El crédito hipotecario es el instrumento más importante para que una persona o familia construya en el mediano y largo plazo un patrimonio, porque facilita el acceso a una casa o un departamento propio.

Dentro del ciclo productivo de toda persona, cuando se toma la decisión de independizarse del núcleo familiar o decide conformar su propia familia, demanda de forma inmediata un inmueble. Sin embargo, normalmente ese paso se da a través de la renta de un departamento o casa, el cual representa un gasto importante dentro del presupuesto familiar o individual.

Con el paso de los años, el arrendamiento de un inmueble no nos ofrece ningún patrimonio,  más bien representará un costo que año con año va en aumento.

En cambio, la posibilidad de acceder a un crédito hipotecario representa la oportunidad de pagar también una mensualidad, al igual que la renta, pero con la diferencia que al paso de los años, el inmueble será suyo.

 

Corporativo de HSBC.
Corporativo de HSBC.

 

Bajo este escenario, cuando usted se pregunte cuándo es el mejor momento para comprar una vivienda, siempre la respuesta será “hoy se puede iniciar ese patrimonio” a través de un crédito hipotecario como el que ofrece HSBC, quien actualmente ofrece tasas de interés desde 8.45%, muy por abajo del promedio de toda la banca en México.

Para comprenderlo mejor, hicimos este pequeño ejercicio comparativo, donde dos personas evalúan qué es mejor, rentar o comprar su casa.

Paco y Héctor son compañeros de trabajo, ambos son solteros, con 30 años de edad y el ingreso mensual de cada uno es de 18,455 pesos; en ambos casos consideramos que su sueldo avanza anualmente conforme lo hace la inflación.

Ambos han decidió iniciar su vida independiente, pero el primero opta por rentar un inmueble y el segundo acudir a un crédito hipotecario de HSBC para iniciar su patrimonio.

Consideramos que hoy es el año cero y Paco decide pagar la renta de un inmueble que le cuesta 6,459 pesos mensuales, es decir, representa el 35% de su ingreso. Este monto, bajo contrato, se determina que año con año irá incrementándose a la par de la inflación.

Al mismo tiempo, al evaluar sus ingresos y sus necesidades Héctor decide adquirir un inmueble con un valor de 1 millón de pesos (mdp) a través de un crédito hipotecario en HSBC con tasa del 8.45% a un plazo de 20 años, solicitando el 70% del financiamiento, lo que determina una mensualidad de 6,459 pesos. A diferencia de Paco que año con año tendrá que pagar más renta por el aumento de la inflación, Héctor pagará durante toda la vida del crédito la misma mensualidad, porque su crédito es a tasa fija y pagos fijos.

A los cinco años, la renta mensual del inmueble de Paco ya es de 7,945 pesos y sigue representando el 35% de su ingreso que para entonces es de 22,699 pesos. Mientras que Héctor sigue pagando su mensualidad idéntica desde el primer mes y ahora este monto ya representa el 28% de su ingreso.

Con el paso de los años, ambos han formado una familia y tiene dos hijos y sus gastos se han incrementado. Al llegar a los 20 años, Paco paga una mensualidad de 14,784 pesos por el arrendamiento del mismo inmueble y sigue representando el 35% de su ingreso, además durante todos esos años pagó 2.46 mdp de renta, pero la casa no es de él.

En cambio, al año 20 Héctor sigue pagando los mismos 6,459 pesos mensuales por el pago de su crédito hipotecario, que para entonces sólo representa el 19% de su ingreso. Durante todos esos 20 años pagó 1.55 mdp, pero al finalizar este periodo la casa ya es de su propiedad y ya nunca más pagará un peso por ella.

Algo muy importante es que cada año el valor de su patrimonio podría verse incrementado por efecto de la plusvalía.

Después de 20 años, la situación económica de ambos es muy diferente, Héctor ya no paga ninguna mensualidad y es dueño de su casa, mientras que Paco seguirá pagando una renta mensual y nunca será dueño de la casa que habita. Sin duda Héctor tomó la mejor decisión durante dos décadas, porque el crédito hipotecario le permitió formar un patrimonio para él y su familia.

Con los ejemplos anteriores se demuestra que la compra de un bien inmueble es una de las inversiones que puede rendir mayores beneficios.

Con tasas de interés desde 8.45%, ¡hoy es el mejor momento de adquirir su hogar con HSBC!


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: F. AXREL CARRANZA