La industria de la vivienda, tiene un balance positivo en los últimos diez años, ha generado un desarrollo muy importante a nivel nacional, tanto para atender las demandas de vivienda que necesita el país, así como un gran impulsor de la economía en general.

Algunos de los grandes logros que se observan en el sector en los últimos 10 años son las tasas de interés bajas, lo cual, ha permitido que los desarrolladores mejoren su capacidad; en tanto, a los compradores les ha facilitado mejores oportunidades de acceder a créditos para comprar vivienda.

Hoy existen empresas desarrolladoras más profesionales e innovadoras, que han entendido mejor lo que los clientes necesitan. Hoy, el mercado se ha compactado y quedan en la mesa empresas más sólidas y serias para atender las necesidades.

 

Director de Desarrollos Comerciales y Marketing de Grupo Copri.
Director de Desarrollos Comerciales y Marketing de Grupo Copri.

 

Sin embargo, algunos elementos han impedido un mejor desempeño del sector, entre ellos las crisis recurrentes, tanto internas como externas, al igual que la falta de regulaciones y certeza que tienen que dar las autoridades para llevar a cabo los proyectos.

En la actualidad, entre los grandes retos que enfrentan las desarrolladoras de vivienda, sobresale que las autoridades logren fijar políticas y tramitología que den certeza, para poder detonar proyectos más rápido.

De cara al futuro de largo plazo, veo un futuro positivo, siempre y cuando las reglas estén claras y se apoye a las empresas desarrolladoras, que al final son las que impulsan gran parte de la economía nacional.

En este contexto, Copri seguirá creciendo sólidamente como viene haciéndolo desde hace más de 25 años.

 


Texto:Alejandro Ballesteros

Foto: Real Estate Market & Lifestyle