos mercados y con un portafolio diversificado de productos e instrumentos hipotecarios que llevará a un 2015 recuperado.

 

En la primera mitad de febrero de 2014, la inflación fue moderada, al ubicarse en 4.21%, menor a la prevista en el mercado, en 4.32%.
INEGI

 

Organismos como la OCDE vaticinan a México un PIB de 3%
Organismos como la OCDE vaticinan a México un PIB de 3%

 

El camino

 

Estados Unidos está creciendo, mientras el desempleo decreció de 6.7% a 5%, la generación de empleos sigue por debajo de la expectativa; en otras palabras, a pesar de que la economía estadunidense tiene un comportamiento mixto, analistas coinciden en que la tendencia será favorable para este 2014.

En el caso de México, hay indicadores alentadores. En materia de empleos, se crearon alrededor de 475,000 en el sector formal privado el año pasado. Otro indicador es el del consumo privado aún con signos de debilidad, pero con una clara tendencia de recuperación.

Mientras que por el lado de la inflación, el INEGI dio a conocer que en la primera mitad de febrero de 2014 fue moderada, al ubicarse en 4.21%, menor a la prevista en el mercado, en 4.32%, sin duda, una señal positiva para la reactivación económica del país.

Al respecto, las previsiones de la SHCP establecen como meta un incremento de 3.9%, mientras que las estimaciones del Banco de México apuntan a 4%. Asimismo, organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, proyectan un avance económico de 3%.

El panorama económico del país para este año es de crecimiento sostenido, apoyado principalmente por las mismas causas que en 2013 se dejó de crecer, entre ellos está la recuperación de la economía de Estados Unidos, la reactivación del mercado  interno, mayor actividad en la industria de la construcción y el resultado de la aprobación de las reformas estructurales.

El PIB de la industria en 2010 se ubicó en 0.75%; en 2011 en 3.98% y en 2012 en 2.01%; el año pasado fue el de mayor contracción: con 4.5%.

Texto:Jorge L. Varela / Judith Santiago

Foto: SHUTTERSTOCK, BANK MAZ, DSR