Son una operación bursátil para que las empresas de más de 40 países, entre ellos México, cumplan el Protocolo de Kioto y ayuden a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Los bonos o créditos de carbono son un mecanismo internacional para reducir las emisiones contaminantes al ambiente. Son uno de los tres mecanismos propuestos en el Protocolo de Kioto para la reducción de emisiones causantes del calentamiento global o efecto invernadero.

El sistema consiste en ofrecer incentivos económicos para que las empresas privadas contribuyan a la calidad ambiental y se consiga regular la emisión generada por sus procesos productivos, considerando el derecho a emitir dióxido de carbono (CO2) como un bien canjeable y con un precio establecido en el mercado.

Los créditos de carbono fueron una propuesta presentada en 1993 por la economista argentina Graciela Chichilnisky, que fue aceptada el 11 de diciembre de 1997 cuando se celebró el Protocolo de Kioto, una importante ciudad de Japón localizada en la parte central de la isla Honshu. En ese cónclave, 37 países industriales y la Unión Europea se comprometieron a estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero y a tomar acciones para lograr ese objetivo.

La transacción de los créditos de carbono —un bono de carbono representa el derecho a emitir una tonelada de CO2— permite mitigar la generación de gases de efecto invernadero, beneficiando a las empresas que no emiten o disminuyen la emisión y haciendo pagar a las que emiten más de lo permitido.

Las reducciones de emisiones contaminantes se miden en toneladas de CO2 y se traducen en certificados de emisiones reducidas (CER), otorgados por el mecanismo de desarrollo limpio (MDL) y equivalen a una tonelada de CO2, la cual se deja de emitir a la atmósfera y pueden ser vendidos en el mercado de carbono a países industrializados, de acuerdo con la nomenclatura del Protocolo de Kioto.

 

Central Térmica Carbón.
Central Térmica Carbón.

 

Efecto Invernadero

 

Es el calentamiento natural de la Tierra. Los gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera retienen parte del calor del sol, con lo que se mantiene la temperatura apta para la vida

 

 

Las reducciones de emisiones contaminantes se miden en toneladas de CO2 y se traducen en certificados de emisiones, los cuales pueden ser vendidos en el mercado de carbono a países industrializados.

 

Los tipos de proyecto que pueden aplicar a una certificación son, por ejemplo, la generación de energía renovable, el mejoramiento de eficiencia energética de procesos, reforestación, limpieza de lagos y ríos, entre otros.

Los CER se comercializan en los más de 40 países signatarios del protocolo y sus empresas, que financian proyectos de reducción de dióxido de carbono (medido en toneladas equivalentes tCO2e) generado en su proceso industrial.

Otros países acuden a Bolsas de Clima, en las que ya están los proyectos desarrollados y donde se venden a quienes necesiten reducir sus impactos ambientales. Por ejemplo, si una compañía emite un millón de tCO2e, puede neutralizar sus emisiones protegiendo un bosque que absorba ese millón de tCO2e, o financiar el desarrollo de energías limpias y eficientes de países o empresas en países en vías de desarrollo, con una reducción equivalente al millón de toneladas de CO2e emitidas.

 

SIMILAR AL MERCADO BURSATIL

 

Actualmente, el Chicago Climate Exchange (CCX) es el escaparate voluntario en el que se pueden negociar emisiones. Empezó en 2006 con 127 clientes interesados en reducir sus emisiones a niveles inferiores a los de 2002, y terminó el año con 237 empresas. Algunas de las empresas que figuran dentro de la cartera de la CCX son Ford, Dupont, Kodak, Motorola, Sony, Bayer, IBM e Intel, las cuales hacen evidente el tamaño y potencial del mercado de los bonos de carbono.

En 2006 se negociaron 10.2 millones de tCO2e, lo que significó un incremento de 700% con respecto al año anterior, e ingresos para los vendedores de proyectos de 38.1 millones de dólares (mdd). El precio tuvo un comportamiento igualmente positivo, empezando 2006 con 1.73 dólares por tonelada y aumentando a 4.20 dólares en promedio a finales de año.

 

Los certificados de emisiones reducidas son otorgados por el mecanismo de desarrollo limpio en más de 40 países que financian proyectos de reducción de dióxido de carbono.

 

La dinámica es la de una bolsa de valores tradicional, en la que oferentes y demandantes (privados y públicos) coinciden en el mercado para intercambiar un bien o servicio. Solo que en este caso son permisos de emisión. En 2010 se negociaron 400 millones de tCO2e en el mercado voluntario, que equivaldrían entre 4,000 y 5,000 mdd, sin contar los 16,000 mdd que llegarían a Latinoamérica como apoyo financiero a proyectos de desarrollo sustentable.

 

Ciclo del Carbono

 

 

MEXICO, 4° LUGAR MUNDIAL

 

En México el mercado de bonos de carbono se ha expandido y desde 2008 ocupa el 4° lugar mundial, con una participación del 3%. Ejemplo de bonos de carbono en México es California, entidad estadunidense en la que se crearon de forma independiente al mecanismo de desarrollo limpio (MDL) los bonos CRT (Climate Reserve Tonnes) y se firmaron acuerdos con varios estados de la frontera mexicana, para desarrollar métodos y protocolos de certificación.

California mantiene en México 32 proyectos con un volumen aproximado de 6 millones 713,353 toneladas de CO2 equivalentes, y hay una cartera de proyectos calculada en más de 67.43 milones de tCO2e. Alemania, mediante el MDL, planea comprar a la agroindustria tequilera mexicana 1.4 millones de bonos de carbono.

La presencia en el mercado de agentes independientes no debe subestimarse, ya que actualmente manejan volúmenes de tCO2e que pueden superar los alcanzados por el MDL, por lo que su intervención puede ser decisiva para cumplir las metas del Protocolo de Kioto. Finalmente, los bonos actualmente transitan por una etapa de diversificación que provocará que en un futuro próximo sean una opción accesible para mayor número de empresas.

 

En 2006 se negociaron 10.2 millones de tCO2e, lo que significó un incremento de 700% con respecto al año anterior, e ingresos para los vendedores de proyectos de 38.1 mdd.

 

MARGEN OPERATIVO

 

Las transacciones de bonos pueden ser desde una simple compra o venta de una cantidad específica de bonos, hasta una estructura de compra-venta con diversas opciones. Algunas de las opciones son las siguientes:

Compras Spot: El precio del bono y la cantidad de créditos se acuerdan el día de la compra-venta, pero la entrega y el pago del bono se realizan en una fecha futura cercana. Se puede considerar como si la compra-venta ocurriera en el momento, aunque pasen unos días entre el pago y la entrega. Esto se hace para asegurar un precio conveniente para ambas partes y para reducir el riesgo de que el bono no se venda en el futuro.

Contratos de entrega futura: Se acuerda la compra-venta de una cantidad específica de bonos al precio de mercado actual, pero el pago y la entrega se realizarán en fechas futuras, generalmente de acuerdo con un cierto calendario de entregas.

Las partes compran o venden la opción (el derecho a decidir), independientemente de que la venta se realizará o no en una fecha y a un precio pactados. De esta manera, el comprador tiene el derecho a la cantidad de bonos ofrecida por el vendedor, pero no tiene la obligación de comprarlos una vez llegada la fecha acordada.

Las condiciones de precio, cantidad y fecha de entrega de los bonos se acuerdan el día de la elaboración del contrato, y también se fija el plazo que marca la fecha límite para que el comprador mantenga su derecho de compra. En este caso, el vendedor está a la expectativa y depende de la decisión del comprador pero, si la compra-venta se realiza, el comprador le pagará una cantidad adicional denominada Premium.

Todas las operaciones de compra-venta en el comercio de bonos de carbono están regidas por un contrato entre el comprador y el vendedor. No hay un valor “oficial” sobre el precio de una tonelada de CO2 reducida o no emitida.

 

Alemania, mediante el MDL, planea comprar a la agroindustria tequilera mexicana 1.4 millones de bonos de carbono.

 

 

Aunque algunas agencias multilaterales han establecido ciertos precios para los proyectos de reducción de emisiones financiados por ellas mismas (por ejemplo, hasta 2005, el Banco Mundial emplea un precio de 5 dólares por tonelada de CO2 equivalente no emitida), el precio de la tonelada está sujeto a la oferta y demanda de bonos de carbono en el mercado.

Dado que existen diferentes esquemas para el comercio de los bonos y diferentes sitios del mundo donde se pueden comprar y vender, puede haber precios diferentes por cada tonelada de CO2. Por ejemplo:

Chicago Climate Exchange: En operación desde diciembre del 2003; el precio ha fluctuado desde 0.90 hasta 2.10 dólares por tonelada de CO2 (datos de 2005).

European Climate Exchange Carbon: Opera desde abril de 2005; el precio ha fluctuado entre 6.40 y 19.70 euros por tonelada de CO2 (también datos de 2005, obtenidos de la página oficial de la Semarnat).

 

COMPONENTE AMBIENTAL DE REFORMAS HACENDARIA Y ENERGETICA

 

Ante representantes de más de 150 naciones reunidas en Cancún, Quintana Roo, para la quinta asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), del 28 al 30 de mayo pasado, el presidente Enrique Peña Nieto expuso los novedosos instrumentos de política tributaria para fortalecer el cuidado de la ecología, como la creación de un impuesto para los energéticos que generen bióxido de carbono y contribuyen al calentamiento global.

Mencionó también el nuevo gravamen a los plaguicidas de alta toxicidad, y para alentar la generación de electricidad a partir de fuentes de energía más limpias, dijo, se acordó la deducibilidad inmediata de las inversiones en esta industria y de paso comprometió 20 millones de dólares para el GEF el resto de su sexenio.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, destacó en su momento que, de 1991 a 2014, México ha presentado 54 proyectos al GEF y ha recibido casi 451 millones de dólares, los cuales han servido como capital semilla para su ejecución, ya que existe un cofinanciamiento que en ocasiones se paga en especie, con apalancamiento bancario y aportaciones de los propios beneficiarios que elevan esta suma a 2 mil 725 millones de dólares.

Naoko Ishii, directora ejecutiva del GEF, recordó que un ambiente limpio no es solo responsabilidad del gobierno, sino que involucra a toda la sociedad. El GEF cuenta con una bolsa de 4 mil 300 millones de dólares que se destinarán a proyectos en diversos países, que en el pasado han mostrado la eficiencia en la implementación de tecnología verde.

 

Calentamiento global

 

El calentamiento global es el incremento a largo plazo de la temperatura promedio en la atmósfera. Este fenómeno se debe al aumento de gases de efecto invernadero emitidos en la atmósfera, producto de actividades desarrolladas por la sociedad

 

 

Gases que causan el calentamiento global
Elemento químicoFórmula Origen 
Dioxido de carbono  (CO2) Quema de combustibles fósiles y de biomasa, incendios forestales.
Gas Metano  (CH4) Cultivo de arroz, producción pecuaria, residuos sólidos urbanos y
emisiones fugitivas.
Óxido nitroso  (N2O)

Cultivos y producción pecuaria, residuos sólidos urbanos, entre otras
emisiones fugitivas.

Hidrofluorocarbono (HFC) 

Refrigerantes, producción de aluminio, solventes, aerosoles, producción
y uso de halocarbonos.

Plerfluorocarbono   (PFC)

Refrigeración, extinguidores, petroguímica, solventes en producción
de espumas, aerosoles, producción y uso de halocarbonos.

Hexafluoruro de azufre   (SF6)

Refrigerantes industriales, transformadores en redes de distribución
eléctrica, producción de aluminio, magnesio y otros metales, producción
y uso de halocarbonos.

 


Texto:Francisco Gutiérrez

Foto: CARBONNEUTRAL