Detrás de un excelente vehículo de inversión hay un gran equipo de management con el expertise necesario para crecer, innovar y marcar tendencia.

En Fibra Uno (FUNO), independientemente de cuál sea el performance y a dónde vaya la empresa, los inversionistas tienen que ver la calidad de los administradores y de los asesores.

Podrás tener muy buenos activos, pero si detrás no hay un buen administrador que conozca el mercado, definitivamente tienes un desastre. FUNO tiene hoy un equipo de ejecutivos de primer nivel, con gran experiencia y que hace al inversionista pensar que su dinero está bien custodiado.

Nosotros nos encargamos de la estructuración (parte legal) del vehículo. Ya habíamos venido trabajando en proyectos de Fibras desde 2005, pero ninguno llegó a buen puerto porque la regulación no estaba, los portafolios no eran los ideales y los sponsors probablemente no tenían la calidad moral adecuada para la magnitud de un proyecto como el día de hoy se plantea.

 

Guillermo Uribe 
Socio Holland & Knight México.
Guillermo Uribe Socio Holland & Knight México.

 

Era un campo completamente árido, no había ningún precedente y la creatividad de todos hizo que poco a poco sus elementos fueran cuadrando, a efecto de decir aquí está el producto y el primero fue FUNO.

Este fideicomiso fue resultado del trabajo arduo de muchas personas convencidas de que el proyecto cumpliría con sus expectativas personales de tener un negocio completamente institucional.

En el proceso de estructuración y colocación lo más destacado fue la capacidad que se tuvo de negociar con las diferentes instancias de gobierno para lograr un régimen adecuado para el lanzamiento. Les planteamos un producto que cumplía con sus expectativas en lo que a la protección de los intereses del público inversionista se refiere.

Muchas de las Fibras que siguieron a FUNO utilizaron la misma estructura aun y cuando eran negocios diferentes; pero eso da idea del impacto que tuvo la forma en que se estructuró la primera Fibra del mercado mexicano.

Aunque el camino fue largo y complicado, al día de hoy ves la historia de éxito de FUNO y el potencial crecimiento que todavía tiene es impresionante.

 

La evolución de FUNO

 

Nadie hubiera podido pensar que FUNO sería, en el año cinco, uno de los Reits más importantes en el mundo por su nivel de capitalización. En México, es el dominante.

La historia de FUNO es una historia de éxito, pero si sus administradores no hubieran tenido esa capacidad y esa calidad moral como la tienen los El-Mann y Attie, pues a lo mejor hubiéramos hablado de una Fibra x que salió en el 2011 y que a lo mejor sigue listada en el mercado pero que no tiene operaciones en el mercado secundario, no ha crecido y tiene un valor de capital inferior.

Creo que es un éxito continuo porque llegar no significa nada, lo que realmente importa para efecto de lo que es el desarrollo del mercado de Fibras es que cada año FUNO creció, entregó lo que prometió y más.

 

A solo cinco años, FUNO se posiciona como uno de los Reits más importantes en el mundo y el más grande en México.

 

El impacto en el mercado inmobiliario

 

Hoy tenemos un mercado inmobiliario en el que todas las personas que se dedican a la compraventa y construcción de bienes inmuebles, saben lo que son las Fibras y casi todos les han vendido algo.

Muchos de ellos están pensando en desarrollar para tener un producto estandarizado y tener posibilidades de una salida fácil para una Fibra. Se están levantando fondos al día de hoy con el único objetivo de desarrollar ese producto que las Fibras están demandando.

El financiamiento privado al mercado inmobiliario tuvo una época muy buena en los años previos a la crisis de Estados Unidos (2007-2008), los fondos de inversión extranjeros estaban encantados en México pero vino la crisis y todos huyeron. Y fue con el nacimiento de FUNO cuando el acceso a las fuentes de recursos para este sector cambió totalmente.

 

Un vehículo global

 

La estructuración de FUNO se pensó exclusivamente para el mercado local; pero desde las primeras rondas de trabajo, se consideró que por el tamaño del vehículo, el mercado mexicano probablemente no iba a dar lo que se quería en potencial de crecimiento. Fue necesario migrar a una estructura que cumpliera, también, con los requisitos necesarios para que los extranjeros pudieran invertir.

En la Oferta Pública Inicial (IPO por sus siglas en inglés) participaron quienes invertían en riesgo de países como México y en las subsecuentes colocaciones se sumaron los especializados en mercados inmobiliarios. Es un hecho que no habría sido posible la colocación de FUNO sin la participación de los primeros.


Texto:Guillermo Uribe

Foto: FACAX