Las actividades empresariales que inició el Ing. Carlos Slim, a los 25 años de edad forjaron la base del grupo que hoy se consolida con 50 años de trayectoria.

 

Este 50 aniversario lo celebramos muy especialmente, no sólo por lo que significa para Inbursa, sino también porque en 1965, a los 25 años de edad, el Ing. Carlos Slim, además de fundar Inversora Bursátil –Inbursa–, poco tiempo antes, llevó a cabo, simultáneamente, diversas actividades empresariales que forjaron la base del grupo actual, uno orgullosamente mexicano, integrado por un equipo de más de 337,000 personas compitiendo en 53 países alrededor del mundo.

Un grupo que siempre ha creído en México, invertido en México, creado empleos en México, crecido con México y contribuido al crecimiento de México. Adicionalmente, la Fundación Carlos Slim, que se formalizó hace 29 años, ha ayudado a combatir la pobreza, mejorando el bienestar de millones de personas. Esto a través de programas de alto impacto en educación, empleo, salud, nutrición, justicia, cultura, desarrollo humano, desarrollo económico, apoyo en desastres naturales, así como en la protección y conservación del medio ambiente.

A nuestras generaciones nos ha tocado vivir épocas muy variadas de la economía mundial, cambios históricos y grandes avances tecnológicos que han provocado que el conocimiento humano, que en el año de 1900 se duplicaba cada 100 años, actualmente se estima que esto sucede cada 12 meses.

 

Marco Antonio Slim
Presidente del consejo de administración de 
Grupo Financiero Inbursa Marco Antonio Slim Presidente del consejo de administración de Grupo Financiero Inbursa

 

Cuándo nos habríamos imaginado tener amigos que no conocemos ni nos conocen (personalmente), ahora las redes sociales lo permiten, o que nuestra oficina ya no sea un espacio físico, sino que estando conectados a través de un celular, podemos realizar las actividades laborales en cualquier lugar donde nos encontremos.

Hace medio siglo, cuando inició Inbursa, en el mundo había menos de la mitad de los habitantes que hay hoy en día. En México, en particular, la población era de sólo 40 millones y la esperanza de vida era de menos de 60 años; mientras que en el presente, es de más de 75. Hace 50 años, la mitad de la población era rural y actualmente representa menos de una cuarta parte; además, la economía se ha multiplicado por seis.

En sus primeros 50 años, Inbursa no ha sido ajeno a estas grandes transformaciones, ha vivido tanto épocas buenas de expansión macroeconómica, como de crisis globales y nacionales muy severas. Sin embargo, nunca ha perdido su solidez, dinamismo y desarrollo; por el contrario, cada año aprendemos más, tenemos mayores retos, más entusiasmo, mayor experiencia y una base más fuerte tanto humana como financiera.

Como decía mi abuelo Julián: “Todos los tiempos son buenos, especialmente para los que saben trabajar y tienen con qué hacerlo”. Así es, todos los tiempos son de oportunidad si se cuenta con una clara visión, una estrategia definida, pero adaptable y sobre todo un equipo humano preparado, coordinado, integrado y motivado.

Los logros alcanzados en estos 50 años se han construido con la vocación, talento y trabajo de muchos, miles de personas que bajo la cultura, visión y principios del Ing. Carlos Slim, hacen que una empresa chica se vuelva grande y que la grande no pierda las ventajas de la chica, cuidando no perder el piso, pero tampoco ponerse techo, nunca conformándose con lo logrado, actuando siempre con sentido de urgencia, con la convicción de que todo es mejorable, innovando y trabajando con pasión por la optimización, la eficiencia y el servicio.

En Inbursa estamos conscientes de que un grupo financiero tiene características que lo hacen distinto de cualquier otro negocio y eso nos obliga, en todo momento, a actuar teniendo muy presente el impacto que representa.

Por un lado, los clientes depositan su confianza, junto con su patrimonio, y por otro esos recursos, al prestarlos, hacen posible que muchas familias puedan acceder a bienes que de otra forma no podrían obtener; asimismo, las empresas aceleran su crecimiento, invirtiendo y generando más y mejores empleos. Es decir, la única forma de crecer y generar fuentes de trabajo es con inversión y para ello se requiere financiamiento.

Es por esto que en Inbursa continuaremos esforzándonos plenamente, para que nuestro trabajo repercuta día a día en el bienestar de tantas personas y familias, en el crecimiento de las empresas y en el desarrollo de nuestro país.

 

Desde hace 50 años trabajamos con el compromiso de siempre creer y crecer con México.

 

 

En el futuro, en el sector financiero, viviremos grandes avances, de los cuales algunos ya podrían considerarse una realidad, no habrá razón para que las personas tengan que acudir a una sucursal o se elimine el uso de papel, así como tampoco existan los cheques. Inclusive, estando todos conectados, para qué necesitar billetes y monedas.

En Inbursa tenemos esto muy claro y sabemos que estos avances no se pueden frenar, pero lo que sí puede y se debe, es acelerar el cambio y es en eso en lo que trabajamos a diario.

 

Gracias a todo el extraordinario equipo humano, que es la mayor fortaleza de Inbursa, con su convicción, dedicación y pasión, hacen realidad la visión y valores de este grupo, convirtiendo los obstáculos en retos, los problemas en soluciones y las oportunidades en realidades.

 

 

En este 50 aniversario quiero aprovechar para agradecer a quienes han contribuido a lo que hoy es Inbursa.

Agradecemos a ustedes, nuestros clientes, porque son ustedes nuestra razón de ser y la única forma de crecer es haciéndolo juntos; gracias a nuestros accionistas, quienes nos impulsan a ser perfeccionistas, su retroalimentación y exigencia son fundamentales para el continuo desarrollo de Inbursa; gracias a las autoridades, que nos regulan cuidando de que no nos desviemos en lo que hacemos; gracias a nuestros competidores los cuales nos ayudan a ser mejores; gracias a nuestra fuerza de ventas por acercar y estar siempre cerca de los clientes, ustedes hacen la diferencia entendiendo y atendiendo a los clientes con servicio personalizado; gracias al equipo directivo, ustedes con su liderazgo y ejemplo, además de identificar, motivar y desarrollar talento, son los responsables de que trabajemos todos como un mismo equipo, no buscando éxitos personales, sino resultados colectivos, ustedes definen la velocidad, la capacidad, la efectividad y la calidad en todo lo que hacemos, siempre evitando caer en la comodidad, la arrogancia y la autocomplacencia que es lo que lleva a las organizaciones a la decadencia; gracias a todo el extraordinario equipo humano, que es la mayor fortaleza de Inbursa, con su convicción, dedicación y pasión, hacen realidad la visión y valores de este grupo, convirtiendo los obstáculos en retos, los problemas en soluciones y las oportunidades en realidades.

Todos en Inbursa, desde hace 50 años, trabajamos con el mismo compromiso que este 50 aniversario reafirmamos, de siempre, creer en México y crecer con México.

 

Directivos del Grupo Financiero Inbursa Directivos del Grupo Financiero Inbursa

Texto:Marco Antonio Slim Domit

Foto: Real Estate Market & Lifestyle