La seguridad y certidumbre, aunadas a la estabilidad económica y financiera que prevalecen en el país, son el principal atractivo para las inversiones extranjeras.

Ciertamente nuestra nación ha crecido a tasas bajas en los últimos años; la inseguridad ha inhibido las inversiones, la clase política está desprestigiada, la economía interna no arranca y la sociedad no ha visto los beneficios de las reformas, pero sí el impacto del incremento reciente en impuestos. Bajo este escenario nos hacemos la pregunta: ¿por qué invertir en México? En esta nota hablaremos del tema desde el punto de vista bursátil y financiero.

En primer lugar hay que tomar en cuenta que nuestro país no es el centro del mundo, compite con otros mercados emergentes por flujos. Si la inversión en nuestro país resulta atractiva, los capitales van a llegar; si las condiciones no son propicias o existen mejores oportunidades, los capitales se irán buscando mayor rentabilidad.

Lo cierto es que a pesar de que hay mucho por hacer, nuestro país luce atractivo para los inversionistas internacionales.

 


Carlos Alberto González Tabares
Director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex Casa de Bolsa

 

México gran potencial de crecimiento

 

Al día de hoy, la economía global se encuentra estancada y son pocos los países que presentan estabilidad financiera, finanzas públicas sanas, inflación controlada y crecimiento.

Las condiciones económicas en nuestro país son buenas y dan mayor seguridad, certidumbre y confianza a los inversionistas, y más cuando nos comparamos con otros países emergentes de la región, como Brasil, cuyas condiciones de endeudamiento, inflación y crecimiento resultan poco atractivas.

Lo anterior se refleja en un menor riesgo para México (199 en comparación con 333 de Brasil), que quiere decir que los inversionistas están más dispuestos a invertir en nuestro país (exigiendo menores tasas), que  en otros países emergentes.

Adicionalmente, dependemos fuertemente de la economía norteamericana, pero en esta ocasión podemos decir que es de los pocos países que muestran recuperación y crecimiento. Esto, sin duda, es una noticia positiva para nuestro país, por el alto impacto económico que tiene para nuestra economía.

Otro de los puntos que observan los inversionistas internacionales es la necesidad que tienen los países de hacer reformas estructurales, en primer lugar para sanear sus finanzas, y en segundo lugar para darle estabilidad económica  y crecimiento sostenido. No obstante, estas reformas han sido difíciles de aplicar por el elevado costo político que tienen, aunado al bajo crecimiento que presentan la mayoría de los países, lo que podría llevarlos a un escenario de austeridad y de mayor desaceleración económica. En este sentido, nuestro país ha hecho lo más difícil: la aprobación de reformas. Ahora queda pendiente su correcta aplicación para la atracción de inversiones, generación de empleo y de mayor crecimiento.

Desde nuestro punto de vista todavía hay mucho por hacer, pero justamente ahí está el verdadero potencial de crecimiento. Actualmente estamos en un proceso de construcción, de pavimentar el camino para aprovechar los cambios venideros.

 

México presenta una economía estable que brinda seguridad, certidumbre y confianza de inversión.

 


Texto:Carlos Alberto Gonzáles Tabares

Foto: