La consolidación de la inversión pública y privada impulsan el crecimiento y desarrollo económico de México.

Los fondos de capital privado han sido un elemento importante para el crecimiento de México, ya que han detonado directamente la acumulación de capital nacional y extranjero y han impulsado la inversión en los diferentes sectores de la economía.

Una de las principales razones de este detonante ha sido la institucionalización de estos fondos, ya que han creado una nueva posibilidad para la diversificación de los portafolios de importantes instituciones.

Los fondos institucionales de capital privado han logrado generar interés en las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) desde 2009 y se ha observado un incremento de inversiones en activos productivos durante los últimos dos años. Es importante recalcar que estas Afores no han explotado totalmente este recurso, por lo que esperamos que volteen a ver más a dichos instrumentos.

 

 

Especialmente, el mercado inmobiliario se ha beneficiado de vehículos institucionales como los fideicomisos de infraestructura y bienes raíces (Fibra) y los certificados de capital de desarrollo (CKD), ya que éstos han incrementado la oferta de recursos debido a la incorporación de un esquema compatible con las necesidades actuales.

El crecimiento y la madurez del mercado inmobiliario nos permitirá expandir los horizontes de inversión, generando una derrama económica importante en los mercados comerciales e industriales, en los diferentes destinos de México.

Respecto a la situación actual del mercado inmobiliario, hemos observado que la demanda de espacio AAA en oficinas y comercial se ha incrementado considerablemente, no sólo en la Ciudad de México, sino en los principales clusters industriales y logísticos. Este tipo de clusters incrementarán los recursos en ciudades como Tampico, Chihuahua, Monterrey, Coatzacoalcos, Ciudad del Carmen, Mérida y Saltillo.

Por otro lado, los factores estables y el crecimiento comercial y de vivienda nos permite observar una tendencia a la alza en precios de renta y el espacio de habitación, derivado de la sana evolución de la industria.

Es de esperarse que el sector inmobiliario siga consolidándose como un elemento clave dentro de la dinámica nacional, con una inversión sostenida en el corto y mediano plazo, creando así una etapa de madurez que garantizará atractivos rendimientos a los inversionistas. Además, los nuevos instrumentos como los Fideicomisos Hipotecarios, y la continuidad de la expansión de los CKD y los Fibras, seguirán impulsando este sector, llevándolo a un mayor nivel de inversión con riesgos controlados.

 

Desarrollo estructural

 

Con la correcta aplicación de las reformas estructurales, podemos estimar un incremento en el crecimiento económico debido a la importante inversión esperada en el sector de la energía, la cual generará crecimiento en otros sectores que se relacionan directa e indirectamente con el sector energético. Las autoridades han estimado que la reforma energética incrementará gradualmente la inversión privada en el sector hasta alcanzar 25,000 millones de dólares (mdd) para el 2020. Con esto se espera que los fondos de capital privado tengan un mayor financiamiento y oferta de recursos para en proyectos de infraestructura y energía.

La baja del mercado en general (impulsado por la baja en los precios del petróleo, que impactan los ingresos del sector público y por lo tanto la inversión pública) ha enfocado los retos de los fondos de capital privado y del sector inmobiliario a la correcta toma de decisiones y a un excelente manejo del gobierno corporativo.

Esto se vuelve fundamental cuando hablamos de alinear la inversión privada y pública, de tal forma que la primera sirva como complemento de la segunda y se dé una consolidación de ambas para impulsar el crecimiento de México.

Artha Capital ha observado la evolución de los fondos de capital privado y ha sido un participante activo en el sector privado, enfocándose en detonar la economía regional en los sectores inmobiliarios e industriales. La empresa busca alinear sus intereses de inversión con aquellos que se dan naturalmente por la situación económica y política actual en México.

El crecimiento esperado en sectores tales como automotriz, aeronáutico y manufacturero, generan sinergias con industrias directa e indirectamente relacionadas con dichos sectores.

Artha Capital ha elaborado un modelo estratégico y estructurado para el desarrollo y operación de una amplia gama de activos reales directamente de alto impacto económico. Además, nuestro sólido gobierno corporativo evalúa las diferentes oportunidades y los sectores altamente competitivos que permitan crear una sólida plataforma que provea a nuestros inversionistas retornos atractivos con riesgos controlados.

 

* El autor es socio-director de Artha Capital

 


Texto:Gerrman Ahumada Alducin

Foto: Real Estate Market & Lifestyle