Un historial confiable y pagar a tiempo, conlleva grandes ventajas a los acreditados.

Entre las condiciones básicas para poder tener acceso a un crédito hipotecario es contar con un buen historial crediticio. Sin embargo, hay muchas ideas erróneas sobre lo que es y lo que no es; tanto en el tema de Buró de Crédito como en el de historial crediticio.

Si se acercara un compañero de trabajo a pedirle 5,000 pesos prestados, ¿lo haría? Su respuesta dependerá de la confianza que le inspire esa persona. Si la conoce desde hace tiempo y ha visto que paga puntualmente, es probable que acepte prestarle. Por el contrario, si lleva poco de conocerla y no sabe si paga adecuadamente, tendría muchas dudas. En este caso, el conocimiento de la persona y la experiencia que ha tenido al pagar sus préstamos son la clave para decidir si puede confiar en que le pagará.

 

 

Algo parecido ocurre cuando se acude a un banco o una tienda de autoservicio, a solicitar un crédito: la institución necesita conocer información sobre usted y la forma en que ha pagado los créditos que tuvo o tiene, a fin de calcular si puede confiar en que pagará adecuadamente.

Al solicitar el financiamiento la empresa otorgante buscará conocerlo más a detalle: edad, domicilio personal y de empleo, estado civil, nivel de ingreso, etc.

De igual modo, para conocer la trayectoria que ha seguido en el pago de sus adeudos, le pedirá autorización para consultar su historial crediticio; es aquí donde entra el Buró de Crédito; organismo que se encarga de recopilar la información necesaria para integrar un perfil completo de su recorrido en el manejo de financiamientos. Este historial, llamado “Reporte de Crédito”, es una radiografía que le permite conocer su nivel de salud crediticia actual, identificar sus puntos fuertes y detectar cualquier problema.

 

Wolfgang Erhardt <br />Vocero nacional de Buró de Crédito.
Wolfgang Erhardt
Vocero nacional de Buró de Crédito.

 

La certidumbre de una institución hacia los sujetos de crédito es clave para el otorgamiento de los mismos. 

 

Consultar el historial crediticio le ofrece a la empresa otorgante un elemento muy importante: certidumbre. La información de su historial le permite hacer un diagnóstico claro de su situación crediticia actual, lo cual favorece que pueda darle una respuesta más rápida y que se reduzcan los costos de evaluación e investigación.

El historial crediticio y la solicitud de crédito, que una persona llena al momento de solicitar un crédito, le permiten a la empresa que va a otorgar el crédito calcular su capacidad crediticia para ajustar el monto del préstamo a lo que realmente puede pagar, esto le ayuda a no sobre endeudarse y disminuir, al mismo tiempo, los riesgos de impago.

El Buró de Crédito no rechaza ni autoriza créditos, en realidad es un archivo que ofrece información valiosa para que, tanto los que solicitan como los que otorgan el crédito, cuenten con mejores elementos para tomar decisiones. Buró de Crédito es simplemente una herramienta que necesita aprender a usar para aprovechar al máximo las ventajas ofrece.

Sin embargo, mitos infundados han hecho que se difundan algunas ideas falsas sobre el Buró de Crédito. Un ejemplo es que las personas piensan que entran cuando dejan de pagar.

 

Estar en el Buró de Crédito no es negativo,  es la herramienta de historial crediticio.

 

Mantener un buen historial crediticio le ayudará a obtener mejores créditos en el futuro.
Mantener un buen historial crediticio le ayudará a obtener mejores créditos en el futuro.

 

En realidad comenzó a tener un historial en Buró de Crédito desde el momento en que solicitó un crédito. Una vez que lo obtiene, el historial empieza a reflejar cómo paga cada uno de sus financiamientos, de forma mensual; su historial mostrará tanto los pagos puntuales como los retrasos de pago; la idea es ofrecer una visión completa.

Es por ello que es muy deseable que siempre pague puntualmente sus créditos. Esta buena decisión hará que su historial sea muy atractivo y le ayude a obtener nuevos créditos en el futuro y, en muchas ocasiones, a conseguirlos a mejores precios. Esto último sucede porque el buen manejo de sus créditos eleva su Score de Buró de Crédito; cifra que engloba y se desprende de su Reporte de Crédito, la cual le indica a las empresas que prestan qué probabilidades hay de que usted sea un buen cliente en el futuro.

Mientras más alto se su Score, menos riesgo de impago representa, y como tanto el precio de créditos como el hipotecario está íntimamente ligado al riesgo se podría beneficiar con una tasa de interés más baja.

 

En Buró de Crédito está la información crediticia de quienes tienen o han tenido al menos un crédito en los últimos seis años.

 

El historial crediticio y su Score son dos de los factores que los otorgantes de crédito consideran para tomar sus decisiones. Otros elementos pueden ser edad, lugar donde vive, nivel de ingresos, si tiene personas que dependan económicamente de usted, nivel de endeudamiento, capacidad de pago, etc.

Las empresas otorgantes toman en cuenta toda esta información y la contrastan con sus criterios y políticas de negocio y riesgo para tomar sus decisiones.

Por ello, si una empresa rechaza su solicitud de crédito, no quiere decir que no sea atractivo para alguna otra; todos tienen criterios diferentes.

Si presenta retrasos en sus pagos, de preferencia, póngase al corriente, su historial se actualizará a más tardar en 10 días para decir que nuevamente está bien en sus pagos. Si el crédito lo rebasó, contacte de inmediato a la institución que le prestó y reestructure su crédito, así podrá seguir siendo un buen pagador. Otra alternativa es pedir una quita, pero recuerde que es un pago parcial de la deuda y en su Reporte de Crédito se verá que hubo un quebranto para la empresa que le prestó y eso no se ve bien. No pagar es la peor opción porque genera un historial poco atractivo e intereses, haciendo que su deuda crezca.

Si aún no cuenta con experiencia crediticia; es decir, no está en Buró de Crédito, sería altamente recomendable que, de acuerdo a su presupuesto y posibilidades económicas, empiece a manejar algún financiamiento del sector financiero o comercial para construir su Reporte de Crédito. Recuerde que si no cuenta con un historial crediticio, es prácticamente un extraño para el sistema financiero y las empresas que prestan se encontrarán con el siguiente dilema: ¿le podemos prestar a un extraño varios millones de pesos para que se compre una casa? Es una pregunta difícil, por ello es mejor ser un atractivo conocido a través del historial crediticio. O ¿se arriesgaría a perder su dinero al prestarle a un extraño esos millones?

 

Entre menos impagos presente mayor será su Score.
Entre menos impagos presente mayor será su Score.

 

El Buró de Crédito permite a las instituciones obtener certeza acerca del perfil de cada solicitante de crédito.

 

Justamente ésa era la pregunta que se hacían los otorgantes de crédito previo al nacimiento de Buró de Crédito hace ya 20 años.

Antes no había información crediticia, no se podía calcular la capacidad de pago, era imposible saber si el potencial cliente era un buen pagador o no y los costos de investigación eran altos, además de tardados.

Buró de Crédito vino a darle solución a ese mar de incertidumbre y por ello, desde su creación, la llave de crédito se ha abierto como nunca antes. Como mencionaba anteriormente, el riesgo y el precio están íntimamente ligados, por lo que Buró de Crédito ha sido uno de los factores que le ha permitido al sistema financiero reducir sus riesgos y pasar el beneficio a los consumidores en tasas de interés cada vez más bajas; el crédito hipotecario es un perfecto ejemplo de esto.

 


Texto:Wolfgang Erhardt

Foto: DDB, injo martinez, mt, Buró de crédito, arhome