Pretender ser grandes no necesariamente es hablar de tamaño, pero sí de una compañía de clase mundial en el mediano y largo plazo.

Si al inicio de la historia nunca se imaginaron el tamaño que podrían tener en cinco años, hoy es aún más difícil cuantificar lo que pueden lograr para el próximo lustro.

André El-Mann es muy concreto sobre el futuro para Fibra Uno (FUNO): “La ambición de esta empresa es ser una compañía de clase mundial”.

Los fundadores y el management de FUNO son prudentes en pronosticar de qué tamaño serán dentro de los próximos cinco años. Sin embargo, son muy puntuales en señalar que bajo el entorno que vivimos, ven a un México muy atractivo.

 

Mítikah es uno de los grandes proyectos por los que está apostando FUNO. Mítikah es uno de los grandes proyectos por los que está apostando FUNO.

 

Recordaron que en 1994, con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, se abrió una gran avenida de oportunidades que hoy se ha materializado en la industria manufacturera.

Con este ejemplo explican el por qué ahora ven un nuevo abanico de posibilidades con las reformas estructurales.

 

EL ENFOQUE DE FUNO ES ADQUIRIR LAS MEJORES PROPIEDADES GENERADORAS DE VALOR PARA SUS INVERSIONISTAS.

 

Hoy tenemos una serie de reformas, todo mundo se enfoca en la energética, en el peso del petróleo, porque es lo que está haciendo ruido ahora, pero a final de cuentas va a propiciar la disminución en el costo de la energía en el país, que nos va a hacer todavía más eficientes como economía y que generará más crecimiento. Al mismo tiempo, tenemos el bono poblacional, por lo que en suma México se vuelve más atractivo.

Esto demuestra que hay oportunidades para hacer nuevos desarrollos, no nada más para comprarlos. Un buen ejemplo es Mítikah, en la zona de Coyoacán de la Ciudad de México, que le compraron a Prudential Real Estate Investors. Se trata de un desarrollo de usos mixtos que tendrá alrededor de 1,000 millones de dólares de inversión.

Esta cifra se dice fácil, pero es un proyecto que va a tardar entre cinco y siete años en estabilizarse; es decir, tienen una visión de un México de mediano y largo plazos positivo, para atreverse a hacer desarrollos de esta magnitud.

En su opinión, hacen falta muchos proyectos de este tipo en el país, porque contamos con un mercado de Real Estate bastante joven, aunque con desarrollos de alta calidad y con oportunidades para consolidarlo.

Emprender proyectos de la magnitud de Mítikah, es algo que tienen en la mira; es lo que se puede esperar de FUNO en el futuro, porque hablar de crecer al doble o el triple respecto al tamaño que tiene hoy, es muy complicado.

 

Celebración del 5º aniversario de la colocación de FUNO en la BMV. Celebración del 5º aniversario de la colocación de FUNO en la BMV.

 

Actualmente son la compañía líder de México y América Latina en el mercado de bienes raíces, un sector cada vez más competido localmente y además ofreciéndole a sus clientes propiedades de la mejor calidad con precios competitivos en relación con lo que se puede encontrar en cualquier otra parte del mundo.

El enfoque del fideicomiso está en adquirir las mejores propiedades del mercado, generadoras de valor tanto para los inversionistas actuales como para todos los que adquieran certificados a través de la Bolsa Mexicana de Valores.

Pretenden que quienes inviertan en FUNO se sientan con la tranquilidad de que están enfocados en comprar los mejores portafolios inmobiliarios disponibles en el país y generarles valor con estos.

En FUNO dan por descontado que cuentan con el mejor equipo humano que se puede conjuntar en México, por lo que sus líderes están preocupados y ocupados en hacer de esta, una compañía que atraiga inversiones, nuevos proyectos, que genere empleo. Le están apostando al crecimiento de México, su visión está puesta en asemejarse a uno de los grandes internacionales y a ganarse el prestigio internacional.


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: F.Axel Carranza